Moralmente derrotados

Moralmente derrotados

No importa quien esté al frente del Movimiento Regeneración Nacional; todos y todas pueden aspirar y hacer su lucha para conseguir la simpatía de la militancia; el debate, las diferencias y la confrontación lógicamente en los procesos electorales internos y externos sale a flor de piel; no hay porque sorprendernos; pero todo tiene un límite; cuando me refiero que no importa quien esté al frente del partido, me refiero a que no importa quien, siempre y cuando se respeten los principios y se haga honor a la causa fundacional de morena. En este proceso de elecciones hay quienes llevaron la “competencia” a niveles descarados de corrupción y manipulación; hay quienes llevaron las diferencias al grado de la violencia y la agresión física; y todo por ver realizadas sus ambiciones al costo que sea; con todo y lo ocurrido, la auténtica militancia de morena, salió fortalecida y con el honor en alto, muy en alto.

Le apostaban a que las cosas saldrían a la perfección; fueron meses de intenso intento de posicionamiento; afiliados y no afiliados, todos afines al “clan” tenían listas completas y actualizadas de afiliados (lo que la parte institucional no tenía) a los cuales visitaban hasta sus casas para promover a quien según muchos analistas no tenía trayectoria, ni reconocimiento, mucho menos un trabajo de base, pero tenía lo único de lo que se valen “ellos”, tenía lo único que les queda (a parte del dinero), tenía un apellido bien posicionado en la política nacional, suficiente para que inocentes y ambiciosos se dejaran llevar por el canto de las sirenas. No fue y no ha sido una competencia a puño limpio, pues una de las partes, se valió de las estructuras gubernamentales para hacer promoción a sus ambiciones, esto, a pesar de la advertencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de que no se utilizaran las estructuras de gobierno en el proceso interno del partido. Los programas sociales del Gobierno de México, se pusieron a disposición de todo aquel que apoyara a su “elegida”; “operadores políticos” peinaron colonias, barrios y calles no solo en búsqueda de militancia, sino en defensa de su actual trabajo o en el anhelo de uno. Las pruebas abundan, las quejas y las denuncias también. Aun así, el día tan esperado (13 de octubre) no lograron consumar su estrategia, pues se toparon con una militancia consiente y organizada. El “clan” tuvo que abortar la misión, pasar del plan A al plan B; reventar de manera violenta la asamblea donde se vieran perdidos fue la consigna.

En morena, no hay lugar para la violencia, es comprensible y tolerable las diferencias internas en un ambiente de paz y democracia; el partido desde su fundación ha luchado en contra de las malas prácticas de la política de las que se valen los más ruines políticos para obtener o conservar el poder; quienes le apostaron a realizar sus objetivos al precio que fuese, violaron todos y cada uno de los principios que rigen al Movimiento de Regeneración Nacional; le fallaron a La Cuarta Transformación; le fallaron a la militancia; le fallaron al pueblo. Por la ambición al poder y al dinero, no les importo el ¿Qué dirán? No les importo que desde el domingo pasado serian señalados como cobardes traidores; con su actitud lapidaron las aspiraciones políticas de sus “jefes”; la violencia generada en la asamblea, golpeó hasta al propio Presidente AMLO.

Los dos Servidores de la Nación que reventaron de manera violenta la asamblea de morena del distrito 3 de Zacatecas, uno de Río Grande y el otro de Trancoso, legitimaron aún más las acusaciones que se hacían sobre el uso de recursos públicos y de la estructura federal en favor de un grupo. Fue este hecho el que dejo muy en claro a la opinión pública que el “clan” no comparte los ideales de morena y de la 4T.

Los hechos lamentables, dejaron moralmente derrotados al “clan”, el rechazo al cacicazgo político es generalizado entre militantes y simpatizantes de morena. La ambición los cegó, los derroto.

No es la primera vez que los auténticos morenistas se enfrentan a una mafia del poder, no es la primera vez tampoco que los auténticos morenistas enfrentan unas elecciones contra quien los supera en recursos económicos; no es la primera vez tampoco que se intensifican las diferencias internas del partido Movimiento Regeneración Nacional; son momentos de que las bases de morena se aferren a sus principios y recuerden que es mejor luchar por proyectos colectivos que de grupo. Hay que recordar que ningún mar en calma hizo experto a un marinero; la militancia auténtica de morena tendrá por delante retos muy grandes que comprenden unidad y organización.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ