26.4 C
Zacatecas
martes, 24 mayo, 2022
spot_img

Cohesionar a Latinoamérica para impulsar la nueva política para toda América

EL PÉNDULO

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

El presidente López Obrador confirmó que del 5 al 9 de mayo realizará su primera gira internacional por Centroamérica y el Caribe donde visitará: El Salvador, Honduras, Guatemala, Belice y Cuba. Esta gira internacional del presidente López Obrador por varios países, se sumará a sus tres visitas a Estados Unidos. En julio de 2020 para reunirse con el entonces presidente Donald Trump para fortalecer la voluntad de este para aprobar el Tratado de Libre Comercio revisado, hoy Tmec, y en noviembre de 2021 para participar en la Cumbre de Líderes de América del Norte y sostener encuentros bilaterales con sus homólogos de Estados Unidos, Joe Biden, y Canadá, Justin Trudeau. También en noviembre del año pasado viajó a Nueva York para presidir una sesión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

- Publicidad -

Es importante recordar otra línea de política exterior atendida por nuestro país en los años recientes, en especial durante varias reuniones de la Comunidad de Estados Latino Americanos y del Caribe (CELAC), particularmente la celebrada en el Castillo de Chapultepec durante julio del año pasado, donde expuso su punto de vista sobre la débil unidad de los pueblos de América Latina. Expuso que… “a lo largo de casi todo el siglo XIX se padeció de constantes ocupaciones, desembarcos, anexiones y a nosotros nos costó la pérdida de la mitad de nuestro territorio, con el gran zarpazo de 1848”. “Desde aquel tiempo, Washington nunca ha dejado de realizar operaciones abiertas o encubiertas contra los países independientes situados al sur del Río Bravo”.

Y concluyó señalando que… “ya es momento de una nueva convivencia entre todos los países de América, porque el modelo impuesto hace más de dos siglos está agotado, no tiene futuro ni salida, ya no beneficia a nadie. Hay que hacer a un lado la disyuntiva de integrarnos a Estados Unidos o de oponernos en forma defensiva. Es tiempo de expresar y de explorar otra opción: la de dialogar con los gobernantes estadounidenses y convencerlos y persuadirlos de que una nueva relación entre los países de América es posible. Considero que en la actualidad hay condiciones inmejorables para alcanzar este propósito de respetarnos y caminar juntos sin que nadie se quede atrás”.

Sería lógico suponer que el razonamiento expresado por AMLO, de que el crecimiento desmesurado de China ha fortalecido en Estados Unidos la opinión de que debemos ser vistos como aliados y no como vecinos distantes, se ha fortalecido por el conflicto bélico en Ucrania y por las graves y crecientes diferencias de los bloques en pugna y, en consecuencia, adquiere más poder de persuasión la idea central de que “nos conviene que Estados Unidos sea fuerte en lo económico y no sólo en lo militar. Lograr este equilibrio y no la hegemonía de ningún país, es lo más responsable y lo más conveniente para mantener la paz en bien de las generaciones futuras y de la humanidad”.

“Podría suponerse de manera simplista que corresponde a cada nación asumir su responsabilidad, pero tratándose de un asunto tan delicado y entrañable, con respeto al derecho ajeno y a la independencia de cada país, pensamos que lo mejor sería fortalecernos económica y comercialmente en América del Norte y en todo el continente”. “Deben definirse de manera conjunta objetivos muy precisos; por ejemplo, dejar de rechazar a los migrantes, jóvenes en su mayoría, cuando para crecer se necesita de fuerza de trabajo que, en realidad, no se tiene con suficiencia ni en Estados Unidos ni en Canadá. ¿Por qué no estudiar la demanda de mano de obra y abrir ordenadamente el flujo migratorio? Y en el marco de este nuevo plan de desarrollo conjunto deben considerarse la política de inversión, lo laboral, la protección al medio ambiente y otros temas de mutuo interés para nuestras naciones”.

Es muy probable que las ideas transcritas serán parte de la agenda que AMLO tratará con los gobernantes que lo recibirán dentro de pocos días, como seguramente lo fueron durante sus encuentros presenciales y a distancia, con el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, con el argentino Alberto Fernández, con Luis Arce de Bolivia, y lo serán con los nuevos presidentes de Perú, Chile, Honduras y Colombia, cuya orientación ideológica permite suponer que podrán hacer causa común en la Cumbre de las Américas, a celebrarse en Los Ángeles, California, dentro de pocas semanas.

La iniciativa de relanzar la unidad de América adquiere credibilidad con acciones muy específicas y concretas como la siguiente: Hace unos días, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, participó en un encuentro con diversos gobernadores de los estados del sur de México, el embajador estadounidense, Ken Salazar, y empresarios de Estados Unidos para dialogar sobre un plan de acción para el desarrollo del sur del país. El diálogo fijó como meta lograr una inversión de 25 mil millones de dólares entre los años 2022 y 2024 para apoyar el crecimiento económico del sureste de México propiciado por las grandes inversiones realizadas desde 2019 por el Gobierno Federal en esa región. El encuentro fue llevado a cabo en la capital de Tabasco y también participaron los gobernadores de Campeche, Chiapas, Veracruz y Yucatán, así como el secretario de Gobierno de Quintana Roo.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias