12.8 C
Zacatecas
sábado, 13 agosto, 2022
spot_img

Percepción y realidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Rodrigo Reyes Muguerza •

Cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dice que Zacatecas y Fresnillo son los municipios con mayor percepción de inseguridad, el dato se convierte en una nota compartida al por mayor.

- Publicidad -

Tiene sentido, mediáticamente las noticias malas venden más que aquellas que presentan un panorama más alentador. Es también comprensible, porque el INEGI y su área de estadísticas de seguridad y gobierno tienen prestigio, y por lo tanto la información que publican, además de ser técnicamente sólida, es socialmente aceptada.

Lo que no tiene sentido, o lo que debería llamar nuestra atención es que los medios de comunicación no presenten los datos completos que permitan que la población tenga un panorama integral de la situación.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, la fuente tan utilizada por las y los comunicadores que se interesan por la percepción de la inseguridad, es una encuesta concisa y mide principalmente dos cosas. La primera, la más conocida, es la percepción de inseguridad en las ciudades más importantes del país; la segunda, casi nunca mencionada, la experiencia en conflictos y conductas antisociales.

Cierto, Zacatecas y Fresnillo son las dos ciudades con mayor sensación de inseguridad en el país según la encuesta. Eso ya está claro: los medios y la oposición al gobierno de David Monreal se han encargado de machacar el dato.

Pero también es cierto que en materia de experiencia de los encuestados frente a conflictos (lo que realmente sucede), Fresnillo y Zacatecas se encuentran por debajo de la media nacional con 29.1 y 32.3 por ciento, respectivamente. No es una cuestión de creer o no creer, sino de simplemente revisar el boletín de prensa en su totalidad para conocer la información de manera integral. Para evitar suspicacias, aquí comparto el link donde la información puede ser consultada: https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2022/ensu/ensu2022_07.pdf.

Esta tendencia de comunicar solo lo malo se confirma con las estadísticas que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicó el día de ayer. Antes de argumentar por qué y cómo esos datos muestran que la violencia en Zacatecas está disminuyendo, conviene tener claro que son exactamente los mismos datos que se utilizan para mostrar que el sexenio de AMLO superará al de Calderón en número de homicidios dolosos.

Dicho esto, aquí están los tres datos más importantes para Zacatecas extraídos del reporte presentado el día de ayer:

1.- Desgraciadamente, Zacatecas está en el segundo lugar de víctimas de homicidio por cada 100 mil habitantes, aunque en números absolutos (el total de víctimas) ocupa el noveno lugar.

2.- Esta tendencia se debe, innegablemente, al nivel de violencia que se venía arrastrando en el pasado. Lo que el gobernador ha llamado la “herencia maldita” que a tantos molesta, es una realidad, y prueba de ello es que, de acuerdo con el mismo reporte, de enero a junio de 2022, en comparación con el mismo periodo de 2021, el gobierno de David Monreal ha logrado disminuir la tasa de homicidios en 15.6 por ciento. Es decir, aún falta un largo camino por recorrer, pero quienes hoy se quejan de la violencia en el estado utilizando estos números, deberían tener el rigor para aceptar que la situación está mejorando.

3.-Fresnillo ya no está dentro de los municipios que concentran la mayor parte de los homicidios, y presentó una disminución de 37 por ciento en este delito de enero a junio de 2022.

Esos son los datos, la pregunta que tenemos que hacernos es por qué las experiencias y los resultados distan mucho de la percepción, me permito presentar dos posibles razones:

1.- Existe una campaña mediática en contra del gobierno estatal empeñada en presentar información a medias que empañan el trabajo de las autoridades y que a su vez generan y mantienen la percepción de inseguridad. Esta campaña está acompañada de una falla en la comunicación social del gobierno para poder difundir de manera adecuada los resultados.

2.- Los grupos criminales han encontrado una receta efectiva para que cada uno de sus ataques sean visualizados, tanto en redes sociales como por los medios de comunicación. Además, estos crímenes se realizan cada vez más frecuentemente en las ciudades principales del estado que son los centros de gravedad de la opinión pública en el estado, lo que facilita su difusión entre la opinión pública.

Lograr una percepción objetiva en materia de seguridad debería ser una obligación ética de toda la sociedad, especialmente de los medios masivos de comunicación, por el profesionalismo que exige su influencia en la construcción de la opinión pública.

*Coordinador General de Asesores
en el Senado de la República

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias