14.2 C
Zacatecas
domingo, 29 enero, 2023
spot_img

■ Historia y Poder

CHINO GONZÁLEZ, ícono mundial de la música

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

Gran consternación ha ocasionado en las ciudades de la provincia mexicana, la ciudad de México, y otros países, la sensible muerte del cantante potosino Fernando Álvarez del Castillo, mejor conocido como “El Chino” González, y a quien se le reconoció siempre don de gente, voz talentosa, timbre de orgullo del castellano, un altísimo grado de sensibilidad social y gran versatilidad que siempre lo protegió entre la gente y lo llevó a los escenarios más increíbles que cantor alguno soñara.

- Publicidad -

Hermano del famoso WAMPOLE, y quien había fallecido hace 25 años y muy joven, a Fernando se le atribuye haber rescatado a la cantante Chabela Vargas, con quien mantenía una estrecha comunicación luego de que ella, hundida en el alcoholismo y la depresión, se había refugiado en algunas de las ciudades del estado de Morelos y a quien se la llevó a San Luis Potosí y de ahí a España, donde caminando ambos vieron a Sabina, se la presentó argumentando que ella venía del bulevar de los sueños rotos, lo que le inspiró al cantante español componerle dicha canción que es famosa en el mundo.

Fernando participó en programas televisivos de altura como CANAL 11 Y CANAL 13 como conductor de series donde la canción mexicana tenía el hito de haber sido famosa en el mundo entero; también grabó discos, hizo conciertos con grandes orquestas con músicos rusos y de España, participó en películas, hizo giras, siempre sonriente, siempre inolvidable y tempranero.

Entonces la historia de la música pertenece a todos, que a nadie debe extrañarle que Fernando cumplió con el deber de difundir el canto con la voz más bella que se tuviera memoria, voz educada, voz con timbre inigualable, voz sin vacilación, sin angustia, siempre de prodigiosa memoria para nunca errarle y crear atmosferas afables y dinámicas y familiares.

Entonces también el dolor por su partida se esparce, pero también queda como una especie de sentimiento en donde no hay dolor, sino la alegría fecunda de haberlo conocido, recordando las frases populares que adelantan que no llorar porque se fue, sino por qué pasó, sucedió, aconteció.

Y Chino aconteció entre el pueblo mexicano con la singularidad de ser un hombre querido, escenarios como China, Italia, España, Estados Unidos, el país entero, el subcontinente, los lugares preferidos de la memoria de varias generaciones que siempre alertaron de su maravillosa amistad, fuera de lo concebible, alegre, dinámico, solidario.

Recuerdo en dos ocasiones me llevó al hospital civil donde mi salud mermaba mi sentimiento y en la segunda temporada duré 4 meses a puras sondas y dietas rigurosísimas, mientras el país pasaba por el terremoto de 1985 y ensombrecía al mundo; siempre se lo agradecí y tanto a él, como a Isabel Galán, su compañera por muchos decenios, la fraternidad y el decoro de haber pasado por este planeta con la certeza de ser popular, sencillo, hombre de mundo y del pueblo sombrerero y bicicletero.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img