¿Qué culpa tiene el niño?

¿Qué culpa tiene el niño?

Este es el título de una película mexicana que recientemente  se ha estrenado en los cines del país y que hasta el día de hoy se encuentra entre las más taquilleras del año. El filme, del director Gustavo Loza, narra la historia de una joven de clase alta, profesionista, perteneciente a una familia que gusta de guardar las apariencias para sacar provecho político y económico. Después de una borrachera en la playa termina durmiendo con un desconocido para darse cuenta durante los días siguientes que está embarazada.

No es mi intención hacer un análisis de esta comedia mexicana, aunque sí recomiendo ver la película, simplemente me parece oportuno traerla a cuenta por la serie de temas que se dejan entrever durante la proyección. Para empezar el título mismo de la película es ya sugestivo y en torno a este argumento gira toda la historia. Entre los temas que se tocan en el filme están el aborto, el matrimonio, la diferencia de clases sociales, la honestidad y congruencia de vida, principalmente. Es una comedia y por eso muchos de los temas son abordados con ese humor jocoso que nos caracteriza, pero entre risa y risa se toma también seriedad para centrarse en las cosas que verdaderamente importan.

La presencia de una vida, un nuevo ser que comienza a desarrollarse en el seno materno, provoca cambios profundos en todos aquellos involucrados directa o indirectamente en el milagro de la vida. ¿Qué culpa tiene el niño? Plantea de modo directo el tema del aborto y aunque en principio se presenta como lo más natural al final termina imponiéndose el respeto por la vida humana que se gesta en el seno materno, pues ¿qué culpa tiene el niño? Resulta interesante que se le llame niño y no se utilice algún eufemismo de esos que tramposamente suelen utilizar programas de salud pública, tales como pre-embrión, feto, producto, etc., se trata de un niño, una vida humana que sólo tiene que desarrollarse.

Por otro lado plantea el hecho de que no se debe castigar al inocente por las acciones de los adultos, el aborto no es la solución a un problema, sino el asesinato de un inocente y no porque en algunos lugares sea legal significa que es natural, no se trata de extirparse un grano del brazo, es una vida humana inocente, que debe ser protegida y amada.

Plantea también el tema del matrimonio, en un principio se opta por el matrimonio como una forma de aparentar ante la sociedad, luego se propone una unión eclesiástica y no legal, porque ésta genera responsabilidades y obligaciones, pero al final el matrimonio por la Iglesia resulta el único capaz de generar un verdadero vínculo y garantizar la existencia de la familia, formada entre un hombre y una mujer, y que está familia sea el único espacio capaz de garantizar el sano desarrollo del niño.

Al final la presencia de un nuevo ser es capaz de vencer las diferencias sociales, de sacar en cada persona los más nobles y bellos sentimientos, de volver la mirada a las cosas verdaderamente importantes y dejar así la superficialidad con la que a veces vivimos nuestro paso por este mundo. En la sociedad que vivimos hay muchos puntos de vista, muchas opiniones sobre los diversos aspectos que forman nuestro existir, somos una sociedad plural, diversa y diversificada, pero eso no tiene que significar que seamos una sociedad polarizada y dividida.

No dejemos que ideologías de muerte vengan a intentar cambiar los valores fundamentales sobre los que se sustenta nuestra sociedad, seamos respetuosos de las diferencias, pero no permitamos que las ideas de unos pocos modifiquen nuestros valores y principios. La familia es un valor en sí mismo y debe ser protegida, la vida humana debe ser valorada y respetada desde el seno materno. No es posible que una ideología pretenda cambiar el orden natural de las cosas. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ