11.9 C
Zacatecas
miércoles, 8 diciembre, 2021

Los influencers y la política

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO ARTEAGA ANAYA •

En su obra “La rebelión de las Audiencias”, Jenaro Villamil realiza un análisis de la evolución que los mexicanos hemos tenido en cuanto a la forma de informarnos y de comunicarnos en relación con el poder y con la administración pública, trayendo una crisis a los medios de comunicación tradicionales como a la televisión y a los medios impresos.

- Publicidad -

Desde el sexenio de Vicente Fox, los avances tecnológicos cambiaron para siempre la comunicación política, la implementación del marketing político en las campañas y en la vida pública del país, ocasionó un cambio de clase política sin que ello signifique que fue una mejora en la relación entre representantes y representados, si no que incrementó la brecha entre ambos y por otro lado arrojó políticos carentes de sentido social.

El objetivo principal de la comunicación política, se convirtió no en mejorar la comunicación con los ciudadanos, mucho menos el de informar para fortalecer el ejercicio ciudadano, sino que por el contrario, se convirtió en una burda estrategia por consolidar al mexicano como un consumidor de productos vacíos y que ni siquiera necesita.

La comunicación política, es entonces, una herramienta utilizada por nuestros políticos para ofrecerle a los ciudadanos un producto que en nada los beneficiará, dejando de lado todo proyecto político pensado en el bienestar colectivo, basta con observar el proceso electoral que recién culminó, campañas políticas que no comunicaban el hecho de que la gran mayoría de nuestros políticos, conozca realmente la crisis a la que nos enfrentamos en los municipios y los estados, mucho menos a nivel nacional.

Las campañas políticas que la gran mayoría de los candidatos nos ofrecieron, carecieron de un verdadero proyecto, sobreponiéndose aquellas en las que los candidatos bailaban en los eventos, cantaban, comían en los puestos en los que de no ser candidatos jamás frecuentarían o que seguramente desconocían, la típica fotografía en la que el candidato abrazaba a un adulto mayor, a un joven o a un niño cuyas condiciones de vida son precarias.

En la actualidad, la comunicación política ha sido centrada en las redes sociales, los medios de comunicación jugaron un papel en el que, la gran mayoría, fueron manipulados con la intención de generar percepción de fuerza y triunfo ante el electorado, dejando de lado el análisis de las propuestas de los diversos candidatos, ofreciendo poco a los ciudadanos.

Por otro lado, las redes sociales son utilizadas por una gran mayoría de empresas, como la herramienta principal para ofertar sus productos, los influencers se han convertido en el principal atractivo para ello, personajes cuyos contenidos en las redes logran un gran alcance entre la población, impactando de forma directa en el aumento de ventas de una gran cantidad de empresas.

La efectiva estrategia de ello para incrementar las ventas y los números para las empresas, se trasladó al ámbito político, transformando así la comunicación política con el objetivo de llegar a más ciudadanos y posicionarse en lo mediatico a toda costa, trayendo campañas centradas en bailes de tiktok y en la participación de influencers de todos los sectores para opinar a favor de partidos y candidatos, muestra de ellos es la investigación a la que se enfrenta el partido verde por ello.

Es así que los influencers incursionaron el ámbito político, actrices y actores, con el objetivo de incrementar los votos de los partidos políticos, muestra de que los ciudadanos mexicanos no representamos mucho para los partidos políticos, seguimos siendo vistos como un número, un voto con el que se pueden ganar elecciones a toda costa, la formación de ciudadanía y fomentar la participación ciudadana no son su objetivo.

Quienes nos han visto durante años como números, ahora se oponen a una consulta popular cuyo objetivo es fortalecer la participación ciudadana e impulsar una transición en nuestra democracia a una participativa. Si los mexicanos deseamos que nuestro país cambie realmente, necesitamos cambiar la forma en la que nos relacionamos con el poder y con el ámbito público, debemos dejar de ser consumidores de influencers que solamente buscan vender un producto, enriquecerse con ello y utilizarnos, debemos dejar de ser consumidores de productos vacíos, es necesario que transitemos a una verdadera ciudadanía. ■

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias