26.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

El primer lustro de la Universidad Autónoma de Zacatecas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Juan Manuel Rivera Juárez •

Poco antes de los acontecimientos de Tlatelolco en septiembre de 1968, en el estado se da la conversión del Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ) en Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), transformación que correspondía al anhelo de muchas generaciones de zacatecanos, acontecimiento que fue posible gracias a la promulgación de su Ley Orgánica, instituida bajo las bases de la autonomía, la libertad de cátedra y la proyección social. Un proceso que podría tener sus antecedentes en el año de 1937 cuando el Instituto de Ciencias de Zacatecas (ICZ) reabrió sus puertas para el retorno a las aulas de los jóvenes estudiantes. Desde entonces el desarrollo de la institución fue incontenible y acelerado.

- Publicidad -

A finales del año de 1973 en el ideario universitario se reflexionaba y cuestionaba en torno a lo que se estaba viviendo en el momento, la pregunta en el aire era ¿somos ya, en verdad, Universidad? (había, como los hay ahora, planteamientos que afirmaban que lo único que se dio fue un cambio de nombre). Por una parte se consideraba que no se había alcanzado a plenitud tal categoría debido fundamentalmente a un crecimiento desproporcionado en la matrícula que debía cesar, la institución en poco sería pedagógicamente incapaz de proporcionar el servicio al verse desbordada.

Se formulaban propuestas enérgicas al respecto; objeciones muy serías: por un lado se afirmaba “no estamos obligados a ampliar cada día nuestras escuelas para que reciban mayor número de alumnos” y por el otro se preguntaban ¿Cómo vamos a permitir nuevamente la formación de una élite de privilegiados estudiantes que tendrán a su alcance los servicios de la enseñanza superior; en tanto que otros miles de jóvenes se verán privados sin causa justificada alguna?

Durante sus primeros cinco años, la UAZ enfrentaba problemas asociados con una sobrepoblación. Era urgente resolver la situación de manera similar a como la habían hecho en otras instituciones, ante la imposibilidad de hacerlo de otra manera, se tenía que poner un hasta aquí al crecimiento inmoderado de las escuelas. Se limitaría la admisión de estudiantes hasta el punto en el que los servicios fueran eficaces y garantizaran en la mayor medida la preparación del alumno. Se consideraba que más allá de esos límites la Universidad incurriría en un fraude social.

Pero surgía la interrogante ¿qué hacer con todos aquellos aspirantes que excedían el cupo fijado para cada escuela?, ¿se les abandonaría a su suerte?, ¿estaba obligada la institución a atender sus necesidades educativas en la misma medida que se hacía con los alumnos inscritos en la UAZ? La Universidad no podría cerrar los ojos ante el problema. Debía buscar una solución.

El incremento en la matricula tenía su explicación básicamente en factores socio económicos. Al cambiar la figura de Instituto a Universidad, las expectativas de las familias y jóvenes eran mayores, por otra parte los campesinos, obreros y empleados veían que sus salarios eran muy bajos y no querían condenar a sus hijas e hijos a su suerte, las carreras profesionales representaban una gran posibilidad de superación por lo que los enviaron a estudiar, implicando grandes sacrificios por lo que se ganaron el mote de estudihambres. Llegaron a la Universidad los hijos de ejidatarios, mineros, empleados y muchos más, es decir, jóvenes de sectores sociales que por su condición económica no había tenido la posibilidad de estudiar y que destacaron ocupando altos cargos en la administración pública o como catedráticos.

Eran tantos y variados los obstáculos que los jóvenes de sectores populares enfrentaban para ingresar a la Universidad, se partía de la premisa de que la mujer por naturaleza, tenía una incapacidad intelectual para la comprensión de conocimientos, posición que debía ser rechazada por injusta y, desde luego, antipedagógica, máxime si se tomaba en cuenta que un maestro está obligado a impartir sus conocimientos a todas y todos los alumnos asignados y es responsable de la eficacia de su enseñanza.

Las conclusiones del Simposium de Reforma Universitaria de 1971 fueron discutidas y aprobadas por el Honorable Consejo Universitarios el 13 de diciembre de 1971, una de las recomendaciones aprobadas que tiene que ver con el tema objeto de la investigación es que “La universidad es una comunidad cultural de profesores y alumnos que tienen por objeto la investigación científica del conocimiento; su transmisión y difusión hacia la sociedad en la que está inmersa, la formación de hombres que tengan una comprensión del funcionamiento y transformación de la sociedad, que lo capacite para actuar en función de los intereses sociales, sin menoscabo de la libertad y dignidad de la persona humana.”

Se afirmaba que “Los principios básicos que sustentan la vida universitaria son: la discusión científica y objetiva de todas las ideas y el espíritu de tolerancia dentro de un marco de organización democrática en sus órganos de gobierno, la autonomía desde el punto de vista jurídico, una forma descentralizada por razones de servicio con respecto al Estado, reflejo institucional de las libertades de pensamiento, creencia y expresión; sustanciales al funcionamiento de la Universidad teniendo cuidado de no trasgredir el punto donde termina la idea y comienza la militancia política, debe la Universidad participar en el gran debate del cambio de las estructuras sociales anquilosadas e injustas y coadyuvar a esa transformación apoyándose en su capacidad científica crítica, sin que por ello se considere esta actitud como pretexto para que le amenace. Respecto a la apertura de la Universidad a las clases populares se argumentó que la UAZ debería estar abierta a estos sectores y generarles las mejores condiciones con el otorgamiento de becas.” Con estas declaraciones la Universidad se consolidaba como una Universidad Científica, Crítica y Popular.”

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

 *Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias