Propuesta de regular comida chatarra ayudaría a combatir enfermedades en la infancia

Propuesta de regular comida chatarra ayudaría a combatir enfermedades en la infancia
Edith Cárdenas Vargas, médico especialista en diabetes infantil, advierte que ninguna persona necesita comer comida ‘chatarra’ diario o cada tercer día; se acepta en eventos especiales o de manera muy ocasional ■ FOTO: LA JORNADA

■ La obesidad se ha normalizado en nuestro país, advierte la especialista Edith Cárdenas

■ Tengamos en cuenta que la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), hace unas décadas, era una enfermedad de adultos y ahora se diagnostica cada vez más frecuente en población pediátrica

■ 10 de cada 30 niños padecen sobrepeso y obesidad en Zacatecas: Secretaría de Salud

■ La salud es un derecho universal de la niñez y los gobiernos tienen la obligación de garantizarlo

 

Luego de que los diputados oaxaqueños aprobaran sancionar, multar, clausurar y hasta encarcelar a quien promueva y comercialice comida ‘chatarra’ a infantes, mediante una reforma a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, que pone a la entidad a la vanguardia en el combate por la salud, ya que busca reducir los casos de diabetes, hipertensión y obesidad, ha abierto el debate sobre la necesidad de regular dicho tipo de comida sobre todo para un estado como Zacatecas, que según datos de la Secretaría de Salud, 10 de cada 30 niños padecen sobrepeso y obesidad.

El sobrepeso y la obesidad han sido uno de los problemas que no solamente prevalecen a lo largo de los años, sino que incluso marcado un aumento constante. Según la (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), entre 2012 y 2018, el porcentaje ascendió de 34.4 a 35.6 en la población de 5 a 11 años, mientras que para los de 12 a 19 años pasó de 34.9 a 38.4 por ciento. Para el caso del sobrepeso u obesidad, las cifras son preocupantes porque en el sector poblacional que abarca de los 0 a los 4 años de edad, el 22 por ciento está en riesgo de padecerla, y para el grupo de 5 a 9 años, se presenta ya en 35.6 por ciento.

La reforma aprobada en Oaxaca, la cual contó con el respaldo de la Unicef y el aval del subsecretario de Promoción de la Secretaría de Salud federal, Hugo López Gatell, vendría a sumarse a la minuta que en octubre pasado el Senado de la República aprobó para reformar la Ley General de Salud en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, porque comparten el objetivo de atacar la mala alimentación e intentar mejorar la salud.

La salud es un derecho universal de la niñez y los gobiernos tienen la obligación de garantizarlo, como lo hizo ahora el de Oaxaca, sin embargo, el complemento tiene que venir de la sociedad, apuntó Edith Cárdenas Vargas, médico especialista en diabetes infantil. Lo anterior porque explicó que la obesidad se ha normalizado en nuestro país, tanto que es frecuente escuchar frases como “mira qué sano está”, o, “está lleno de vida”.

De ahí que la sociedad tiene que hacer su parte, pues la obesidad general y en particular la infantil, puede desarrollarse no sólo por dietas hipercalóricas y poco ejercicio, sino también por componentes éticos, genéticos, ambientales e incluso conductuales.

“Ninguna persona necesita comer comida ‘chatarra’ diario o cada tercer día; se acepta en eventos especiales o de manera muy ocasional, tampoco seamos alarmistas, pero tengamos en cuenta que la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), hace unas décadas, era una enfermedad de adultos y ahora se diagnostica cada vez más frecuente en población pediátrica. En el Hospital General Zacatecas “Luz González Cosío” de la SSZ, contamos con la clínica de diabetes infantil, actualmente con más de 100 niños con dicha enfermedad, en 2012-2013 la prevalencia de DM2 en este grupo de pacientes era del 6 por ciento, entre cinco y seis años después aumento al 10 por ciento”, comentó.

Por su parte, Fuensanta Casanova Luna, subdirectora de Promoción de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), ha reconocido que una de las dificultades a las que se han enfrentado las autoridades para el combate del sobrepeso y la obesidad, son los vendedores que se posicionan afuera de las escuelas a quienes se les ha orientado en reiteradas veces para que vendan comida saludable, no obstante, señaló que también son los padres de familia los que no se informan sobre la alimentación correcta y las complicaciones vienen entonces desde casa.

Según Casanova Luna, tanto en obesidad como en sobrepeso infantil, Zacatecas se encuentra por debajo de la media nacional, aunque reiteró que 10 de cada 30 niños la padecen, por lo que la SSZ, antes de la pandemia, estaba llegando a las escuelas para orientar a los infantes y decirles la importancia de alimentarse sanamente, cambiar los dulces y alimentarse con fruta, y beber agua en vez de bebidas azucaradas como el refresco, ya que el consumo de éstos, además de producir la obesidad, es la puerta de entrada a otros padecimientos crónicos como la diabetes, por el alto contenido en azúcar, y la hipertensión arterial.

La reforma legal aprobada en Oaxaca no afectará a las pequeñas tiendas de abarrotes, como han hecho creer los empresarios, pues esos comercios podrán continuar normalmente la venta de refrescos y alimentos chatarra, pero no podrán hacerlo a menores de edad, de manera similar a como ya se establece para los cigarros y las bebidas alcohólicas. Y tampoco podrá hacerse en instituciones educativas tanto públicas como privadas de educación básica y media superior, ni ofertarlas en distribuidores automáticos o máquinas expendedoras, pues se pretende reducir hasta cero los padecimientos mencionados que son los que más han vuelto vulnerables a la población mexicana frente al ataque del virus desconocido que provoca el Covid.

Al tener Zacatecas un porcentaje de aproximadamente 33 por ciento de niños con obesidad y sobrepeso, y de continuar con una alimentación en la que impera “comida chatarra”, la entidad se encaminaría a incrementar a sus pacientes con diabetes, que de acuerdo con datos proporcionados por la investigadora Edith Cárdenas Vargas, la Secretaría de Salud de Zacatecas atiende alrededor de 19 mil con diabetes mellitus, mientras que el IMSS, en ambos regímenes, a cerca de 21 mil, esto sin contar que además el 50 por ciento de los diabéticos ignora que la tiene y por ende no están controlados.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ