■ Historia y Poder Argentina para todos

■ Historia y Poder Argentina para todos

Una de las claves que hacen feliz a la población argentina es que la dejen hacer su trabajo diario fuera de “las mentiras “ de los políticos, la asonada de los “motochorros” que asaltan e invaden propiedades y que los altos costos de la vida no sigan depreciando su moneda.

Con el cambio de nuevo gobierno las expectativas parecen ser alentadoras para la población ya que se ha prometido no subir el costo de la gasolina, no aumentar precios y apoyar a jubilados, aumentar las pensiones y reabrir los programas de atención a escolares que el anterior gobierno de Mauricio Macri cerró pese a las protestas de padres de familia y de los mismos maestros.

Recuerdo cuando mi hijo Ángel estudiaba en 2008 de las 8 de la mañana a las 4 de la tarde sus primaria y se le daba desayuno y comida, mas aun hacía 2012 cuando estaba a punto de culminar sexto grado, el horario era de las 8 de la mañana a las 12 y media y de igual manera se le proporcionaba desayuno y comida. Ante el incremento de los paros laborales de los maestros los niños podían seguir acudiendo a las escuelas a probar sus alimentos, inclusive en vacaciones largas.

Con el sólo hecho de portar su “guadapolvos” los niños del país no pagaban ningún pasaje en trenes, camiones o colectivos, metro o subterraneo, todo ello, desapareció con las políticas anti nacionales del Macrismo y al que no le tocó el corazón para endeudar al país como nunca antes con el Fondo Monetario Internacional.

Estos días y meses son de vacaciones obligadas y la población sigue su rutina de los largos traslados a sus centros de trabajo. Donde yo vivo se llama la intendencia de Jose C. Paz, a una hora del obelisco de la 9 de julio, lugar emblemático de toda la argentina histórica y peleonera y no es de extrañar que sea uno de los reductos en donde mayormente están cientos de miles de paraguayos -se calcula habrá en toda la argentina un promedio de 3 millones 600 mil de sus ciudadanos emigrantes- y aquí son visibles las villas proletarias donde abundan sus casas precaristas y sus comercios pequeños.

Hay una molestia si entre los paraguayos hablan su idioma guarani y se aguantan y sabe el argentino promedio que los paraguayos le entran duro a los trabajos más difíciles, que son entregados y ahorrativos, además el estado les proporciona el famoso plan familia y la asignación universal por hijo, sea de la nacionalidad que fuera.

La distancia entre la ciudad capital de Buenos Aires a la frontera con Paraguay dista apenas de 1800 kilometros, a Perú es de 4 mil kilometros o 67 horas de camino, mi amiga Nimia vendió su casita en Jose C Paz y decidió regresar a su país en donde le espera otra realidad menos estresante, ya por las distancias o por el estilo de vida. Por ella estoy en esta zona que para mí es sagrada por la cantidad de personas que son francamente muy agradables con todo mundo.

La Argentina para todos se dibuja así: recuerdo una vez en un parque de la zona de Palermo le pregunté a un señor sobre la ausencia de bibliotecas públicas y entre otras cosas me dijo: este país le dará a usted y a su familia todas las condiciones para que se desarrollen si de verdad quieren progresar y es una vieja tradición. Luego me dijo haber conocido al Che Guevara en punta del este Uruguay en 1962 encabezando el guerrillero la delegación cubana en una reunión urgente de la OEA o de la ONU y que sin saber quién era, éste se le acercó diciéndole “te gusta la pelota vasca compadrito”, y preguntando a un amigo quién era, le contestó: cállate que es Ernesto Guevara de la Serna, el Che comunista.

Impresionan muchas cosas. La gente pone afuera de sus casas botes blancos con su orina y todas las mañana pasan carros recolectores que los utilizan no sé para qué.

Luego averiguo. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ