Alba de Papel La agroalimentaria, como punto de reflexión

Alba de Papel La agroalimentaria, como punto de reflexión

El trabajo de agricultores, campesinos y artesanos que trabajan en familia y brindan empleo a personas de su comunidad, impulsan la biodiversidad y la sostenibilidad de una cultura que los contempla, pero que muchas veces, los disuelve, ante la falta de políticas integrales y un plan de acción estratégica para la innovación y el desarrollo de sus comunidades.

La reciente realización de la Agroalimentaria 2019 en el Centro de Convenciones, del 22 al 24 de agosto próximo pasado a cargo de la Secretaría del Campo del Gobierno de Zacatecas, hizo posible marcar un punto de inflexión para recordarnos que ellos no sólo representan la columna vertebral de una economía soterrada como la del campo, sino que su aportación es vital cada día para los consumidores, que en gran medida, estimulan la economía, generan empleos y seguridad alimentaria.

Y que su quehacer cotidiano se magnifica por los esfuerzos que tienen que realizar frente a situaciones adversas como el cambio climático, la deforestación, el monocultivo en aguas de temporal, los precios, las reglas y la competencia; así como las dificultades que enfrentan para acceder a la tierra, al agua, a la tecnificación y a la financiación de sus proyectos.

Histórica y culturalmente la productividad asociada al campo, ha constituido un tema complejo y discordante, en razón de la imposición del mercado neoliberal que desconoce el estilo de vida de los mexicanos, más orientado a la producción del consumo propio, “porque si no, a qué hora bailamos”, dificultando con ello, la comprensión de esos niveles de competitividad.

La palabra productividad hasta mediados del Siglo 20, se usaba poco y se refería a la cualidad de ser “productivo”, pero después de la Segunda Guerra Mundial, el significado mudó a “cantidad producida” y se crearon los sistemas de producción norteamericanos para apoyar la reconstrucción europea. A la par, se comenzó a hablar en el mundo, del producto nacional y sistemas de medición en el establecimiento de metas competitivas.

Desde entonces, en México se ha generado complejidad por entender y diseñar un programa de desarrollo para el campo que promueva la corresponsabilidad y la equidad, por otro, colmado de imprecisiones y colusiones que ha provocado en forma drástica, la disminución de la producción nacional.

Gabriel Zaid en su libro “Hacen falta empresarios creadores de empresarios” (1995) en el capítulo “Las últimas pirámides” escribe que “como una anticipación geológica de la historia que vendría, la plataforma continental de México emergió de las aguas formando una pirámide truncada. Un vasto altiplano se elevó de las costas y se pobló de otras pirámides premonitorias: los volcanes. Luego se poblaría de pirámides indígenas y finalmente de pirámides burocráticas.

La dotación geológica traía grandes reservas de plata y petróleo, tierras más forestales que agrícolas, poca agua, una multitud de valles incomunicados, que favoreció por un lado, una economía de subsistencia, dispersa y por el otro, una economía cortesana que prosperó con las riquezas del subsuelo”.

“Fernández de Lizardi vio en esa dualidad el mérito del campo frente al dinero fácil: no adoremos el oro ni la plata… la Naturaleza siempre sabia, los ocultó a la vista de los hombres; mas éstos, perezosos y egoístas, rompen las entrañas de su madre para sacar sus metales y hacerse ricos de la noche a la mañana sin trabajar. ¡Qué horror! La naturaleza benéfica les preparó a todos los mortales las verdaderas riquezas, no en el centro, sino en la superficie de la tierra”

Fue humano y conmovedor platicar con algunos de los productores que participaron en esta Agroalimentaria 2019; hombres y mujeres orgullosos de sus raíces, de sus productos, de su necesidad de emprendimiento y mercado para darlos a conocer y entablar negocios que generen prosperidad. Desde Villa de Cos con la excelencia de sus higos de invernadero y su transformación en remedio herbolario, harina, mermelada y jugo; la Jamaica y su trasmutación en distintos productos; el protagonismo del chile guajillo, mirasol, ajo, tuna, chocolate, maca, miel, carnes, quesos, mezcales y el distintivo que pauta la innovación con implementos agrícolas y biofertilizantes.

Sinaloa, Perú e Italia, fueron invitados especiales, así como especialistas locales, nacionales y extranjeros cubrieron la parte cognitiva. El detonante gozoso del programa, fue la degustación de mezcales zacatecanos donde mil 906 personas hicieron posible ganar el Récord Guinness. La finalidad fue promover esta bebida de sentido sabor, perfume y textura, como una de las mejores del País y del mundo.

Hay por tanto, mérito en el establecimiento de esta Agroalimentaria, confeccionada en Zacatecas, en donde productores y pequeños empresarios luchan con fuerza por abrirse paso y garantizar con ello, la diversidad nutricional y de alimentos que diariamente necesitamos. Con reconocimiento para todos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ