Crisis política o institucional

Crisis política o institucional

Cerca de once mil maestros en el Estado, entre jubilados y activos, no han recibido su nómina desde hace más de quince días y que llevan ya otros tantos días realizando manifestaciones, en dos ocasiones han paralizado la zona metropolitana cerrando los accesos y salidas de Zacatecas y Guadalupe, pero las únicas respuestas que han obtenido son las de “No hay dinero”, “se hubieran manifestado antes”, como si con ello se resolviera la situación.

El magisterio asegura que si hay dinero y que el problema que origina la falta de su pago, es que el gobernador no ha terminado de nombrar a los encargados de diversas secretarías y de espacios clave en los que recae la responsabilidad de firmar la nomina magisterial, son ya más de diez días y la Secretaría de Educación aún no cuenta con un titular, justo como otras tantas de la administración estatal.

REPLANTEAR LOS PRIMEROS CIEN DIAS DE GOBIERNO

La respuesta que ha dado el gobernador a la diversas manifestaciones es que no hay dinero, que siente su lucha y que respaldará la exigencia enviando comisiones a gobierno federal para solicitar el apoyo para poder cubrir los pendientes en el Estado, pero no ha podido brindarles certeza sobre cuándo podrá estar en condiciones de pagarles, por el contrario se encuentra ocupado inaugurando centros comerciales, pavimentaciones de avenidas en el municipio de Guadalupe y otras que parecieran mucho más importantes que el problema del magisterio, como si la educación en el estado pasara a otro nivel de importancia.

La crisis que se vive, lo hemos señalado en gran variedad de ocasiones, se debe a una clase política carente de sentido social, que le ha dado mayor importancia a las obras mediáticas antes que a aquello que poco les beneficiará electoralmente hablando, así mismo por el desvío de recursos y la enorme corrupción que gobiernos anteriores han implementado como bandera.

En este momento, Zacatecas pareciera padecer una crisis política antes que de recursos, como si se estuviera impulsando la estrategia de generar un problema para buscar solución y parecer el héroe o que se pretende acrecentar la crisis, para que el conflicto escale a nivel nacional y con ello presionar al Presidente para lograr lo que se desea: obtener mayor recurso.

Zacatecas atravesará una compleja situación, la reducción de presupuesto abre la puerta para que por fin llegue la tan anhelada transformación a nuestro estado, para que pueda impulsarse una renovación de la clase gobernante y política que tanto hemos padecido, abre la puerta para la austeridad republicana y para impulsar un debate sobre las políticas que deberán implementarse para traer cambios, lograr generar desarrollo en Zacatecas con menor presupuesto, sin embargo, el debate que hemos visto por parte de diversos actores políticos ha sido estéril y sin un verdadero proyecto de fondo.

Mientras los maestros exigían al Gobernador en turno, en la legislatura local se generaba un debate para culpar al otro de la situación, por una parte legisladores del PRI defendían al gobernador saliente, mientras que algunos de morena se enfrascaban en culpar anteriores administraciones, ninguno de los que participaron en el debate logró consolidar una propuesta real para ayudar al gobernador a salir del problema, dejando entre ver que los zacatecanos tendremos representantes populares cuyo único objetivo será defender a quienes representan realmente: a grupos políticos y no a los intereses populares, las imposiciones en los partidos políticos nos costarán 3 años de mucho dinero desperdiciado.

La solución resulta compleja, desde la federación se obliga al Gobierno del Estado a buscar mecanismos para hacer más eficiente la aplicación del recurso y salir de la crisis institucional y económica que le heredaron los gobiernos priistas y perredistas que se encargaron de tapar el hoyo sin solucionar el conflicto.

El gobierno actual, se encuentra ante dos escenarios posibles: el de impulsar grandes cambios políticos, económicos y sociales y por fin impulsar la construcción de cimientos de un mejor futuro, o el de continuar por la misma ruta, sostener a una clase política incapaz, corrupta y sin idea de lo que Zacatecas requiere para el desarrollo, estamos en ese momento en el que el Gobernador David Monreal debe replantear las acciones prometidas para los primeros cien días de gobierno, las pavimentación de calles y carreteras es importante pero es más importante una administración con finanzas sanas, los primeros cien días de gobierno pueden aprovecharse para consolidar cambios estructurales.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ