18.8 C
Zacatecas
viernes, 1 marzo, 2024
spot_img

■ Netanyahu no aceptó las condiciones para liberar más rehenes, asegura Hamas

Israel mata a 184 personas al acabar la tregua

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Tel Aviv. Israel ha reanudado su guerra contra Hamas al terminar el cese del fuego de siete días, en lo que un funcionario de Naciones Unidas describió como el infierno en la Tierra ha vuelto a Gaza.

- Publicidad -

Aviones israelíes golpearon la franja ayer, después de que las pláticas para extender la tregua de una semana se derrumbaron. Palestinos heridos y cuerpos de los muertos fueron llevados a hospitales, y otros salieron a las calles en busca de sitios seguros.

Más de 184 palestinos perecieron y 584 resultaron heridos en los ataques de ayer, según funcionarios del Ministerio de Salud en Gaza, gobernada por Hamas. Israel ha bombardeado Gaza durante semanas después del ataque de Hamas en su territorio el 7 de octubre, en el que dio muerte a mil 200 personas y capturó a 240 para llevarlos como rehenes a la franja.

Funcionarios de Salud del territorio controlado por Hamas afirman que más de 15 mil personas han perecido desde el comienzo de la operación militar israelí. Los ataques aéreos han sido apoyados por una ofensiva terrestre y un bloqueo que ha causado escasez de agua, comida, combustible y suministros médicos.

Urgen medicinas y comida

La ONU consideró que la renovación de combates empeorará la emergencia humanitaria extrema. El infierno en la Tierra ha vuelto a Gaza, expresó Jens Laerke, vocero de la oficina humanitaria del organismo en Ginebra. La tregua de una semana permitió que más de100 rehenes salieran de Gaza, entre israelíes y de otras naciones, a cambio de más de 180 palestinos retenidos en cárceles israelíes. También permitió a los pobladores de Gaza un respiro ante los bombardeos y el ingreso de más ayuda en el territorio. Ese nivel de asistencia, que las agencias señalan que no era suficiente para satisfacer las necesidades de los residentes, está ahora en riesgo.

Laerke indicó que la tregua de una semana permitió que convoyes humanitarios mayores entraran en la franja densamente poblada, e incluso llegaran al norte de Wadi Gaza, que antes de la pausa casi no había recibido víveres. Con la reanudación de la guerra, nos tememos que la continuación de la ayuda está en duda, añadió.

El secretario estadunidense de Estado, Antony Blinken, hizo eco a las acusaciones israelíes de que Hamas empezó a disparar misiles antes del término de la pausa en las primeras horas del viernes, lo que desencadenó la suspensión.

Sirenas de ataque aéreo sonaron alrededor del final de la tregua, a las 7 horas locales, en la población sureña israelí de Sderot, cerca de la frontera con Gaza. Hamas también acusó a Israel de violar el cese el fuego.

En Dubái, donde asiste a la cumbre COP-28, Blinken manifestó a los reporteros que el grupo rechazó los términos de liberar a ciertos rehenes y comenzó a disparar cohetes antes del final de la pausa.

Poco después de las 7:30 horas locales, se podía ver humo desde los escombros de edificios golpeados por la más reciente batería de ataques israelíes.

Militares israelíes informaron que sus fuerzas de tierra, aire y navales atacaron más de 200 de los que llamaron objetivos de terror en el enclave.

Esta mañana, como prometimos, reanudamos el ataque, dijo en un comunicado el ex ministro de Defensa, Benny Ganz, quien se unió al primer ministro Benjamin Netanyahu en un gobierno emergente de unidad el mes pasado.

Uno de los primeros ataques destruyó un edificio grande en Jan Yunis, en el sur de Gaza. Momentos después se vio a residentes buscando frenéticamente sobrevivientes entre los escombros mientras los médicos se dirigían al lugar. Un herido fue sacado en camilla.

Residentes de Gaza comentaron su temor de que el bombardeo de las partes sureñas del enclave pudiera anunciar una expansión de la guerra hacia zonas que Israel había descrito como seguras, pues sus fuerzas se habían enfocado en el norte.

Panfletos distribuidos desde el aire en lugares del este de la ciudad principal del sur, Jan Yunis, ordenaban evacuar a los residentes de cuatro poblados, no hacia otras zonas de Jan Yunis como en el pasado, sino más al sur, a la saturada ciudad de Rafá, en la frontera con Egipto. Tienen que evacuar de inmediato e ir a los albergues de la zona de Rafá. Jan Yunis es una peligrosa zona de combate. Están advertidos, decían los folletos, redactados en árabe.

Israel difundió un enlace a un mapa que muestra Gaza dividida en cientos de distritos, los cuales anunció que se usarían en el futuro para comunicar cuáles áreas serían seguras.

El reinicio de hostilidades en Gaza es catastrófico, expresó Volker Turk, alto comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos. Llamo a todas las partes y estados con influencia sobre ellas a redoblar esfuerzos, de inmediato, para lograr un cese del fuego con fundamento humanitario y de derechos humanos.

Urge un verdadero cese el fuego: Guterres

En un mensaje en la red social X, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, declaró que lamentaba la reanudación de hostilidades y esperaba que pudiera lograrse una nueva pausa. El retorno a las hostilidades sólo muestra lo importante que es tener un verdadero cese humanitario del fuego, manifestó.

Al demandar un cese duradero del fuego, la agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expresó que la inacción en Gaza constituye una aprobación de la matanza de niños. El vocero de Unicef, James Elder, publicó un video de un hospital infantil en Jan Yunis hora y media después del fin de la tregua. El cese del fuego ha terminado, dijo. Ya podemos oír el bombardeo. Un proyectil dio a 50 metros de aquí.

Los combates se reanudaron también en el norte de Israel, en la frontera con Líbano, después de que Hezbolá, grupo respaldado por Irán y aliado de Hamas, informó haber realizado varios ataques a posiciones militares israelíes en la frontera, en apoyo a los palestinos de la franja de Gaza.

El ejército israelí aseguró que su artillería atacó fuentes de fuego de Líbano y que las defensas aéreas habían interceptado dos proyectiles lanzados. También afirmó haber atacado una célula terrorista. En varias ciudades del norte de Israel sonaron sirenas de advertencia de posibles impactos de cohetes, ante lo cual los residentes corrieron a refugiarse.

La renovación de hostilidades también ha aumentado las preocupaciones por unos 140 rehenes que permanecen en Gaza. La ubicación de algunos de ellos es incierta.

El alto el fuego comenzó el 24 de noviembre. En un principio duró cuatro días y luego se extendió varios días con ayuda de Qatar y Egipto como socio mediador. Durante la tregua de una semana, Hamas y otros militantes en Gaza liberaron a más de 100 rehenes, la mayoría israelíes, a cambio de 240 palestinos liberados de prisiones en Israel.

Qatar señaló que continuaban las negociaciones con israelíes y palestinos, con la esperanza de restaurar la tregua, pero que la renovación de los bombardeos israelíes complica sus esfuerzos.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img