IPN tuvo participación muy importante en el movimiento estudiantil de 1968

IPN tuvo participación muy importante en el movimiento estudiantil de 1968
Los estudiantes de la UNAM no encabezaron el movimiento, sino que fue de manera conjunta entre ambas instituciones FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

Suceso, sin ser investigado; es la UNAM la que reliza más eventos conmemorativos

Ese año fue convulso en todo el mundo; en varios países hubo movimientos: académicos

 

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) tuvo una participación muy importante en el movimiento estudiantil de 1968, pero debido a que no ha sido suficientemente investigado, esa organización se ha focalizado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmaron historiadores.

Durante un conservatorio realizado ayer en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería campus Zacatecas (Upiiz), plantel adscrito al IPN, señalaron qu para muchos estudiosos, el movimiento estudiantil le dio fama a la UNAM, pero “el poli puso los muertos”.

El historiador Eduardo Jacobo Bernal indicó que el IPN “no ha tenido una historia tan profundamente investigada como la UNAM. El poli participó de una manera muy activa, fue un pilar del movimiento, y sin embargo es la UNAM la que se lleva la mayor parte de la presencia en los eventos conmemorativos del 50 aniversario del 2 de octubre de 1968”.

Refirió que los estudiantes de la UNAM no encabezaron el movimiento, sino que fue de manera conjunta entre ambas instituciones, al grado de que las asambleas no solamente se realizaban em Ciudad Universitaria, sino también en Zacatenco y Santo Tomás.

Mencionó que el IPN no está exento de la presencia de porro, y en ese momento, pertenecían a la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos, organización que estaba subsidiada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, ese grupo convocó a los estudiantes a no participar a marchas, a abandonar la huelga hay regresar a las aulas, por lo que los jóvenes desconocieron a la organización en el Consejo Nacional de Huelga.

Carlos Flores Cortés, docente de preparatoria en la UAZ, expuso que el movimiento de 1968 puede revisarse y analizarse a través de la literatura, ya que se han escrito libros que desde diversas perspectivas han abordado el tema.

“La literatura nos da la parte humana, el testimonio sensible de ese suceso. Vamos a encontrar en las letras de los autores muchas cuestiones que se escapan de la historia que tienen que ver con las vivencias”, dijo.

Refirió que ese año fue convulso en todo el mundo, ya que en muchos países hubo movimientos estudiantiles, intelectuales y artísticos que se rebelaron contra el establecimiento del Estado cada vez más autoritario.

En ese contexto, muchos autores han escrito obras sobre el movimiento estudiantil y la masacre de Tlatelolco, pero abordado desde diversas perspectivas, incluyendo la oficialista, pues hubo escritores contratados para escribir libros en los que se minimizó el hecho.

Por su parte, Ernesto Flores Escareño, egresado de maestría en Estudios Latinoamericanos de la UNAM, expuso que el movimiento estudiantil en México tuvo como antecedente la revuelta en la Universidad de Córdoba, Argentina, en 1918, que pugnó por una reforma universitaria que contemplara la libertad de cátedra.

50 años después, en 1968, mencionó que en varios lugares del mundo los jóvenes se rebelaron contra determinados poderes: en México contra el sistema político autoritario, en Francia contra el sistema económico.

“La idea del movimiento del 68 debe ir más allá de la masacre del 2 de octubre, pues debe recurrir un planteamiento político pero también debe recurrir al cuestionamiento del autoritarismo en los gobiernos latinoamericanos que a su vez provocan revueltas de los estudiantes y que las calles y los espacios públicos sean utilizados como espacios de discusión”, concluyó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70