En el limbo Centro Estatal de Artes y Centro de Lectura Amparo Dávila

En el limbo Centro Estatal de Artes  y Centro de Lectura Amparo Dávila
Sede de Instituto Zacatecano de Cultura ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

Centro Cultural “Toma de Zacatecas” espera mejores tiempos económicos para el estado y el país

■ Hacienda objeta impacto en Índice de Desarrollo Humano en honor a la escritora pinense

Anunciadas en el contexto de un discurso rimbombante que reiteró durante el pasado sexenio a Zacatecas como “el centro cultural del país”, diferentes obras y proyectos culturales esperan aún para ponerse en operación. En algunos de los casos, dependen de situaciones extraordinarias o bien pudieran incluso no concretarse.

El Centro Cultural “Toma de Zacatecas”, una obra polémica respecto de su pertinencia social y sus alta inversión, gestionado en el contexto del marco celebratorio de 100 años del hecho histórico revolucionario, se anunció para convertirse “en el recinto más importante en su tipo, de la zona Centro-Norte” de México debido a su aforo para 4 mil 200 butacas, pero esperará para serlo, a “mejores tiempos económicos para el estado y para el país”.

Manuel Silva Almaraz, subdirector de Obras Públicas de la Secretaría de Infraestructura (Sinfra), consideró que durante el 2017 “por lo que se ha estado viendo”, no habrá expectativas para obtener asignaciones presupuestales de manera extraordinaria que permitan iniciar la tercera y última etapa de la obra.

La eventualidad de acceder a una bolsa extraordinaria de recursos para este fin dependería, “me voy a ir muy lejos”, de un alza importante en el precio del barril de petróleo que signifique recursos adicionales para México.

“Están las fórmulas previstas del Sistema de Coordinación Fiscal para que puedan llegar recursos adicionales producto de un superávit, le voy a llamar. Esa pudiera ser la llegada de recursos extraordinarios al estado y eventualmente es cuando pudiéramos acceder a la terminación de la última etapa”.

Precisó respecto del Centro Cultural “Toma de Zacatecas” en el que se invirtieron en una primera etapa 250 millones de pesos, y en una segunda, 90 millones de pesos más (en total 340 millones de pesos), recursos que esperarán para constituirse en un servicio público de los zacatecanos, que “por lo pronto el gobernador ha sido muy claro y por el momento las prioridades están en otros ramos de la infraestructura”.

La tercera etapa implicaría la obtención de entre 60 a 80 millones de pesos más para instalar la mecánica teatral y la iluminación escénica del espacio, que en su proyecto original preveía una inversión total del orden de los 450 millones de pesos, misma que al paso del tiempo tuvo que readecuarse presupuestalmente a instancias de la SHyCP.

Silva Almaraz explicó sobre los avances de hasta 95 por ciento de la obra publicitados mediante boletines oficiales y que generaron expectativas de que sí se entregaría el espacio cultural para su operación antes de que concluyera el pasado sexenio, que no se referían al avance físico general de la misma sino al ejercicio de las ministraciones, una obtenida a finales del 2014 y que se ejerció al siguiente año, y otra de finales del 2015 y que tuvo su ejercicio en el 2016.

Dijo por esto que el avance físico es “subjetivo”, pues ejemplificó, un espacio puede ser ya utilizable al 100 por ciento, pero otros que no tienen iluminación o presentan deficiencias de pintura, conexión de voz y datos y operación de mecánica teatral, presentarían distintos porcentajes de avance en cada caso.

“El poder combinar los porcentajes de todas esas áreas para dar un porcentaje general de la obra es lo que yo considero subjetivo”.

Aseveró que la sala principal ya puede ser utilizada para cierto tipo de eventos, y que el estacionamiento, la plaza, el vestíbulo y los baños están terminados.

Citó el caso de la presentación de Fernando de la Mora en septiembre pasado, quien revisó el espacio y consideró que estaba en condiciones para su actuación, mientras que otros artistas o proyectos tendrían otros requerimientos, “y en esos términos podemos decir, ¿está completa o no está completa?, es relativo y es subjetivo”.

En esta lógica dijo respetar la opinión del director del Instituto Zacatecano de Cultura, Alfonso Vázquez Sosa, quien en entrevista ofrecida el pasado mes de febrero expuso que luego de visitar el lugar lo descartó como foro para el Festival Cultura Zacatecas 2017 por no tener condiciones para realizar en él alguna de sus actividades, “tal vez talleres, galerías para exposiciones…”, ya que “no se tienen todavía condiciones” para ello.

“Respeto la opinión (…) y apelo a esa subjetividad a la que yo me refiero, para algunas personas sí se cumple, para otras personas…”.

En la entrevista con ambos funcionarios se aclaró que la visita que realizó Alfonso Vázquez Sosa al lugar no tuvo el acompañamiento de personal de la Sinfra.

Vázquez Sosa también mencionó sobre el Centro Cultural “Toma de Zacatecas” que ha conocido a través de las declaraciones en medios del titular de la Secretaria de Infraestructura, que además del recurso pendiente para su tercera etapa, “en caso de tenerlo implicaría por lo menos un año de trabajo”.

Dijo que el IZC ha estado preguntando constantemente por el momento en que pueda ser utilizado en la idea de programar actividades, pero también observó, queda pendiente saber si se le asignará su gestión al Instituto Zacatecano de Cultura o a la Secretaría de Administración, pues se había planteado que sería la sede de la Banda Sinfónica del Estado de Zacatecas y “de las escuelas que tiene”, mismas que tienen su adscripción a la segunda.

Sobre las expectativas generadas ante la opinión publica respecto del espacio, Manuel Silva Almaraz, concluyó que está seguro que efectivamente el centro cultural será como se anunció por Miguel Alonso Reyes y Gustavo Salinas Iñiguez, respectivamente, gobernador, y ex titular del IZC, un “referente” cultural de la zona Centro-Norte del país.

También respecto de una serie de observaciones hechas a la obra por la Auditoría Superior de la Federación a la obra agregó que ya fueron solventadas, pues la Sinfra ofreció la información requerida por el órgano de control y está en espera de su dictamen.

Comentó sobre la etapa pendiente que “tal vez sea demasiado fuerte hablar de que esta obra en específico está en una pausa, y entrecomillaría yo, una recesión económica para este espacio como tal, que estará a la espera de mejores tiempos económicos para el estado y para el país, para poder recibir recursos y ponerse ya en marcha en plenitud con mecánica teatral y con iluminación escénica”.

Centro de Lectura “Amparo Dávila”

Silva Almaraz fue consultado asimismo sobre la construcción del Centro de Lectura “Amparo Dávila”, mismo del que se colocó la primera piedra en mayo de 2014 con la presencia de la escritora pinense y luego de replantearse en varias ocasiones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien reiteradamente objetó su impacto en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de los zacatecanos, para el funcionario implica ya la suposición de que “está cerrado”.

El funcionario precisó no obstante que al ser la Sinfra sólo la ejecutora de los proyectos, la precisión al respecto debe ofrecerla tanto el promotor de la misma, la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac), o en el tema financiero, la Secretaría de Finanzas.

En agosto del 2016, a escasos 40 días de la conclusión del sexenio gubernamental anterior, el titular de la Secretaría de Infraestructura, Francisco Ibargüengoytia Borrego dijo a La Jornada Zacatecas que el proyecto seguía vigente.

Aseguraba que la obra cuya inversión estimada sería de 7.5 millones de pesos, “es un proyecto muy consolidado por parte de Gobierno estatal, forma parte de la infraestructura educativa, de capacitación y de formación de la lectura en los niños y jóvenes zacatecanos, de tal manera que no se cejará hasta que sea ejecutada”.

No obstante ya advirtió de las dificultades que había tenido para justificarse ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien consideró en 2014 cuando se le etiquetaron recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), y en 2015 mediante un intento de incluirlo en el rubro general 23, que no cumplía “en mejorar los Índices de Desarrollo Humano”.

Interrogado sobre si este fue un pretexto esgrimido por la dependencia federal, el Subsecretario de Obras Públicas de la Sinfra, Manuel Silva Almaraz comentó, “sí tal vez es una palabra muy simple, pero pudiera sonar adecuada para esto, porque todavía entrando esta administración hubo intentos de solventar algunas observaciones que nos estuvieron haciendo (…) y el resultado que si tenemos al día de hoy, es que ese recurso no llegó”.

 

Centro Estatal de las Artes

aún sin convenio con el INBA

Alfonso Vázquez Sosa informó que aún no se celebra convenio con el Instituto Nacional de Bellas Artes para echar a andar el que se publicitó el sexenio anterior como el que se convertiría en el Centro Estatal de las Artes número 22 en el país.

La información más reciente que tiene titular del Instituto Zacatecano de Cultura respecto al proyecto, obtenida durante la visita que en diciembre de 2016 hizo el subsecretario de Cultura, Saúl Juárez Vega, es que el espacio que se ha acondicionado en el edificio C de las instalaciones del Centro Cultural, se proyectó desde el principio para como un centro estatal de especialización y actualización de docentes de las artes y no tanto a formación inicial en ellas.

En ese sentido se ha utilizado ya para cursos de actualización en danza, capacitaciones para gestión cultural, y otros dirigidos a propio personal del IZC encargado de programas culturales.

Entre otros usos de este orden se utiliza actualmente para ensayos de grupos locales que participarán en el Festival Cultural Zacatecas 2017.

“Ese espacio está totalmente terminado, equipado y está listo para abrirse, el punto es que para lo que no hay recurso es para contratar personal que lo atienda”.

Vázquez Sosa ha hecho gestiones ante la Secretaría de Cultura para que haya una asignación presupuestal que permita abrirlo “con cualquiera de los programas que se tengan que ampliar, de formación o de actualización y capacitación para docentes, pero que ya podamos tenernos abierto y funcionando al 100 por ciento”.

Dijo que en la entrega que se le hizo del IZC para su dirección, no apareció un convenio de operación del citado centro, sino solo el de habilitación y equipamiento, por lo que no está seguro que sus programas se vinculen al Instituto Nacional de Bellas Artes como ocurre con el Centro Nacional de las Artes y los correspondientes estatales que se han fundado en otras entidades federativas.

Su antecesor, Gustavo Salinas Iñiguez, había informado que en este espacio se ubicaría el Centro Estatal de las Artes número 22 en el país, y que faltaron para echarlo a andar 8 millones de pesos.

Su posible vinculación al INBA implicaría una gestión que habría de hacer la presente administración, “estamos justo en el punto de la gestión de un recurso o de algo que nos permita ya darle operación”, dijo.

En su más reciente etapa el espacio implicó una inversión de 11 millones 593 mil 400 pesos, precisó por su parte Manuel Silva Almaraz, quien también dijo que está concluido en un 100 por ciento desde el año anterior.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ