13.8 C
Zacatecas
jueves, 20 enero, 2022
spot_img

Disculpa pública del diputado Marco Flores llega a destiempo y por obligación: feministas

■ Reconocen que es un gran paso para garantizar una vida libre de violencia para las mujeres en todas las instancias del poder

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SCARLETT LLAMAS •

La disculpa pública del diputado federal, Marco Flores, por sus comentarios misóginos, llega a destiempo y por obligación, coinciden voces feministas del Estado, pero reconocen que es un gran paso para garantizar una vida libre de violencia para las mujeres en todas las instancias del poder.

- Publicidad -

Cristela Trejo, docente universitaria y defensora de los derechos humanos de mujeres y niñas, señaló que desde su perspectiva, la declaración se puede analizar desde dos diferentes ángulos; primero, este pronunciamiento conlleva dos cosas: «una postura política que se dice muy naturalizada sobre las violencias cuando dice ‘no fue mi intención porque es algo muy normal y yo no quiero ofender'», señaló.

De acuerdo con la académica, esto demuestra que está sumamente naturalizado en su persona un comportamiento misógino, a pesar de tratarse de una figura pública.

La peor parte es que, teniendo la oportunidad de pedir disculpas en su momento, esperó hasta que fue orillado a emitir una disculpa pública; «él debió de haber hecho un pronunciamiento en cuanto supo de la molestia para saber que era legítimo, que era legítima tozudez; su disculpa no espera hasta la resolución del Trijez», sentenció.

Por el contrario, no es sino hasta que se le hace notar que su comportamiento «está cargado de odio hacia las mujeres, que está sumamente naturalizado este comportamiento violento desde el discurso, desde el lenguaje, desde lo más cotidiano», que se ve en la necesidad de hacer un pronunciamiento.

Sin embargo, «él, como candidato, tenía esa responsabilidad» de emitir una disculpa pública, incluso si su candidatura era plurinominal, pues ocuparía un cargo público en la cámara baja, reflexionó Trejo.

Sobre la segunda perspectiva, la activista expuso que hay que reconocer que hay mecanismos para sancionar a todas las personas que están o que están ostentando un cargo público de incidencia, por medio de los cuales «no vamos a permitir que sigan replicando estos comportamientos misóginos en ningún espacio de la vida pública de este país».

En este tenor reconoció la sanción, y agregó que espera que sirva para que muchos otros que «no pueden seguir pensando que las mujeres somos sus objetos de deseo, de placer, sus objetos de burlas, sus objetos de bromas; tienen que entender que las mujeres y las niñas somos sujetos titulares de derechos y que nos van a tener que respetar por muy naturalizado y permeado que esté el sistema machista en sus vidas, en la comunidad, en la sociedad», sostuvo.

Del mismo modo, celebró que las mujeres «estamos rompiendo con esos esquemas y vamos a usar los recursos que nosotras mismas pusimos, que nosotras mismas hemos impulsado en los diferentes niveles de gobierno y, que en este caso, hay que reconocer que es un logro, porque hace 20 años hubiese sido la burla», comentó.

Aún así, también recordó que se trata de una lucha constante, por lo que hay que seguir trabajando, pues si bien hay un avance, consideró la represión como mínima; «lo ideal era que se le pidiera a esta persona, que por violencia de género o violencia política de género, perdiera su puesto político; no es cualquier cosa y hay que empezar con este tipo de prácticas», puntualizó.

Recordó que queda pendiente la resolución respecto «al señor que hoy ostenta la titularidad del Ejecutivo estatal». «Hasta que un día sea posible que ningún espacio de la vida pública de las mujeres y niñas se nos use para su burla», concluyó.

Por su parte, Emilia Pesci, feminista, activista por los derechos de Mujeres y niñas y ex titular del Instituto Municipal de las Mujeres Zacatecanas para la Igualdad (Inmuzai), coincidió en que es una acción para celebrar, siempre que, gracias a la lucha de las mujeres, los tribunales toman acciones en este sentido.

Sin embargo, también coincidió que «lo menos que podía hacer era disculparse», aunque no se puede asegurar la disculpa se haga «desde un auténtico reconocimiento de la falta o simplemente por la obligatoriedad que tenía de hacerlo», lamentó.

Pesci explicó que el hecho de que el diputado y cantante se haya expresado de esa manera «atiende a la cultura en la que vivimos y por eso, seguramente muchos tomarán la medida del tribunal como exagerada, quizás como innecesaria», aunque, por el contrario, son necesarias «precisamente porque tenemos muy normalizadas esas violencias», afirmó.

Por el mismo motivo, y por tratarse de figuras públicas, «no se les puede tolerar en ningún momento las manifestaciones, y porque hablan de principalmente de su total desconocimiento de las leyes, de su desconocimiento de los derechos humanos, a lo mejor hasta fundamentales, y de cómo se sigue reproduciendo la violencia simbólica y la violencia contra las mujeres de esta manera», aseveró.

Por lo anterior, la activista aseguró que con la sentencia «se sientan precedentes para que se vayan generando sanciones cada vez mayores y con ello al menor ir buscando la corrección política, que se abstengan los machos a expresarse de esta manera; esperaríamos lo mismo para cualquier figura, sin importar la jerarquía en la que se encuentre», señaló.

Del mismo modo «esperaríamos lo mismo del tribunal respecto a todas, todas, todas las manifestaciones de violencia política contra las mujeres y de esta violencia de género en la política.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias