5.8 C
Zacatecas
sábado, 22 enero, 2022
spot_img

■ El principal problema es el sonido de la detonación, ya que ésta puede generar un miedo intenso

Fuegos artificiales y cohetes son una gran fuente de estrés para animales domésticos

■ Sugiere animalista dialogar con la Iglesia Católica para controlar estos artefactos en sus festejos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRA FÉLIX •

A pesar de que celebrar la llegada de la Navidad con cohetes y fuegos artificiales es una tradición muy arraigada entre la ciudadanía, estos pueden llegar a ser una importante fuente de estrés para los animales domésticos, incluso pueden causarles ataques que terminan, en el peor de los casos, en la muerte.

- Publicidad -

Guillermo Ruiz, un animalista zacatecano, mencionó que el principal problema es el sonido de la detonación, ya que esto puede generar un miedo intenso que provoca estrés suficiente para alterar el comportamiento del animal, haciendo que se vuelva agresivo o pierda el control, sin importar qué tan bien entrenada está la mascota.

Algunas de las cosas que se pueden hacer para evitar que el estrés sea excesivo es generar un ambiente lo más tranquilo posible en casa para la mascota, buscando un lugar donde se escuche menos el ruido de las detonaciones, además de tener cobijas o un lugar cómodo; pero lo más importante son los cariños y la actitud serena de la familia porque demasiada protección también podría resultar contraproducente y generar aún más estrés.

Ruiz recalcó que las consecuencias de estar expuestos a este tipo de estrés pueden ser físicas, pero las más importantes son las mentales, ya que la mascota permanece con la asociación de que las detonaciones son peligrosas y la reacción a éstas puede ser cada vez peor, sin mencionar que es incluso algo que animales como los perros traen desde la genética, por eso es importante tomar las medidas de precaución necesarias durante todas las fiestas que involucren este tipo de celebraciones.

Las consecuencias de estar expuestos a este tipo de estrés pueden ser físicas, pero también mentales

El animalista mencionó que ya han intentado ponerse en contacto con los representantes de la Iglesia Católica, ya que son estas celebraciones las que, en su mayoría, involucran este tipo de detonaciones, pero sabe que la solución se puede dar incluso más allá, porque los animales no son los únicos que sufren cada vez que los fuegos artificiales y cohetes están involucrados.

Creen que se puede generar una mesa de diálogo entre representantes de los grupos afectados, pero también de la Iglesia y de aquellos que dependen de la venta de los fuegos artificiales y cohetes, esto para llegar a una solución que acomode a todos; quizá regulando estos artefactos y limitándose a aquellos de detonación silenciosa, pero será un trabajo que tome tiempo y hasta el momento no hay ningún proyecto para materializarlo.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias