18.8 C
Zacatecas
lunes, 28 noviembre, 2022
spot_img
[balazo_top]

Los desilusionados

[ljz_balazos]

Más Leídas

- Publicidad -

López Obrador llegó a la Presidencia de la República con casi 33 millones de votos que representan cerca del 25% del total de los casi 130 millones de mexicanos que vivimos en el país, sin embargo, a cuatro años de su gobierno sostiene casi el 70% del respaldo de los mexicanos, es decir, alrededor de 84 millones de mexicanos respaldamos al gobierno de la cuarta transformación, sin que el otro 30% de mexicanos se identifique con la oposición, puesto que no se ven reflejados en votos para la misma en los últimos procesos electorales. 

Estas cifras tal vez son desconocidas por la oposición al momento de emitir sus votos en contra de las reformas legislativas propuestas por el Presidente, con el argumento de que busca destruir la vida institucional y sumir al país en una crisis mayor que la que ellos crearon con sus gobiernos pero que se encuentran cada vez con el rechazo popular por sus votos en contra. 

- Publicidad -

Dentro de ese 30% de mexicanos que no aprueban el gobierno de López Obrador, se encuentra un porcentaje de mexicanos que se dicen desilusionados por el Presidente y por el Gobierno de la cuarta transformación, aseguran que no se han impulsado cambios y que por el contrario la corrupción, impunidad y violencia se mantienen, mostrando que se ignoran las cifras reales de estos casos. 

Veamos algunos casos en particular para concluir que quienes se sienten desilusionados por la 4T, ignoran por completo las cifras y las acciones que se han emprendido durante estos 4 años de gobierno federal; por una parte la corrupción ha disminuido de forma radical, si bien continúan existiendo casos lamentables de saqueo y corrupción como el de SEGALMEX, en los estados y en los municipios, la corrupción ya no es una constante y una característica principal del gobierno federal, de sus funcionarios ni es un modo de vida para todos, el huachicoleo se ha disminuido casi por completo, el robo a PEMEX desde el gobierno cesó y se persiguen actos de corrupción, lavado de dinero y otros delitos de la administración pública al grado de que por primera vez en décadas, un ex presidente es investigado por posibles delitos. La impunidad también dejó de ser una característica del gobierno federal, casos como el de SEGALMEX son investigados en lugar de pasarse por alto.  

En cuanto a la inseguridad, la estrategia dejó de ser una guerra violenta contra los cárteles y un enfrentamiento directo del gobierno federal y de las fuerzas federales para beneficiar a un grupo criminal en específico; se han congelado cientos de millones de dólares de empresas dedicadas al lavado de dinero proveniente del crimen organizado; se han desmantelado gran cantidad de bandas de secuestro; se han detenido más líderes criminales que en sexenios anteriores, y se ha logrado disminuir en porcentajes considerables la comisión de diversos delitos como el homicidio, el robo y el secuestro, que desde el gobierno de Felipe Calderón iban a la alza y la tendencia era que continuarían incrementando en porcentajes sorprendentes, hoy no sólo se combaten sino que se ha logrado frenar la tendencia de incremento y se ha logado disminuir la misma, quizás no como se esperaba, pero tras décadas de impunidad, corrupción y falsas estrategias, se avanza en ello. 

Por otra parte, las reformas aprobadas representan un cambio en la vida pública y política del país; ahora se aplican métodos democráticos para que la opinión de la ciudadanía tenga peso en la toma de decisiones que antes tomaban unos cuantos empresarios, líderes criminales y extranjeros, el poder político ya no está sometido al poder económico. 

Los cambios que se impulsan son reales, quizás no tengan un impacto inmediato en la vida nacional pero qué movimiento político, social y económico ha traído cambios en el futuro inmediato; por el contrario, tardan años en verse reflejados los beneficios o perjuicios de cada etapa de la vida nacional como lo fue la independencia, la revolución mexicana, la reforma, y naturalmente tendrán que pasar algunos años más para que el beneficio de las acciones del gobierno de la 4T se vea reflejado en la vida diaria de todos los mexicanos, así como de la vida pública y política del país. 

Es válido decirse desilusionado por el gobierno de la 4T, lo que no es correcto es que dicho sentimiento sea resultado de la falta de información y de un análisis correcto de lo que hoy ocurre en el país, de la toma de decisiones y de las reformas que se impulsan. 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img