Familiares de enfermera confirman negligencia del ISSSTE en la entrega del cuerpo

Familiares de enfermera confirman negligencia del ISSSTE en la entrega del cuerpo
Familiares de Esthela ofrecieron una conferencia de prensa ■ fotos: andrés sánchez

Adilia vio por última vez a su hermana Esthela el martes 21 de julio de 2020, cuando fue ingresada al hospital del ISSSTE por haber dado positivo a la prueba de Covid-19

El domingo 26 les avisaron vía telefónica, a las 21:50 horas, que su hermana había fallecido por complicaciones y que tendrían que acudir al hospital para realizar varios trámites

El lunes 27 les informaron que el cuerpo de su hermana no estaba en el anfiteatro; horas más tarde les confirmaron que hubo un cambio de cadáveres en la madrugada del domingo

La CDHEZ informó que la queja contra el ISSSTE ha sido remitida a la Comisión Nacional

Hay otra queja contra la Fiscalía estatal por negar acceso a la justicia y por discriminación

 

Adilia vio por última vez a su hermana Esthela el martes 21 de julio de 2020, cuando fue ingresada al hospital del ISSSTE por haber dado positivo a la prueba de Covid-19, tenía complicaciones respiratorias. Esthela, de 33 años de edad, enfermera de profesión, se infectó del virus de manera comunitaria en Ojocaliente, lugar donde trabajaba para la Secretaría de Salud del estado en el área de epidemiología y que pesar de formar parte del sector laboral de riesgo al padecer hipertensión arterial, no fue enviada a su casa.

Abel se llama el médico que la atendió, quien apenas un día después de su ingreso al nosocomio estuvo avisándole a Adilia el estado de su hermana. Miércoles 22, reporte. Jueves 23, reporte. Viernes 24, reporte. Sábado 25, silencio, sin noticias del hospital. Domingo 26, el teléfono volvió sonar. Eran las 9:50 de la noche y al otro lado de la bocina la voz de una doctora le dijo a Adilia que su hermana había fallecido por complicaciones y que tendrían que acudir al hospital con una serie de papeles para llenar el certificado de defunción.

Adilia se trasladó del municipio de Ojocaliente a la capital zacatecana alrededor de la una de la mañana. En el hospital buscó a la doctora que le dio la aciaga noticia y le informaron que ella aún se encontraba en el área destinada a los pacientes con Covid, que regresara a las 8 de la mañana a recoger el cuerpo de su hermana que estaría listo, pero no era así, el destino trazado por la negligencia les tenía preparada una terrible sorpresa, el cuerpo de su hermana no estaba en el anfiteatro, lo habían perdido.

Se dio aviso de la situación al director del hospital del ISSSTE, el médico René Padilla, quien entró el anfiteatro para verificar el hecho, mismo que confirmó después de unos minutos, por lo que les pidió a los familiares de Esthela que esperaran para realizar una investigación rápida que duró cerca de cinco horas, que en la incertidumbre de la familia debió haber parecido el doble, pero la indignación llegó cuando les confirmaron que había sucedido un cambio de cadáveres en la misma madrugada del domingo en que se reportó la muerte de la enfermera de 33 años.

Después de eso, relata Adilia, mandaron a buscar a los familiares del otro fallecido y los condujeron a reconocer los cadáveres y el familiar de ellos aún se encontraba en el anfiteatro, por lo que el director les dijo que había sido un error del hospital y que posiblemente el cuerpo que les fue entregado a esas personas era el de Esthela, pero ellos habían decidido ya incinerarlo. Si así fue y si se les entregan las cenizas, se pregunta Adilia “¿a mí quién me va a asegurar que en verdad es mi hermana?”

Exige el SNTSA se haga justicia
en el caso de Esthela
Norma Castorena Berrelleza, secretaria general de la Sección 39 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), lamentó en conferencia de prensa la forma de actuar del ISSSTE, primero porque informaron muchas horas después de la situación, y segundo por la forma de manifestarles que había sido un error del instituto y que se haría responsable del caso, pero que no sabían quién entregó el cuerpo que se llevaron los otros deudos.

“Mis compañeras son enfermeras también, hay indignación ahorita en todo el gremio de la Secretaría de Salud. Es molesto, enoja. No es un tema contra el personal del ISSSTE porque ellas son nuestras colegas y están viviendo lo mismo que estamos viviendo nosotros en los servicios de salud ante esta pandemia tan terrible”, dijo la líder sindical.

Por tal motivo, hizo un llamado al director general del ISSSTE a nivel nacional, Luis Antonio Ramírez Pineda, porque “hoy más que nunca necesitamos que el ISSSTE esté fortalecido”, que se dé atención de calidad, porque el pasado fin de semana “fue negro” para los servicios de salud, ya que además de Esthela Yessenia, murieron un médico del Hospital de la Mujer y otra enfermera del hospital de Loreto. “¿Cuántos más de nosotros vamos a caer y no recibiremos la atención que se merece?”, cuestionó Castorena Berrelleza.

Además, denunció que el ISSSTE no tiene pruebas para los trabajadores que son derechohabientes ahí. “Sí un trabajador presenta sintomatología, solamente aplican dos pacientes de cada 10 que se presenten a la prueba. Es una situación aberrante que tengamos que estar mendigando las pruebas en la Secretaría de Salud cuando somos derechohabientes. No hay la atención porque también les falta mucho personal”.

“¡Ya basta! –Dijo la secretaria de la Sección 39-. Exigimos a las autoridades del ISSSTE que se les dé claridad a los familiares. Nosotros exigimos que Yessenia o el cuerpo, o los restos sean entregados. Sabemos que va a ser muy difícil identificar cenizas, porque no existen pruebas para identificar el ADN en las cenizas. No es posible que esos cuerpos no estén identificados, nos es posible que no exista un procedimiento de reconocimiento de los mismos y no es posible decir, se llevaron el cuerpo y ya no está”.

“Conocimos en vida a Yessenia, una enfermera responsable, trabajadora, llena de optimismo, una gran persona. Y es imposible que uno no sienta feo que alguien de tu gremio que se la está partiendo, le den este trato, es indignante. ¿Qué van a hacer? No van a hacer nada, porque nunca hacen nada. Si uno exige y levante la voz, es grilla. Y si uno señala que el proceso de Covid ha sido mal manejado desde el primer momento, no es cierto porque lo señaló el sindicato. Pero los que sabemos lo que está pasando somos los trabajadores, los que vivimos todos los días las carencias, los que enfrentamos y resolvernos somos los trabajadores”.

“¡Ya basta por Dios! Un llamado, póngase a trabajar. Yo no quiero una compañera más en esta condición. Es indignante. Puro discurso y nada de acción. Las pruebas deben de estar haciéndose a los trabajadores porque si nosotros nos enfermamos, se va a agotar el personal. ¿Quién va a atender?”, enfatizó la líder sindical, para concluir que acompañarán a la familia hasta el final, por lo que pidieron también el respaldo de la dirigencia nacional para que esté al tanto de la situación.

Discriminación en la Fiscalía
Al no tener respuesta, Adilia se dirigió el lunes 27 de julio a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas (FGJEZ) a interponer una denuncia por la negligencia en la entrega de cadáveres en el ISSSTE, sin embargo, al detallar cuáles eran los motivos para acudir al lugar, quien la atendió le pidió que al ser familiar de una persona fallecida por Covid-19 se retirara del lugar, se fuera a su casa y le negó el levantamiento de la denuncia. Continuaba el calvario.

Fue hasta el martes 28 que Adilia acudió ahora a las Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) para poner una doble queja, una contra el ISSSTE, y la segunda contra la Fiscalía estatal, donde gracias a las gestiones de la comisión abogadora por los derechos humanos, la atendieron por fin y tomaron la declaración para que quedara en la denuncia y la consecuente investigación.

Además, en la CDHEZ le dijeron que atenderían también la queja contra la trabajadora que no quiso levantar en un inicio la demanda.

“Nosotros no pedimos pelear, no pedimos nada. Simple y sencillamente que esta negligencia no vuelva a pasar a otras personas, que esto no vuelva a ocurrir: que fue que no se siguió un protocolo que ya está establecido para la entrega de cadáveres, que fue un error, que todavía nosotros no podemos superar nuestro dolor y todavía estamos con esto. Hasta ahorita nosotros no sabemos si los familiares tienen las otras cenizas, porque creo que ellos iban a regresar por el que en verdad era su familiar. Aparte, estamos muy agradecidos con el personal de la institución que cuidó a mi hermana hasta los últimos momentos que estuvo sola, le brindaron sus cuidados. Sólo quiero que se sancione a las personas que resulten responsables de esta negligencia”, dice con la voz quebrada Adilia.

CDHEZ inicia investigaciones
María de la Luz Domínguez Campos, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), informó que la queja contra el ISSSTE ha sido remitida a la Comisión Nacional a efecto de que investigue esta “grave negligencia”, en la cual se observa el incumplimiento de la Ley General de Salud y su reglamento, así como de la Guía de Manejo de Cadáveres que fue emitida por el Gobierno Federal, instrumentos normativos que establecen el protocolo para cumplirse cuando sucede una muerte por Covid-19 y en los cuales se contempla el reconocimiento por parte de los familiares, así como un trato digno del cadáver, cosa que en este caso no sucedió, además de observarse una violación a la legalidad y al derecho a la verdad.

La ombudsperson dio a conocer que además los familiares presentaron una queja en contra del personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas (FGJEZ) porque se negaron a recibirle la denuncia en contra del ISSSTE y además, porque recibieron un trato indigno y discriminatorio al decirles que mejor se regresaran a su casa y se retiraran de las instalaciones, razón por la cual se ha iniciado una queja por negarles el acceso a la justicia y por discriminación.

Finalmente, Domínguez Campos adelantó que ya se ha solicitado a las autoridades el informe correspondiente y se llevarán a cabo además otra serie de diligencias en este expediente de quejas, iniciando hoy con una visita del personal de la CDHEZ y la CNDH al director del ISSSTE.

Hospital del ISSSTE asume responsabilidad
y buscan aclarar los hechos
En un breve comunicado enviado el martes 28 de julio a las 23 horas, el mismo día que mediante Facebook los familiares de Esthela Yessenia denunciaron el hecho, la delegación del ISSSTE lamentó la situación que dos familias de afiliados estaban viviendo por la “supuesta confusión” en la entrega de los cuerpos de pacientes fallecidos por Covid.

En el documento, señalan que la unidad, “cuya única vocación es la [de] vigilar siempre la calidad y calidez en la atención a los derechohabientes”, una vez que tuvo conocimiento del evento solicitó “con calidad de urgente”, el informe de los hechos a las autoridades del hospital para que ayuden a aclarar lo sucedido el domingo 26 de julio y el lunes 27 del mismo, con los dos pacientes fallecidos.

Con este hecho, el ISSSTE acumula una queja más en lo que va de 2020, año que ha sido marcado no sólo ahora por su negligencia en el protocolo de la entrega de cadáveres de pacientes fallecidos por Covid-19, sino también por el constante desabasto de medicamento oncológico y hasta supuestos casos de ‘aviadores’ al interior de la delegación, cuya situación, denunciada en febrero de este año, se debió también a un error.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ