Comentarios Libres Inmoral

Comentarios Libres Inmoral

En la página de Agenda Política Información y Análisis que circula en redes sociales, se publicó ayer jueves 5 de septiembre, una nota así titulada: “Diputados federales intercambian familiares en nómina”. Da cuenta de lo siguiente:

Mediante solicitud de información pública, con folio 1200000140119, el Grupo Parlamentario de Morena, dio a conocer la relación entre los legisladores y sus familiares inscritos en la Cámara de Diputados, bajo el régimen de honorarios asimilados a salarios.

Samuel Herrera Chávez, diputado federal de MORENA por el cuarto distrito de Guadalupe, y la también diputada María de Jesús García Guajardo, incluyeron en nómina a sus respectivos cónyuges. El diputado, incluyó a Luis Álvaro Bocanegra Mongtoya esposo de la diputada, quien a su vez, incluyó a Jazmín Itzel Reyna Domínguez esposa del diputado. Ambos, tienen justamente un año en funciones como “asistentes”, recibiendo un sueldo mensual neto de $23,544.62 cada uno.

Mario Delgado coordinador de la fracción parlamentaria, manifestó que al no existir la figura de asesor legislativo, los contratos fueron realizados por honorarios. Como parte de la solicitud de información, la dirección de Recursos Humanos de la Cámara de Diputados, no pudo acreditar el nivel de escolaridad de ninguno de los cónyuges contratados. Respecto al horario que ambos asistentes estaban obligados a cubrir, la Unidad de Transparencia Legislativa, manifestó que los prestadores de servicios profesionales, contratados por honorarios asimilados a salarios, no se encuentran en obligación de cumplir con un horario específico, esto después de que en personal legislativo, destacó no conocer o encontrar de forma aleatoria a dicho personal de asistencia.

Con lo anterior los legisladores Herrera Chávez y García Guajardo, pretendieron evitar, señalamiento con posible tráfico de influencias y nepotismo.

Al respecto, manifiesto mis comentarios.

De inicio, en esa felonía, no se tipifica el nepotismo porque los cónyuges no son parientes entre sí. Tampoco lo podría llamar conflictos de interés. Sí en cambio sería inmoralidad. También es deshonestidad.

Omitiendo las definiciones sacrosantas, podemos explicar esas pillerías.

La moral, no concierne al orden jurídico, sino al ámbito de la conciencia personal. No existe una norma jurídica que obligue a una persona a realizar determinada conducta buena, o que se la niegue. El derecho no castiga el incumplimiento de una norma moral. Las personas deben cumplirlas por convicción propia. Sin necesidad de espectadores. Por eso, frente al obligado de una norma moral, no existe un sujeto facultado para exigirle su cumplimiento. Tampoco, existe una instancia que pueda crear este tipo de normas.

Quién actúa contrario a esa forma de convencimiento es inmoral.

Puedo considerar también, que la moral y la honestidad son recíprocas.

La honestidad es la compostura, la decencia, la moderación de las personas en sus palabras y en sus actos, es el decoro. La honestidad es un valor que caracteriza a las personas porque son congruentes con su forma de pensar y de actuar.

Destaco el caso del diputado Samuel Herrera porque me llama mucho la atención. Siempre lo consideré un luchador social. Tenía la idea de que se trataba de una persona cercana al pueblo, que gestionaba asuntos concernientes con la problemática agraria, campesina, popular, estudiantil. Y, de alguna manera, entendía que era aceptado como muchos otros líderes, por las personas que, careciendo de una vivienda, se acercaban a él para solicitar una dotación de terreno, en lo que ahora es la Colonia Tierra y Libertad de Guadalupe, Zacatecas-

Pero no hay congruencia con aquella conducta y lo que ahora se publica.

Como representante popular, Samuel Herrera ya ocupó el cargo de diputado federal, diputado local, presidente municipal de Guadalupe y ahora vuelve como diputado federal.
Un verdadero fraude…..este tipo de personas, no le sirven al gobierno de la 4T.

Aquí más que nada, lo grave es que con recursos públicos, los legisladores en comento, están pagando a sus respectivos cónyuges. No es dinero de ellos, es ajeno. Es de usted, es el de todos los mexicanos. Tal vez si se tratara de una empresa privada propiedad de Samuel, no importaría para nada ni para nadie, a las personas que tuviese en la nómina porque, finalmente sería su dinero.

El pueblo de México, depositó la esperanza en el gobierno de AMLO, porque convenció su gran discurso, de erradicar la corrupción que por décadas, en los gobiernos prianistas carcomió la estructura del tejido social.

Para ocupar cargos de representación popular, durante los procesos electorales, se cuela cualquier ciudadano en los diversos partidos políticos. De esta forma tenemos un gran porcentaje de personas que no saben por qué, ni para qué, se encuentran en el Poder Legislativo.

Una razón lo explica: constitucionalmente, el artículo 55 de CPEUM señala los requisitos para ser diputado. En ninguno de ellos se menciona grado de escolaridad. Tampoco experiencia en el ejercicio de su profesión. Absolutamente nada exige sobre la probidad, la buena fama, la capacidad, antecedentes profesionales.

La ausencia de ley en este caso, es lo que permite que legalmente, se tengan diputados federales como Samuel Herrera Chávez y María de Jesús García Guajardo.

¿Cómo se podrá lograr mantener la esperanza de México, si en la 4T existen personas como ellos?

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ