‘El Charro de México’: ¿Solterón o correlón?

‘El Charro de México’: ¿Solterón o correlón?

Autora: Verónica Reveles García

Residencia: Guadalupe, Zacatecas, México

 

 

Estaba la Parca sentada,
disfrutando Día de Muertos
en el lago La Encantada,
buscando el próximo yerto.

Se distrae con hombre guapo
que luce vasto bigote;
de México es el Charro,
buscando fácil escote.

Cuando advierte a La Catrina,
se apresura Don Antonio;
“!A sus pies, señora fina!”
¿Busca usted el matrimonio?

Ella muestra indiferencia,
sabe que es enamorado.
Aguilar es mala esencia;
lo llaman “Juan Colorado”.

Antonio Aguilar Barraza,
me presento, dama fina:
¿Damos vuelta por la plaza?
¿Acaso es usted “La Martina”?

Ella, graciosa, le expresa,
¡Soy mucho más que eso!
¡No sabe con quién se enfrenta!
¿Qué no mira tanto hueso?

Soy de mero Zacatecas,
responde “El Dicharachero”;
me verá con patas chuecas,
como todo buen ranchero.

Ella responde molesta,
-¡Yo no soy mujer liviana!
Él le pica más la cresta,
-¡Sigues siendo Martiniana!

Él le dice “La Lucrecia”
-¡“Se te mira “Mal sentada”!
¡A Toño nadie desprecia.
Ya fuiste “Mujer paseada”!

Su gusto por el galán
ella oculta muy diablesa;
con el sagaz gavilán,
rechaza ser fácil presa.

Él le compra rosa roja,
la arrepega contra el cuaco.
Ella pronto se sonroja,
pero refuta arrumaco.

No se rinde el gran pollero,
goza fama de rufián;
tiene piel de caballero,
pero alma de “Don Juan”.

La Flaca, también ladina,
conoce bien al jinete;
lo quiere “La Delgadina”,
para hacerle buen “chupete”.

A damita tan rejega
Toño invita a “La Oficina”;
ella, encantada, acepta;
ha caído “La Cretina”.

La Calaca grito pega
al descubrir que es cantina;
despechada se repliega,
¡No soy chica coscolina!

¡Soy señorita decente!,
de las damas, “la mas fina”;
soy demasiado exigente,
no me paro en cada esquina.

Tranquila, “mi chula mula”,
¡no te luzcas con la gente!
Besa, ama y disimula,
no te quiero irreverente.

Te recuerdo, soy Antonio,
nací en el bello Tayahua.
¡Te amaré como demonio,
o te mando pa’ Chihuahua!

El Charro, con gran dominio,
insiste con la chamaca;
claro pregunta su precio
“El padrino de la banda”.

La dama dice al soltero,
-¡Quiero boda y matrimonio!
El Charro, como torero,
evita todo casorio.

A la Muerte se le esfuma
Toño con gran cautela;
argumenta fuerte cruda;
huye de terca ranchera.

Ella presta juramento:
-Seré tu “vieja pajona”;
te amaré cada momento;
seré tu vieja panzona.

De inmediato, el trovador
huye para “El Soyate”;
le pide al sepultador
que la música contrate.

-Trae la Banda y el Mariachi
y que sean de Villanueva;
que me toquen pa’ dormir;
échenme “un puño de tierra”.

El cazador fue gallina,
¡Cuidado con esa hembra!
Con malicia femenina,
la Calaca fue cuatrera.

Ya no es Toño tan parlante,
ha terminado su fama.
“El exitoso cantante”
le negó boda a la dama.

El Charro grita en la gloria,
-Sigo siendo Don Soltero.
No mancho mi trayectoria.
¡Arriba el desviejadero!

FIN

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ