11.8 C
Zacatecas
jueves, 18 agosto, 2022
spot_img

■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto

Autismo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JOSE DE JESUS REYES RUIZ •

Siento que en los últimos años se ha incrementado exponencialmente el tema de los llamados TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA, y no es que realmente haya aumentado el número de niños que padecen este problema, que a nivel mundial se calcula que afecta de entre 30 a 60 de cada 10 mil niños en la edad preescolar o posterior.

- Publicidad -

Todos los días vemos en los medios, tanto impresos como electrónicos, pláticas sobre el autismo, que en lo personal, y habiendo estado dedicado a los temas del SISTEMA NERVIOSO durante ya casi medio siglo, siento que solo confunden a quien tiene un hijo con algún problema que pudiera ser del espectro autista.

Para comenzar tengo que comentar que la explosión, prácticamente, a la forma de una moda de hablar sobre el tema no necesariamente ayuda a que se le otorgue una mejor atención a los niños que lo padecen, y sí confunde y demerita el manejo de otras DISFUNCIONES CEREBRALES llamadas de origen INGÉNITO, que se presentan en forma mucho más frecuente que los TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA.

Me explico: existen cientos o tal vez miles de diferentes problemas que afectan al sistema nervioso de los niños al nacimiento, o ligeramente después, que son llamados de origen INGÉNITO, es decir, problemas con los que un niño nace y para los cuales no hay tratamiento real, solo la posibilidad de HABILITAR – no rehabilitar – a los portadores de un problema de este tipo para que se integren, en la medida de lo posible, a la sociedad en la que viven.

Si queremos concentrarnos en los más frecuentes, y por lo mismo, los más importantes, tendríamos que imaginar una estrella de cuatro picos en donde en el territorio horizontal estarían por un lado LOS TRASTORNOS QUE AFECTAN AL SISTEMA AFERENTE – es decir, al sistema de entrada, IMPUT si comparamos al cerebro con una computadora – o aquellos que afectan esencialmente al sistema EFERENTE – OUTPUT –.

Estos son los problemas que más vamos a ver porque su presencia supera, con mucho, a los TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA y existen muchas condiciones que pueden provocarlos, desde la falta de una buena oxigenación del producto en el momento del nacimiento – lo que se conoce como bajo Apgar al nacer – donde el niño permanece morado porque no respira o no lo hace de la forma suficiente o porque no se le estimula para provocar el llanto, que es necesario para que se inicie el proceso de la respiración.

No nos olvidemos que en el momento del nacimiento mueren un 15% aproximadamente de las células neuronales, lo cual es un proceso normal y no se debe necesariamente al TRAUMA DEL PARTO porque está demostrado que también sucede cuando el producto es obtenido mediante una cesárea, pero fuera de la hipoxia neonatal existen múltiples condiciones que pueden afectar al producto, como por ejemplo sangrados por placenta previa, circular de cordón, etc. Y algunos que le afectan en el post parto, como la elevación de las bilirrubinas por alguna incompatibilidad entre la sangre del producto y el de la madre, produce la llamada ICTERICIA NEONATAL que tanto daña a un CEREBRO que apenas inicia su proceso de maduración, y posteriormente las infecciones llamadas meningitis, y así podríamos seguir mencionando muchas condiciones que pueden entorpecer el desarrollo y maduración del cerebro.

Regresando a los problemas de los picos de nuestra estrella en el terreno horizontal, cuando una afección produce problemas en el sistema de entrada, el niño difícilmente se va a desarrollar paralelamente a los otros niños de su edad, a ello se le conocía antes COMO UN NIÑO CON DM – DEFICIENCIA MENTAL – término totalmente inadecuado, actualmente se le conoce como una DISFUNCIÓN CEREBRAL SOBRE EL SISTEMA AFERENTE que da como consecuencias un RETRASO EN EL DESARROLLO PSICOMOTOR, PROBLEMAS DEL LENGUAJE – un lenguaje que no se inicia al año 2 de edad – PROBLEMAS DE APRENDIZAJE, que notamos cuando el niño entra a una guardería o después al preescolar, PROBLEMAS DE CONDUCTA – HIPERQUINESIA se le llama – que no tiene o no caracteriza al paciente con TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA y que ocasiona un DÉFICIT DE LA ATENCIÓN, y finalmente, en algunos casos, la presencia de descargas corticales anormales en la forma de CRISIS EPILÉPTICAS.

A este tipo de niños se les ve normales, salvo que están rezagados en su desarrollo y que se les dificulte aprender, pero de otra forma – un poco o un mucho inquietos – son aparentemente normales.

En el otro extremo de esa estrella TENEMOS LOS PROBLEMAS QUE AFECTAN AL SISTEMA DE SALIDA, que conocemos como SISTEMA EFERENTE o MOTOR y a esos niños se les conoce como niños con PARÁLISIS CEREBRAL INFANTIL, término también inadecuado, una forma adecuada de diagnosticarlos es como portadores de una DISFUNCIÓN CEREBRAL DE ORIGEN INGÉNITO QUE AFECTA ESENCIALMENTE AL SISTEMA EFERENTE o sistema motor, y tenemos a niños con PARÁLISIS ESPÁSTICA DE LAS EXTREMIDADES algunas veces más intensa en un lado del cuerpo porque el hemisferio más afectado es el lado contrario.

Estos niños pueden tener un sistema aferente normal y por ello una INTELIGENCIA NORMAL, como sabemos en casos como el del FÍSICO INGLÉS que recientemente falleció y que usaba sistemas computarizados para comunicarse, y claro estos niños sufren más porque saben, conocen, están conscientes de su problema y las medidas para ayudarlos son limitadas y poco efectivas.

En el terreno vertical de nuestra estrella tenemos al TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA en el pico superior, y al SÍNDROME DE DOWN en el inferior, se colocan en el mismo eje porque se ha descubierto que el AUTISTA es producto, no de un daño de las neuronas en el momento del nacimiento, SINO POR UNA FALLA EN LA CAPACIDAD DE ESTABLECER CONEXIONES, es decir, EL AUTISTA TIENE POCAS CONEXIONES entre los diferentes puntos de la corteza, mientras que el DAWN, es decir, el niño con TRISOMIA 21, tiene exceso de conexiones, lo que lo hace especialmente afectivo – muchos saben que no existe un niño más social y más cariñoso que el mongolito –.

Esto nos lleva a recordar que el niño autista TIENE PRINCIPALMENTE UN PROBLEMA DE COMUNICACIÓN y una SOCIOPATÍA, es decir, una dificultad para comunicarse y relacionarse incluso con sus más cercanos, es decir, con sus padres; se le diagnostica entre el 2 y 3 año de vida por el pobre desarrollo del lenguaje, PERO NO OLVIDEMOS QUE LOS OTROS NIÑOS DE CADA UNA DE LAS PUNTAS TAMBIÉN TIENEN PROBLEMAS DEL LENGUAJE, solo que el dato más importante es que el niño con un TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA difícilmente fija la mirada o sigue el quehacer de los padres, pero es fácil confundirlo con el que antes era diagnosticado como portador de una DM (disfunción sobre el sistema aferente), que a diferencia del autista, tiene trastornos de la conducta del tipo de la hiperquinesia extrema con déficit de la atención que también puede tener el autista pero en mucho menor grado.

Creo que quienes hablan tanto del autismo muchas veces solo confunden a los padres o les provocan un problema adicional al que ya tienen al decirles la urgencia de que el niño sea atendido en sitios especiales, porque seamos honestos, estos sitios no existen realmente en nuestro medio, EL NIÑO HIPERQUINÉTICO CON DM puede ser tratado con metilfenidato, el verdadero autista con risperidona, pero tenemos que reconocer quién es uno y quién es otro, en el primero y en el segundo LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA es esencial, y en el autista EL MANEJO DEL LENGUAJE, que por desfortuna conocemos poco cómo mejorar aquí y ahora.

Seguiremos hablando al respecto en nuestras próximas colaboraciones.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias