15.3 C
Zacatecas
lunes, 16 mayo, 2022
spot_img

■ Alba de Papel

El destino de Fomento Cultural Banamex

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RITA DIAZ CONTRERAS •

El extraordinario trabajo de impulso a la investigación, rescate, conservación y difusión del patrimonio artístico de México, lo ubica como una de las instituciones más sólidas y comprometidas con el arte mexicano, incluso podría aseverarse en algunos casos, que supera por mucho en organización y eficiencia, a varios organismos oficiales del gobierno federal.

- Publicidad -

Bajo la denominación de Fomento Cultural Citibanamex, A.C., esta instancia entró en funciones formales en 2004, justo cuando el Banco Nacional de México cumplió 120 años y gozaba con convicción en invertir y contribuir al fortalecimiento de la cultura mexicana; ahora, en 2022, frente a su inminente venta, artistas, promotores y artesanos se preguntan qué pasará con este organismo privado, ya indispensable y fundamental en la historia de este País.

Haciendo un poco de historia, tras su adquisición en 1964 y posterior restauración, el Palacio de Iturbide (Joya arquitectónica del barroco mexicano, construido entre 1779 y 1785) situado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, fue designado  desde 1972 como centro de operaciones de Fomento Cultural Banamex, donde los últimos 18 años, sobre la Calle Madero -una de las principales arterias que lleva al corazón de la plancha asfáltica del Zócalo-, cientos de miles de personas, han ingresado gratuitamente a sus maravillosas exposiciones, y por expresarlo de algún modo,  han aliviado su carga y la tensión de caminar una metrópoli tan cautivadora, como inevitablemente, amenazante y estresante.

Este magnífico recinto ha sido un remanso de quietud y de belleza para sus visitantes, un solar de quietud y de aprendizaje, de pertenencia y afirmación identitaria, de orgullo mexicano, donde a través de los acervos excepcionales que ha logrado reunir a lo largo de los años, posee uno de los más significativos acervos artísticos que ha servido para mostrar y representar México en el Mundo.

Así lo demuestra el reconocimiento de Luxury Global Award 2021, que recibió su titular, Cándida Fernández, quién junto a su equipo de trabajo, ha logrado diversificar y consolidar el patrimonio artístico del Banco Nacional de México, a niveles, nunca vistos – al menos en México-, convirtiéndose en ejemplo de las instituciones mexicanas encargadas de promover el arte y la cultura, y en una inspiración muy respetable en otras latitudes internacionales.

Con líneas de acción específicas en restauración y conservación, servicios educativos para niños, jóvenes y adultos, así como proyectos internacionales vinculados a otras instituciones afines en el extranjero, Fomento Cultural Banamex posee un envidiable antología de publicaciones, que constituyen la memoria del patrimonio artístico de distintas regiones de la geografía nacional, exaltando la historia y la identidad de una país pluricultural y diverso como México, orgullosamente heredero de una cultura ancestral, que, en momentos de adversidad como los que vivimos, se nos olvida, para motivarnos a seguir adelante a favor de nuestras culturas locales.

En las líneas de trabajo de Fomento Cultural Banamex, destaca su Programa de Apoyo al Arte Popular, que desde su creación en 1994, bajo la guía de María Teresa Pomar (Gran promotora, defensora y coleccionista) –, apoyó a sentar las bases de dignificación y reconocimiento a artistas olvidados de gran valía -dado que el arte popular, históricamente tiene un carácter subalterno, soterrado, siempre por debajo de, podría decirse que sin interés ni presupuesto suficientes de la federación-, que  han sido registrados en libros como “Grandes maestros del arte popular mexicano” y han formado parte de exposiciones excepcionales, itinerantes y permanentes.

Y no sólo ha permitido la recuperación y puesta en valor de oficios milenarios, sino que también ha estimulado la formación, talleres y bolsas económicas para provocar una sinergia de mayor fuerza entre las instituciones para apoyar a este sector, tan ominosamente descuidado.

En Zacatecas, es motivo de orgullo familiar y también de orgullo zacatecano, que artesanos como J. Refugio Guevara (Guadalupe), Félix Muro Arenas (Capital Zacatecas) y Arturo Gómez Morones + (Capital), excelentes maestros canteros, hayan sido los primeros artistas inscritos en sus impecables publicaciones, porque para estos grandes artífices, es motivo constante de celebración porque serán recordados por una vida dedicada a un oficio artesanal.

Así las historias, los testimonios y las alegrías de infinidad de artesanos de distintas regiones de México, que las van urdiendo para aligerar los sinsabores y la falta de apoyo que sufren en sus lugares de origen, por lo que la incertidumbre se acrecienta respecto a lo que pasará con Fomento Cultural Banamex, ya que, por sus alcances para muchos mexicanos, es un asunto de interés nacional.

Pesa mucho, que las grandes decisiones se siguen tomando desde el centro, omitiendo a rajatabla a otros puntos geográficos del País, pero valdría mucho la pena, reconsiderar el valor social que tiene para los artistas, investigadores, gestores y artesanos que han formado parte de su devenir, y han sido protagonistas de su historia de vida en cada uno de los puntos cardinales que lo conforman.

La inversión en cultura es un brazo fuerte que sostiene a una buena política, por lo que se espera que los nuevos compradores del histórico Banco, visualicen con inteligencia y sensibilidad el papel estratégico y socializador de Fomento Cultural Banamex, favor de la sociedad mexicana.

Dicho sea de paso, la preocupación no es menor, si se mira el descenso presupuestario de las instituciones culturales en México, desaparición de programas y fideicomisos, junto a la pesarosa historia de empresarios millonarios apáticos al mecenazgo, que ignoran qué al aportar a causas justas como ésta, sólo estarían retribuyendo un poco, por las ganancias que obtienen a costa de mano de obra barata.

Esta valoración no debiera ser sólo de carácter axiológico, sino de humanidad y de genuino interés por la educación como modelo complementario de la cultura, como propósito urgente e inminente en nuestra formación como mexicanos.

El destino, es un mapa, un rumbo, un camino prefigurado, y lo deseable para este organismo privado es que después de la negociación financiera, se afiance y avive todavía más y mejor, para los habitantes de esta gran nación. Lo merecemos.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias