12.6 C
Zacatecas
lunes, 16 mayo, 2022
spot_img

Austeridad republicana

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO ARTEAGA ANAYA •

Una de las estrategias primordiales implementadas por el gobierno de López Obrador para lograr aplicar programas sociales universales y llevar a cabo obras importantes, ha sido la implementación de una austeridad republicana que logre recaudar dinero suficiente para impulsar cambios en materia económica y social.

- Publicidad -

Esta política ha consistido principalemnte en impulsar una reforma estructural y profunda de las instituciones gubernamentales en las que durante años han sido víctimas de un saqueo permanente del recurso a su servicio, prácticamente se basa en el combate a la corrupción y lograr eficientar el recurso púbico de la adminsitración pública.

La corrupción sistematizada, ocasinó un enorme daño al país y a la adminsitración pública federal, así como estatales y municipales, miles de millones de pesos recaudados por nuestros gobiernos y nunca fueron suficientes para lograr el desarrollo y bienestar del pueblo de México, por el contrario, el recurso público terminaba en los bolsillos de empresarios, políticos y servidores públicos que lograron crear redes de corrupción en todos los niveles y poderes.

Los programas sociales, obras de gobierno, licitaciones, etc, estaban diseñados para permitir que miles de millones de pesos tuvieran como finalidad enriquecer a unos cuantos, disfrazándolos de beneficios para los mexicanos, es así que durante generaciones unos cuantos se turnaban en los cargos políticos y de representación popular.

López Obrador implementó de forma radical políticas para terminar con las bolsas de recurso público destinadas para beneficios de políticos, decretó terminar con las pensiones y lujos de los expresidentes que costaban cientos de millones de pesos al pueblo mexicano, creó programas sociales y los estableció en la Carta Magna para que sean derechos y no dádivas otorgadas por los gobiernos, empleó un combate a la corrupción que ha logrado desmantelar redes delictivas que al amparo del poder saqueaban nuestras instituciones como PEMEX con el guachicoleo, actividad criminal mediante la cual políticos traficaban y robaban a los mexicanos miles de millones de pesos de los energéticos, entre muchas otras más.

El temor fomentado por los principales opositores de la cuarta transformación, respecto de que el Presidente Obrador dejaría sin empleo a miles de trabajadores del gobierno federal, se esfumó con el paso del tiempo, puesto que a pesar de desaparecer áreas completas de la administración pública federal, ningún trabajador del gobierno padeció de la violencia a sus derechos laborales ni de sus prestaciones legales, muchos fueron reubicados en otras áreas y se les brindaron tareas en las mismas.

Con dichas acciones, el gobierno de la 4T ha logrado el ahorro de miles de millones de pesos de forma anual con los que ha logrado impulsar programas sociales universales como el apoyo a adultos mayores, jóvenes construyendo el futuro y becas para niños, entre otros, así como avanzar en el pago de la deuda externa que nos heredaron los gobiernos priistas y panistas, obras como el tren maya, hospitales y la reparación de refinerías y la construcción de la refinería dos bocas, la compra de una refinería en Estados Unidos.

Austeridad que debe replicarse en los estados y municipios para poco a poco sanear las finanzas públicas, impulsar programas locales buscando el progreso y desarrollo de los pueblos y disminuir las deudas millonarias heredadas, así como otras herencias malditas de los gobiernos neoliberales.

Es urgente que esta austeridad baje a Zacatecas y a sus municipios, es urgente que el gobierno del estado cese los despidos masivos y la violencia laboral y de derechos de la que son víctimas los trabajadores al servicio del Estado que son despedidos sin justificación alguna bajo el argumento de la austeridad que debe implementarse.

Si el gobierno del estado desea lograr el saneamiento de las finanzas, deberá enfrentarse a los poderes políticos y a las redes de corrupción sembradas en la administración pública estatal y municipales por gobiernos anteriores, debe terminar con los lujos y excesos de funcionarios y políticos, acabar con prácticas ilícitas en los poderes e investigar y sancionar a quienes han saqueado las finanzas estatales, investigar la estafa legislativa denunciada al principio del sexenio e impulsar reformas estructurales para el sistema de partidos y la administración en general.

Mientras quienes han saqueado al pueblo de Zacatecas pertenezcan al gobierno en turno y se guarde silencio ante los señalamientos, la austeridad republicana pregonada por el gobierno monrealista será una simulación disfrazada de discurso y el cambio a nuestro Estado no llegará.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias