18 C
Zacatecas
lunes, 6 diciembre, 2021

Nuevos compromisos para América del Norte

Más Leídas

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

El jueves 18 de noviembre de 2021 se reunieron en la Casa Blanca los líderes de Canadá, Justin Trudeau; Joe Biden, de Estados Unidos, y Andrés Manuel López Obrador, de México. Se trató de un evento diplomático en el que lograron proyectar un frente unido en medio de las disputas comerciales, las acusaciones canadienses a E.U. de proteccionismo, y las preocupaciones constantes por el aumento de la migración en la frontera de México y Estados Unidos. Parece evidente para un buen número de observadores que el contenido de la Cumbre cambiará la narrativa política en y entre los tres países, dadas las definiciones adoptadas y publicadas.

En su declaración conjunta afirmaron: “Compartimos una visión de una América del Norte que permanezca como la región más competitiva y dinámica del mundo. Estamos determinados en que la democracia produzca un mejor futuro para todas las personas, creando las condiciones de prosperidad, sustentabilidad, seguridad, y equidad, así como apoyando a los más marginados y vulnerables entre nosotros.” Y también que: “Nuestra visión es apoyar un crecimiento sustentable, infraestructura resiliente, construir sobre la base de nuestro acuerdo comercial para proteger los derechos de los trabajadores, y promover de manera activa la equidad de género, racial, étnica y social para desbloquear el tremendo capital humano de la región…”.

La cumbre mostró el interés de los líderes norteamericanos por mostrar un sentido de solidaridad estratégica ante el incremento de la competencia de Asia y Europa, cuestión aprovechada por AMLO para plantear su disposición para el fortalecimiento de América del Norte, cuestión que sorprendió a quienes lo acusaban de pretender el aislamiento de México. En la primera reunión en persona entre López Obrador y Biden como presidentes, éste dijo que veía a Estados Unidos y México como iguales, y el mexicano elogió el plan migratorio de Biden de otorgar la ciudadanía a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, al tiempo que advirtió que hará señalamientos sobre los legisladores que obstaculicen su aprobación.

En otro apartado de la declaración indican que “…buscamos profundizar nuestros lazos económicos, apoyar el desarrollo de las pymes y fortalecer nuestra seguridad colectiva, al mismo tiempo que mejoramos los estándares laborales y medioambientales. Nos comprometemos como gobiernos a priorizar de manera transversal en toda la agenda la solidaridad, cooperación, equidad racial, justicia, diversidad e inclusión como pilares centrales que reflejan nuestros valores y las sociedades justas y libres que aspiramos a crear en nuestras tres naciones”.

En relación a la gestión de COVID-19 y fomento de la seguridad sanitaria mundial señalaron que “…buscaremos formas de reforzar nuestras cadenas de suministro médico, mejorar la distribución mundial de vacunas, apoyar la seguridad sanitaria mundial, invertir en nuestro personal sanitario y combatir la falsificación de medicamentos. También trabajaremos juntos para el reconocimiento de las vacunas contra COVID-19 consideradas seguras y eficaces por la OMS para garantizar una movilidad segura en la región.”

Llama la atención que en un solo párrafo se refieren al tráfico de drogas y armas: “Para abordar estas cuestiones y proteger a nuestras comunidades de los daños que surgen del entorno global de las drogas ilegales y del tráfico de armas de fuego al que se enfrenta América del Norte, debemos tener un enfoque colectivo y coordinado. Nos comprometemos a seguir abordando estas cuestiones a través del Diálogo sobre las Drogas en América del Norte en 2022 y más adelante”.

Reconocieron “que las amenazas globales pueden afectar la crítica capacidad de fabricación y la disponibilidad e integridad de los suministros de energía, bienes, productos y servicios críticos, y tenemos un objetivo común de hacer que las cadenas de suministro sean más confiables a medida que buscamos acercarlas a casa. Juntos, como aliados y socios que comparten valores, estamos unidos en proteger nuestra seguridad económica, energética y regional y fortalecer la capacidad de respuesta a desastres y emergencias internacionales, de conformidad con las políticas y prioridades de cada país.” Y que “Nos comprometemos colectivamente a tomar medidas rápidas y coordinadas para luchar contra el cambio climático, que pone cada vez más en peligro nuestra prosperidad”.

En relación con la agudización de la migración afirmaron: “Los complejos factores que han provocado un extraordinario incremento en la migración en todo el hemisferio resaltan la necesidad de una cooperación regional ambiciosa. Reconocemos los retos sociales, de salud, económicos, de derechos humanos, medioambientales y de seguridad que enfrentan los países de origen, refugio, tránsito, destino y retorno. Esto requiere una respuesta regional coordinada, así como una respuesta global de recursos con respeto a la ley, basada en solidaridad con los migrantes y entre Estados, priorizando la migración ordenada, segura y regular. México, Estados Unidos y Canadá buscamos promover el acceso a vías legales para obtener protección y oportunidad. Nuestra intención es trabajar juntos para enfrentar este reto en nuestro hemisferio. Reafirmamos nuestro compromiso, basado en una responsabilidad compartida, de adoptar un enfoque ambicioso y comprensivo a una administración de la migración segura, ordenada y humana. Esperamos poder seguir trabajando con socios en todo el continente americano para lograr este objetivo”

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias