Pide UNTA celeridad en asunto que enfrenta a comunidades de Mazapil y Frisco-Tayahua

Pide UNTA celeridad en asunto que enfrenta  a comunidades de Mazapil y Frisco-Tayahua

■ Minera, sin comprobar que tierras del municipio sean de su propiedad

■ Empresa sólo exhibió una escritura de fusión entre dos compañías

Hasta el pasado lunes 21 de agosto a las 18 horas, la minera Tayahua SA de CV, subsidiaria de Frisco, empresa de Carlos Slim Helú, no había presentado el documento que acredite la propiedad sobre las tierras en que desarrolla trabajos de extracción en Mazapil, Zacatecas.

Así lo hizo saber, Luis Armando Bastarrechea Sosa, director general de Regularización de la Sedatu, a su superior, el subsecretario de Ordenamiento Territorial de la dependencia federal, Enrique González Tiburcio, e integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), en la reunión realizada en misma fecha.

Al encuentro celebrado en las oficinas centrales de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, ubicadas en el piso 19 de Paseo de la Reforma 99 en la Ciudad de México, asistieron además, Marcos Ibarra Infante, coordinador general de delegaciones y otros funcionarios de la dependencia.

“A la fecha, la empresa no ha presentado documentación que pruebe que esas tierras salieron del dominio de la nación. Y por tanto, si esto no ha sido comprobado, tampoco el que se hubiera hecho mediante título legalmente expedido”, precisó Efraín Arteaga Domínguez, representante de la UNTA en Zacatecas.

El pasado lunes se acordó darle celeridad al tema, en virtud de que desde el pasado diciembre terminaron los estudios técnicos al respecto.

Esto es, entre el 6 al 10 del mismo mes se realizaron trabajos de medición y deslinde, localizándose las mojoneras de todos los ejidos colindantes al polígono en disputa entre la Frisco-Tayahua y habitantes de las comunidades de Salaverna, Santa Olaya y Las Majadas, estas últimas, que defiende en este litigio la UNTA.

En recientes semanas también se informó en esa reunión, el propio Bastarrachea Sosa ha revisado personalmente el expediente del caso, que expuso Arteaga Domínguez, exhibe “posturas totalmente contrapuestas- de las partes en conflicto.

Mientras que los posesionarios de las tierras de las comunidades de Salaverna, Las Majadas y Santa Olaya sostienen que se trata de un polígono de 4 mil 600 hectáreas que son terrenos nacionales, la empresa dice que por lo menos 3 mil 584 de aquellas son propiedad privada de Tayahua SA de CV.

La minera ha exhibido una y otra vez para tratar de acreditar la propiedad, una escritura expedida por un notario en Saltillo en el año de 1920, que se dio de alta en el Registro Público de la Propiedad en Concepción del Oro en 1998, 78 años después.

El documento no es una escritura de propiedad sobre la tierra sino de fusión entre dos empresas, La fusionante, la Minera Catasillas, y otra fusionada, Nazareno y Alicante.

Esta última, aportó según se expone en el escrito, predios que corresponden a dos ranchos, Santa Olaya y Rincón de los Caballos, que forman un solo cuerpo de terreno. Más adelante se precisa que la suma de los predios aportados por ambas empresas suma 170 hectáreas y no las 3 mil 584 que ahora reclama la Frisco-Tayahua como de su propiedad.

“Entonces digamos hay muchas incongruencias; la fusionante aportó una serie de predios entre los que menciona a Salaverna”.

Pero el problema, expuso Efraín Arteaga, no está en que digan qué aportaron cada una de las empresas a la citada fusión, “sino que no exhiben los títulos de propiedad” de tales predios, de dónde y cómo los obtuvieron. Por lo que apuntó, “no sólo deberían relatarlos sino documentarlos”.

“Aquí no basta con la escritura –de la fusión de las empresas mineras- se necesita documentar toda la historia traslativa y toda la historia registral del predio desde el título primordial hasta el actual”, que involucra además, afectaciones al polígono que reclama Frisco-Tayahua para darle dotaciones a ejidos colindantes y que suman 869 hectáreas, por lo que pudiera ser menor el área reclamable por la empresa, aun si fuera validada la escritura que presenta.

Es el título primordial, reiteró, el que habría dado paso de la condición de terrenos nacionales a propiedad privada, el que no ha exhibido la Frisco-Tayahua en este litigio.

Efraín Arteaga recordó que el artículo 27 constitucional señala que todos los recursos naturales que existen dentro de territorio nacional son propiedad de la nación y solamente ésta puede transferir la titularidad de esos bienes desincorporándolos de su dominio para constituirse en alguna otra forma de propiedad, sea particular o social, mediante un acto jurídico de autoridad competente que hubiera emitido un documento de carácter agrario.

“Si el primer título o no existe o careciera de validez legal, de pleno derecho se produciría la anulación de todos los que deriven de ahí. Como un efecto dominó, si tiramos la primera ficha ésta derribará a todas las demás”.

Por lo tanto estamos hablando de que la escritura que presenta la empresa es una escritura que no tiene sustento hasta el momento, que está en el aire, porque ciertamente un particular no puede venderle a otro particular algo que no es suyo o que quizás no adquirió legalmente”.

En este sentido, el reclamo de la UNTA y sus representados en este asunto es que se le dé celeridad al asunto y se emita el Escrito de Opinión con sustento en los documentos y estudios que se encuentran en el expediente.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ