El artífice de fracasos.

El artífice de fracasos.

Pareciera que el Coordinador Nacional de Ganadería insiste en llamar o entender como “politiquerías” las informaciones en torno a las diversas irregularidades que copan el Crédito Ganadero a la Palabra. Su silencio ha permitido la proliferación de las denuncias de beneficiarios, que hace unos días vivieron uno de sus momentos cúspide.

En horario estelar, dentro del noticiero “En Punto” con la locutora Denise Maerker, un reportaje de 4 minutos y 30 segundos confirmó la entrega de cuatro animales enfermos en la comunidad de Ceja Blanca, del municipio de Iguala, en el estado de Guerrero. Los tres beneficiarios que denunciaron los decesos de vaquillas otorgadas aseguraron no contar con las guías de trazabilidad.

Los animales enfermos (que luego fueron matriculadas en deceso) le representaron a cada beneficiario gastos en atención veterinaria y medicamentos, y no tuvieron respuesta oficial de los reportes que entregaron al personal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. Además de que ninguna alcanzaba calidad genética, un peso mayor a los 300 kilogramos, y sus registros de sanidad.

La exposición mediática de la entrega de animales en condiciones contrarias a las que se establecen en las reglas de operación del programa prioritario fue el preámbulo para la Convención Nacional anual de la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas (FedMVZ), que tuvo como sede el Palacio de Convenciones de la capital zacatecana, el pasado 30 de enero.

Sin la presencia del secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, al Coordinador de Ganadería se le escuchó -una vez más- su discurso electorero entre el gremio de profesionistas veterinarios. Disperso, con una lectura dificultosa y un tanto irritado por la presencia de Ulises Mejía Haro y Adolfo Bonilla Robles, el funcionario federal no terminó de encajar en el evento.

La noche anterior, el munícipe logró aventajar a David Monreal Ávila con una cena para el gremio invitado, en las instalaciones de la Casa Municipal de Cultural. Una estrategia que luego cristalizó con la firma del convenio de colaboración entre la FedMVZ y el ayuntamiento capitalino para garantizar la aplicación de la Ley de Protección y Bienestar Animal de Zacatecas.

El Coordinador de Ganadería no gozó de la exclusividad del gremio, al que la ausencia del secretario del ramo le dio la tonalidad política que se vive al interior de SADER. Con los medios de comunicación habló del respeto a los tiempos electorales para evitar el tema incómodo del día: más denuncias (en pleno escaparate nacional) dentro del programa prioritario del que es responsable.

A diferencia de 2018, cuando David Monreal dejó correr números (irreales) sobre el presupuesto del Crédito Ganadero a la Palabra, el fresnillense hoy no ofrece ninguna cifra para Zacatecas o para el resto de las entidades. Los 10 mil millones que presumía, que luego se convirtieron en 4 mil, y después le fueron reasignados hasta dejarlo en 979 millones, ni una sola palabra. De los mil millones que otorgaría a los productores zacatecanos, luego bajó a 100 millones, y concluyó en apenas 81.

Todavía en la Convención, dentro de la Reunión Nacional del Programa Crédito Ganadero a la Palabra, el Coordinador Nacional de Ganadería dedicó tiempo para armar las reglas de operación que tendría que haber publicado a más tardar el pasado 31 de enero. El marco legal que, dijo, comenzó a trabajar desde noviembre de 2019, y que mantiene en retraso la entrega de animales también en este 2020.

De nueva cuenta David Monreal Ávila ofrece las condiciones para una gestión pública de mínimo alcance, obstaculizada por su propio desinterés. Así lo acreditó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en su “Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al Cuarto Trimestre de 2019”, y donde consta que en el debut del Crédito Ganadero a la Palabra el fresnillense sólo logró un 24.5% de avance en las metas propuestas originalmente.

El panorama no luce nada alentador ni refleja el mito (con el que sostiene sus aspiraciones) de la exclusiva cercanía entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y David Monreal Ávila. Por el contrario, las tensiones al interior de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural han llegado al punto en que el Coordinador de Ganadería calcula los tiempos para abandonar el Gobierno de México.

La “sana distancia” que mantiene el presidente con su partido Morena permea en la promoción anticipada de candidatos. En esa lógica se encuentra el Coordinador Nacional de Ganadería que, hasta hace algunos días, valoraba la posibilidad de renunciar a sus funciones, según uno de sus colaboradores cercanos. Sin embargo, por más temprano que desembarque, los negativos de su desempeño en SADER lo perseguirán de aquí en adelante. Y esos recién comienzan.

Después de todo, para Andrés Manuel López Obrador puede que exista más claridad en una reflexión insoslayable: no era el contrincante, sino su candidato, el que se dedicaba al autosabotaje en las contiendas electorales. ■

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ