Las tres declaraciones

Las tres declaraciones

¿Qué mayor felicidad hay que la de ser amado y saber que lo merecemos? ¿Qué mayor desgracia que la de ser odiado y saber que lo merecemos?
Adam Smith

Cuando el presidente aborda al inicio de su informe La teoría de los sentimientos morales, está haciendo más de una fuerte declaración, la primera y evidente es que, cómo él mismo sostiene: “la alegría ajena es nuestra propia dicha”. De ahí se desprenden varias declaraciones que, aunque no son enunciadas abiertamente, se infieren con un poco de análisis. ¿Por qué Adam Smith? Lo cierto es que había cientos de teóricos, políticos y escritores que han apuntado esa idea en el plano de lo económico, son más de uno los que le otorgan enorme importancia al componente moral de las políticas económicas y, jalando un poco la liga, entramos a uno de los debates filosóficos más antiguos, pero el titular del ejecutivo no tenía interés en entrar en el debate, más bien, buscaba dar un marco adecuado para los datos duros de los cuales se desprenden la segunda y tercera declaración de este informe.

El que es llamado “el padre del capitalismo” escribe obras que han sido obliteradas por otras que resultaban mas cómodas para apuntalar la teoría de la economía liberal, pero en su haber tenemos muchos más elementos interesantes, y uno de ellos, (Andrés nos hace saber que él conoce esos elementos,) es el lado moralista de severidad estoica (La teoría de los sentimientos morales). No es nada raro que escuchemos al presidente citando el lado más humano de varios escritores, ahora muchos despistados comunicadores tienen la nota y entienden por qué el discurso del presidente, honesto y claro, ha logrado hacerse un lugar en el mundo simbólico de millones de mexicanos que no apoyan como barra futbolera, por el contrario, se acercan con interés real a escuchar y sopesar lo que un líder de estado viene a proponernos. Lamento mucho que varios noticieros, que deberían ser los primeros en tener ese talante, no hayan entendido lo que la población en su mayoría quisiera que entendieran.

La segunda declaración compete al espacio y la modestia con la que se lleva el informe, podemos ver un palacio nacional que respeta a rajatabla las normas de sana distancia, así como en los días previos vimos nula publicidad para el evento, un dato sencillo nos mete de lleno en el carril: las medidas de austeridad republicana nos han llevado a un ahorro de 560 mil millones de pesos que no irán a parar a las cuentas bancarias de unos cuantos.

Podría hablar de aquí en adelante únicamente de las cifras que respaldan la vocación social del nuevo gobierno: 23 millones de familias se benefician de algún programa social, 969 hospitales rescatados de la molicie para atender la emergencia mundial, 47,000 nuevos trabajadores de la salud, un gasto 14% superior en CONACyT respecto a años anteriores, un descenso del 30% en casi todos los delitos desde Noviembre de 2018, la histórica elevación del salario mínimo que fue de 16% el año pasado y de 20% este año, entre otras cosas. Pero estas cifras, dinero, inversión, empleos, carecerían de interés general si no explicamos el caso paradigmático que ilustra bien las diferencias de cifras vacías y políticas públicas responsables.

El presidente habló sobre cultura durante un rato bastante considerable en el informe, cosa que fue criticada por algunos, pero pasando la parte reduccionista o golpeadora, nos damos cuenta de que las inversiones del gobierno poco a poco caminan hacia el aspecto social, mientras la revista Nexos o los think tanks de pasadas administraciones dejan de recibir jugosas sumas por apoyo incondicional, la 4T apuesta a la creación de bases ciudadanas, apuesta a abaratar los libros y distribuirlos masivamente. La cifra inusitada de 683 mil libros descargados del FCE alegra a muchos y aterra a unos pocos que no han tenido más remedio que mostrar feas caras conservadores y elitistas antes bien ocultas.

Tercera declaración: “Que coman los que nos dan de comer”, dice el grandioso Carlos Pellicer, que muchos mexicanos tuvieron el gusto de conocer el día del informe, y secunda el filón del quehacer social del gobierno en turno. Como hombre de estado me resulta muy importante que los estudiantes y todos los ciudadanos tengan acceso a las obras de Guillermo Prieto, Octavio Paz, Emilio Abreu, Vicente Riva Palacio, José C. Valadés, Luis Villoro, Emilio Carballido, Carlos Monsiváis y un largo etcetera. Como nota al pie, el recurso con el que se harán estas ediciones de 100 mil ejemplares proviene de lo recaudado por el instituto para devolver al pueblo lo robado.

Lo que, como ya supondrían los que me conocen, no me resulta ni deseable ni importante, es continuar con el esquema que privilegiaba a cierta élite de think tanks para mantener la crítica honesta en la marginalidad. No ha habido, como se expuso ya, presidente más criticado, desde Francisco I. Madero, bienvenidos sean todos a la arena política, bienvenidos sean los ciudadanos que han dado un enorme salto en los últimos años y hoy opinan con conocimiento de causa hasta de la elección de la mesa directiva del Congreso de la Unión, porque si seguimos avanzando así, la política nunca volverá a ser un privilegio de la élite que tanto leía y disfrutaba Nexos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ