En los primeros meses

En los primeros meses

Hay un doble rasero muy evidente en el Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Zacatecas. Debido a que asistió a un evento partidista en calidad de gobernador e hizo uso de la voz, el TRIJEZ ratificó una infracción contra Tello Cristerna por “imparcialidad” en la contienda. Ni el contenido del mensaje ni la adscripción partidista del mandatario le valieron sus derechos políticos.

Mismas condiciones, distintas siglas de partido, criterio contrario. El 23 de abril, el coordinador de senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, arribó a Noria de Ángeles a un mitin de campaña del que distribuye publicidad en redes sociales para promover a su hermano David Monreal a quien defiende de “embates y calumnias”. Según el TRIJEZ, lo anterior no actualiza “imparcialidad”.

El 7 de marzo, durante el evento de toma de protesta de Claudia Edith Anaya Mota en el que participó el mandatario, el tribunal electoral no encuentra elementos para configurarlo como “acto anticipado de campaña”. Sin embargo, sí hubo “links” desde los que se realizaron llamados indirectos al voto, con los que se acredita una infracción por sobre exposición anticipada.

En el horizonte se escribe el nuevo discurso del gobierno de Morena. Hay indicios (muy escuetos) para presumir que el gobernador “metió mano” en la elección, y de que la alianza Va Por Zacatecas, con todo y “sobre exposición de manera anticipada”, fue superada por 11% de las preferencias en la votación al gobierno estatal.

Algo así como “la derrota del régimen que continuaba con las mismas prácticas”, un recurso bastante ensayado que servirá como escudo de defensa y legitimación en cuanto el gobierno de David Monreal surque por caminos difíciles. Tiene cien días para poner en marcha el supuesto plan carretero que renovará la conectividad local y, si no lo logra, llenará los baches de discurso.

El pago de la nómina y prestaciones laborales del magisterio y la administración pública local, los adeudos municipales por cuotas patronales del IMSS, la proliferación de la Guardia Nacional en los 58 municipios del estado, y ahora: la verificar, plaza por plaza, de todas las basificaciones y recategorizaciones que se hayan realizado en los dos últimos años.

En tiempo récord, si es que quiere darle sentido y validez a su porcentaje de votación, “el amigo del presidente” también deberá lograr el traslado de la nómina magisterial a la federación. Eso que intentó de manera infructuosa desde 2019 cuando presumieron las puertas abiertas que les ofrecía el Oficial Mayor de la SEP, Héctor Martín Garza González, y que sirvieron para nada.

Lleva en sus espaldas la pesada loza de un programa como el Crédito Ganadero a la Palabra que en menos de un año perdió el 75% de su presupuesto, y fue cancelado en el siguiente ejercicio por decisión de “su amigo” de Palacio Nacional. De este, aún existen ocho líneas de investigación en la Secretaría de la Función Pública a la espera de un dictamen final.

Buena parte del imaginario social entregó un voto de confianza a David porque la ciudadanía siempre lo vio protegido por la sombra de Ricardo Monreal. Teóricamente habría más recursos tanto de la federación como del Senado para resolver los problemas urgentes de Zacatecas. Esa era la justificación principal para no dar el sufragio a Claudia Anaya.

En cambio, tenemos a un David preocupado porque una bolsa de más de mil -casi- exfuncionarios del gobierno de Alejandro Tello no se lleven “computadoras, escritorios o lápices” esto con la finalidad de “proteger” el patrimonio de los zacatecanos. Ni concesiones de transporte público, ni notarías, ni nuevas basificaciones o recategorizaciones. Esas son sus nuevas prioridades.

Hace bien la plantilla laboral el Gobierno del Estado en mostrar temor por el proceso de entrega recepción que se acerca. Con el diagnóstico de la situación en que se encuentra el capítulo mil al corte de agosto del 2021, de direcciones hacia arriba, rodarán todas las cabezas para dar entrada al primer paquete del gobierno de David en las instalaciones de Ciudad Administrativa.

Uno de los nichos más identificables que apoyaron su candidatura serán los primeros en sufrir los reveses del “gobierno transformador”. Y como ya es costumbre en la Delegación de la Secretaría de Bienestar en Zacatecas, es probable que se imponga un modelo de contratación eventual soportado en contratos mensuales que obliguen a las y los trabajadores a permanecer fieles a la causa.

En términos simples, el analista Felipe Salazar Correa bautizó esta etapa inicial como la “obligada purga en el gobierno”. Y no será menor, lo mismo que en el sexenio de Ricardo Monreal. Evidentemente, la justificación para esa “purga” vendrá con un discurso que sustente la magnitud de los cambios porque la vieja plantilla estaba “amañada” y se “corrompió”.

Alejandro Tello deberá estar consciente que será el enemigo público en los siguientes meses, mientras se termina de acomodar el triunvirato de la anti comisionada Norma Julieta del Río Venegas, la delegada Verónica del Carmen Díaz Robles, y el “amigo del presidente” David Monreal Ávila. Quien estorbe, siempre habrá “secretos” personales para ventilar. ■

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ