19.2 C
Zacatecas
martes, 6 diciembre, 2022
spot_img

Caso-Triumph: el neoporfirismo en Zacatecas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS VARGAS •

El modelo de hacer crecer la economía con la absoluta prioridad de la Inversión Extranjera Directa no ha traído los frutos por los cuales se estimula esta vía de generación de empleo: elevar el nivel de vida de la población del estado. La instalación de empresas extranjeras pasa de ser un medio a convertirse en un fin, al grado que la finalidad de generar beneficios para los trabajadores de la entidad queda subordinada a las condiciones que ponen las empresas. Es decir, los trabajadores ya no son el objetivo de la política económica del gobierno, sino el medio (incluso desechable) para el bienestar de la empresa.

- Publicidad -

El caso de la empresa norteamericana Triumph (productora de componentes y accesorios para aviones) es paradigmática. Gobierno del Estado, desde la pasada administración, donó 150 hectáreas de la zona de Calera a la empresa para que se instalara sin problemas en terrenos preferentes, dedicó recursos públicos para capacitarle a su personal a través de la Universidad Tecnológica de Zacatecas, y también en el acceso de servicios públicos de energía eléctrica, agua y drenaje en las 35 hectáreas de inicio de la obra. Y no sólo: les redujeron el impuesto sobre nómina y les regalaron procesos de capacitación a través del Servicio Nacional de Empleo. En suma, la empresa extranjera goza de todas las ventajas, comodidades y privilegios. ¿Y de qué ventajas gozan los trabajadores?

Es legendaria en México la corporación sindical de centrales obreras que sirven para sujetar al trabajador en la exigencia de sus derechos. En vez de verdaderos sindicatos son verdaderos dispositivos de control obrero: es el vetusto caso de la CROC. El sindicalismo corporativo mexicano ha pasado a la historia como el negocio de líderes enriquecidos y eternizados en sus puestos a costa del sudor de los obreros y de los jugosos acuerdos con los patrones, donde sólo las cuentas bancarias de dichos líderes y funcionarios gubernamentales salen beneficiadas.

Los trabajadores de Triumph, con atípico  valor civil, salen a exigir su derecho a la libre asociación y filiación sindical, pero reciben despidos injustificados, intimidación por las llamadas fuerzas del orden, e indiferencia del Gobierno Estatal. Y el número de despidos aumenta. Entendemos que el gobierno debía estar del lado de su pueblo, pero no ocurre así. La empresa recibe no sólo  privilegios y apoyos, sino todas las atenciones; y los trabajadores nada. En general el gobierno mexicano ha emprendido una cruzada contra los derechos laborales de los mexicanos, ahí está la Reforma Laboral que precariza el empleo y la educativa que vulnera los derechos a la seguridad en el trabajo; y un indicador esencial: la desigualdad funcional, donde el trabajo en este país recibe ya menos de 30 por ciento de la riqueza anual nacional. Si revisamos la historia de México, observamos que estamos en el regreso al porfiriato, no es gratuita la reivindicación de este personaje por parte de televisoras e intelectuales orgánicos a partir de la posible repatriación de sus restos. En suma, con la muestra de Triumph vivimos el neo-porfirismo en Zacatecas.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img