10.8 C
Zacatecas
miércoles, 8 diciembre, 2021

Covid-19: un año después (segunda parte)

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Carlos Eduardo Torres Muñoz •

El escritor indo-estadounidense Fareed Zakaria, ha escrito un interesante libro sobre las principales consecuencias de la situación que vivimos a raíz del coronavirus descubierto a finales del 2019, titulado: Diez lecciones para el mundo postpandemia. En él advierte “A menudo se nos pide que pensemos en grande. Sin embargo, tal vez sea necesario que empecemos a pensar en pequeño” al analizar cómo los Estados e instituciones se han preparado para las grandes amenazas, situándolas visualmente perceptibles, cuando el mayor daño ocasionado a la economía desde la Segunda Guerra Mundial ha provenido de un ente tan pequeño en sus partículas que es imposible apreciar sin las tecnologías adecuadas. Ya podemos, desde el ojo del huracán, advertir que las consecuencias de lo que hemos vivido durante 2020 y 2021 no se irán sin dejar su propia huella. El autor, en este sentido, justamente apunta la idea respecto a un mundo postpandémico, quizá llegó el momento de agregar este término a nuestro diccionario y acostumbrarnos a utilizarlo en los análisis sociales, económicos, políticos y culturales que están por venir. Añade el también columnista del The Washington Post: “hay quienes sostienen que la pandemia no remodelará la historia, sino que más bien la acelerará. Este último es el escenario que parece más probable. Se dice que Lenin afirmó una vez que “hay décadas en las que no pasa nada y semanas en las que pasan décadas”. Sin duda, llegamos a la tercera década del siglo con el impresionante reto de repensar el futuro que creíamos tener al alcance de la mano. No solo se trata de los efectos globales en todas las materias ya citadas, sino también de las irreparables pérdidas humanas, el impacto que éstas tendrán para la vida de quizá millones de familias en todo el mundo y de los efectos que iremos conociendo conforme pase el tiempo. Sí nos quedaba claro que el progreso no era lineal, también debemos suponer que el momento que vivimos ha significado un golpe que ha transformado la trayectoria del mismo, aunque no todo sea para mal. Sin duda, como también apunta Zakaria, la conectividad será una de las consecuencias potencialmente positivas del trauma que esperamos superar pronto. Ojalá también lo sea, como se ha venido anunciando recientemente por algunos gobiernos en distintas latitudes, la atención a la salud mental, uno de los efectos inesperados que está dejándose ver como la siguiente pandemia, quizá consecuencia de esta que aún no queda atrás. Por supuesto, no ha quedado atrás la pandemia. No podemos aún hablar de postpandemia, sino como un concepto de apoyo para el análisis. Pero lo que sí podemos hacer desde ya, es empezar a imaginar un mundo con la perspectiva de lo aprendido, que es el primer paso para empezar a trabajar en ello.

- Publicidad -

@CarlosETores_

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias