6.8 C
Zacatecas
domingo, 4 diciembre, 2022
spot_img

Los ‘humanitas’ de José Emilio González (Primera parte)

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS FLORES* •

La Gualdra 271 / Humanidades

- Publicidad -

Hacia 1968 el escritor y poeta puertorriqueño José Emilio González, docente auxiliar del Departamento de Humanidades de la Facultad de Estudios General de la Universidad de Puerto Rico, lanzó un discurso de apertura para una serie de cursos con el título ¿Por qué estudiar Humanidades?, el cual tiene un valor inestimable acerca de estos chismes, pues involucra a los jóvenes en lo que él considera la hazaña humana en el tiempo y el espacio.

Entre otras cosas menciona que las culturas muertas (que están lejos de serlo) como los son Grecia, Roma, la Edad Media y el Renacimiento tienen una gran conexión con el mundo contemporáneo, pues en ellas encontramos experiencias religiosas y modos de acercarse a lo divino, pasiones humanas como el afán de poder de Agamenón y el amor fatal de Paris y Helena, grandes amistades como la de Aquiles y Patroclo, profundas posturas ante la Patria como el caso de Héctor y profundas reflexiones acerca del hombre y el conocimiento de sí mismo o su relación con la naturaleza.

Para poder explicar una definición de Humanidades dice: “[…] para intentar la respuesta a esas preguntas, me veo obligado a formularme la siguiente: ¿Qué clase de ser o ente –es este ser, ustedes, yo– y, que entre todos los seres –o entes– resulta ser el único capaz de preguntar, de formular preguntas, de hacerse preguntas, sobre lo que él va a hacer y sobre lo que él va a ser?”.

            Esto que parece ser tan confuso es la forma de decir que el hombre es un gran proyecto para sí mismo, pues se tiene la elección de conducirse a sí mismo, o bien, como se hace hoy en día, dejarse conducir. La clave, según deja ver más adelante, es hacerse preguntas todo el tiempo, cuestionar el mundo en que se vive y lo que sucede alrededor, romper con los estereotipos o clisés, “[…] desarrollar […] una actitud crítica, una actitud problemática, frente a todas estas respuestas”.

            Es por ello que las obras legadas por los clásicos, “espíritus más lúcidos del pasado”, se convierten en clave para cuestionarse el mundo en que se vive, pues en ellas “se plantean problemas fundamentales que han inquietado al hombre desde siempre, problemas como […] los nexos entre el hombre y la sociedad” y los antes mencionados.

Citando a Barrow, menciona que la palabra humanitas significa por una parte el sentido de dignidad de la personalidad propia, peculiarísima y que debe desarrollarse hasta el máximo. Por otra, significa el reconocimiento de la personalidad de los demás y de su derecho a cultivarla, y este reconocimiento implica transigencia, dominio de sí, simpatía y consideración”.

            Luego menciona que este concepto ha ido perdiendo validez con los siglos. Esta pérdida de validez es precisamente lo que nos preocupa en el mundo contemporáneo, pues aquéllos que están en el poder pretenden alejar de nosotros estas reflexiones para que olvidemos que somos responsables de nosotros mismos y que tenemos la elección de construirnos como seres críticos y reflexivos, pues quieren despersonalizarnos y convertirnos en una mera fuente de trabajo e ingresos, por ello la única tecnología válida y a la que se le apuesta es a la de producción y evasión, no aquélla sustentable y renovable que podría mejorar las condiciones de vida de los seres humanos.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-271

- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img