18.1 C
Zacatecas
viernes, 3 diciembre, 2021

Más difícil que ser mujer en este país es ser niña: Fiscalía Especializada

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SCARLETT LLAMAS •

■ Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

- Publicidad -

■ Desde el 2013 a la fecha, en Zacatecas se han suscitado 8 feminicidios infantiles, siendo el 2018 el año más violento

■ Fresnillo, Zacatecas y Guadalupe son los municipios con mayor incidencia en feminicidios y feminicidios infantiles; también se han presentado casos en Ojocaliente, Pinos y Calera

■ Realizan la webinar “Visibilizando lo invisible: violencias contra mujeres y niñas”, como parte del programa de acciones “25 N”

 

“Más difícil que ser mujer en este país es ser niña”, Karla Zapata. Desde el 2013 a la fecha, en la entidad se han suscitado 8 feminicidios infantiles, siendo el 2018 el año más violento, con la mitad de los hechos registrados ese año, así lo informó Fátima Encina Arroyo, titular de la Fiscalía Especializada en Delitos contra Mujeres por Razones de Género.

La declaración la hizo a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, durante el webinar “Visibilizando lo invisible: violencias contra mujeres y niñas” como parte del programa de acciones “25 N”, el cual fue organizado por la colectiva Nantzin Zacatecas, en colaboración con la Secretaría de las Mujeres (Semujer), la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) y el Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de Derechos del Niño (Casacidn).

Cabe señalar que Fresnillo, Zacatecas y Guadalupe son los municipios con mayor incidencia en feminicidios y feminicidios infantiles; sin embargo, también se han presentado casos en Ojocaliente, Pinos, Calera, y en la mayoría de los municipios se ha presentado algún feminicidio u homicidio que inicia con una investigación por feminicidio.

En su participación, Encina sostuvo que aunque “parece que no hacemos nada, no paramos”, y que por parte de la Fiscalía se ha realizado la implementación de políticas públicas que están comprobadas a nivel nacional que han surgido efecto como preventivas de violencia de género.
Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, continúan siendo testigos de varios tipos de violencia en todos los casos, y eso sólo en los escenarios de denuncia, pues la funcionaria lamentó que, en cuanto a los delitos de índole sexual, el 96.5 por ciento se trata de cifra negra, es decir, son casos que no se denuncian.

Es por esto que la Fiscal resaltó la importancia de que, como sociedad estén atentos a situaciones de violencia a su alrededor, pues incluso son atendidos los reportes anónimos, a fin de intervenir a tiempo en situaciones de violencia que “sabemos pueden llegar a la muerte” de no proceder.

“Es indispensable la participación de la sociedad entera”, aseguró, “que todas y todos señalen a los victimarios y que nos exijan que trabajemos” agregó, porque así sus capacidades crecen y mejoran procesos e investigaciones, afirmó.

Como institución, expuso, brindan atención a víctimas por medio de los centros de justicia para las mujeres, por medio de servicios de atención médica, trabajo social, asesoría y representación jurídica, investigación con perspectiva de género y atención psicológica; además, se interviene con la reeducación de masculinos que ejercen violencia.

Del mismo modo han ido avanzando en cómo se investigan los casos por violencia de género, poniendo especial atención a la violencia sexual que pudiera lleva a un asesinato. Una vez que se reporta la muerte de una mujer, se investiga hasta agotar posibilidades de que haya sido feminicidio, verificando una por una todas las causales que muestran desprecio enfático hacia la mujer y califican como feminicidio, incluso en los suicidios.

En este sentido, aseveró que las prioridades, en primer lugar, son prevenir feminicidios, pero si suceden, no descansar hasta que haya justicia.

Por su parte, Claudia Alonso Pesado, psicóloga especialista de violencia de género y niñez, afirmó que el 25 de noviembre no es motivo de celebración, pues hay días que se celebran y días que se denuncia, hoy es el caso.

La estudiosa recordó que hay más de un tipo de violencia hacia las mujeres que vienen desde lo estructural, y aunque la violencia familiar y de pareja sean las más visibilizadas, dentro de ellas hay otras tantas, que se dan de manera directa e indirecta hacia las mujeres, pero también hacia niñas, niños y adolescentes (NNA); el 63 por ciento de NNA manifestó haber vivido al menos una vez una situación de violencia física, psicológica, etcétera.

Esta violencia, además de perpetuarse, genera malestares, padecimientos y repercusiones en el desarrollo neuronal debido al estrés, tiene efectos en el aprendizaje, las relaciones sociales y los vínculos que se generan, además de generar una ruptura de capacidad de decisión y autonomía, “construyen su convivencia a partir de un sentimiento de culpa y amenaza, que merma su desarrollo integral”, sostuvo.

En estas situaciones, la solución de reeducación de padres es “reduccionista”, afirmó, ya que dejan de lado la violencia comunitaria, una configuración de relaciones que ponen a las mujeres al servicio del hombre.

A esto, Nora Schulman, de Casacidn, lo complementó indicando que otro factor que se suele pasar por alto es el socioeconómico, aunque la violencia y la agresión sean las mismas, los recursos son diferentes.

Lo mismo pasa con las niñas, que suelen ser invisibilizadas; no se toma en cuenta su experiencia y se pretende que se comporten y lo vivan como las mujeres, aunque las condiciones no lo sean.

En este tenor, Schulman afirmó que todas las políticas públicas deben considerar la violencia de género y poner énfasis en la violencia hacia las niñas; además de que debe darse educación sexual integral desde el jardín infantil para prevenir violencia sexual en edades tempranas.

Lamentó también que en el marco de la pandemia hayan aumentado exponencialmente los casos de violencia sexual hacia niñas, a lo que respondió que, en la postpandemia, se deberá trabajar con las niñas víctimas de manera ardua y darles justicia.

Yolanda González, directora de capacitación de Semujer, entrando de lleno al tema de la pandemia, señaló que también ha sido un factor que impactó en la violencia hacia las mujeres, y aunque pareciera acaparar todos los escenarios, también vino a evidenciar una pandemia que ya estaba ahí; desde el 2016 la violencia de género fue catalogada como pandemia por parte de la ONU.

Explicó a fondo que, como sociedad “somos tolerantes hacia la violencia como se es tolerante ante quienes no acatan las medidas de prevención contra el Covid”, entonces los agresores violentan “porque pueden, porque tienen el poder dentro de un contexto” que lo permite, y posibilita que salgan prácticamente inmunes.

Sin embargo, rescató que hoy, más que nunca, los movimientos feministas están alzando la voz y logrando que la situación mejore.

Karla Zapata, directora de Nantzin Zacatecas y organizadora del webinar, reiteró que no hay nada que festejar, pues hay gran hartazgo social al que las autoridades deben dar respuesta en lo inmediato; “más difícil que ser mujer en este país es ser niña”, aseveró.

Mientras que Adriana Rivero Garza, titular de Semujer, sostuvo que la sociedad debe unirse para poder ponerle fin a “este terrible flagelo que cobra 11 vidas de mujeres” a diario. Citando a Marcela Lagares también celebró la labor de las mujeres “qué haríamos las mujeres sin las mujeres”, quienes tienen el compromiso para al menos visibilizar su nombre.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias