13.6 C
Zacatecas
jueves, 8 diciembre, 2022
spot_img

Festival Cultural Zacatecas 2022

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

Editorial Gualdreño 520

- Publicidad -

El Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde dio a conocer la semana pasada el programa del Festival Cultural Zacatecas 2022; después de dos años de pandemia por el Covid-19 vuelven las actividades presenciales en todos los foros que fueron seleccionados para que conciertos, obras de teatro, espectáculos de danza y narración oral, así como de índole académico y de promoción gastronómica zacatecana puedan llevarse a cabo del 8 al 17 de abril de este año. 

Dadas las condiciones económicas por las que atraviesa el país y especialmente nuestro Estado, la duración del festival y el número de lo programado fueron reducidos; sin embargo, y a cambio de esto, se cuidó especialmente la calidad de lo ofertado. Me da mucho gusto que la participación de los artistas zacatecanos ocupe la mayor parte de la programación y que lo seleccionado se haya hecho con un especial interés por incluir lo mejor y lo que más nos llena de orgullo; en lo que concierne a la participación de grupos y artistas foráneos también debemos señalar que estos fueron meticulosamente elegidos para formar parte del programa. Si bien hay grupos y artistas que no son del todo conocidos, investigando un poco nos daremos cuenta de que, de acuerdo con los intereses y preferencias de cada uno, hay opciones diferentes que nos brindarán la oportunidad de conocer a un grupo nutrido de artistas realmente extraordinarios y que no habíamos tenido la posibilidad de ver en Zacatecas. 

En el ejercicio de programar un festival como este, y en el contexto de austeridad por el que estamos pasando, el gran acierto es, desde mi punto de vista, el privilegiar la calidad de lo que habrá de presentarse. En ocasiones anteriores en este espacio editorial, sobre todo en casos particulares de sexenios pasados, hablamos de que solía con frecuencia confundirse lo “grandote” con lo “grandioso”, sobre todo cuando veíamos que en el afán de incluir cada vez más y más grupos, llegaban a presentarse artistas que tenían más relación con una feria que con un festival cultural… y entonces llegaba muchísima gente a los conciertos, sobre todo a los de Plaza de Armas, y lo que ahí sucedía era calificado por las autoridades como “todo un éxito”, porque este se medía en la cantidad de personas que llegaban al centro histórico, muchas veces en detrimento de este (cómo no recordar la imagen de aquella ocasión en que los asistentes a uno de esos conciertos se treparon -no sé cómo- a catedral, dañando varias piezas de cantera, por ejemplo). 

El éxito de lo programado en el festival y fuera de este debe medirse con otros parámetros y de eso tendremos que hablar también cuando el FCZ llegue a su fin, porque hay mucho por analizar. El IZC no fue creado para organizar un festival, sus funciones van mucho más allá de esto y Dulce Muñoz lo sabe; he visto en ella no solo la preocupación por la escasez de recursos económicos, sino el empeño en ver cómo sí hacer las cosas incluso en situaciones de precariedad, bien por eso; creo que se ha logrado además una especie de espíritu de empatía alrededor de lo que tiene que ver con lo cultural, lo artístico, lo patrimonial, y eso no es un hecho fortuito; a estas alturas algo nos ha quedado de experiencia a muchos quienes hemos estado involucrados en este tipo de labores durante años, pero también es un hecho que cada vez más nuevas generaciones de artistas y gestores están contribuyendo -desde lo institucional y lo independiente- a que la creación, difusión y promoción de la cultura y las artes crezca, insisto, no solo en cantidad sino en calidad.

¿Que nos falta mucho por lograr? Por supuesto, pero también hay que reconocer que vamos avanzando, cada vez dependemos menos de lo oficial, de lo que trataba de imponérsenos sistemáticamente y eso es un gran acierto. Falta, por ejemplo, clarificar cómo la iniciativa privada puede contribuir a este tipo de proyectos en el Estado, y, sobre todo, motivar su participación con incentivos fiscales tal y como sucede actualmente con programas como EFIARTES a nivel federal. Por lo pronto, les invito a que revisen el programa del Festival Cultural Zacatecas 2022 y que seleccionen las actividades a las que desean asistir. La próxima semana comenzaremos con nuestra serie de recomendaciones.

Que disfrute su lectura.

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-520

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img