La salud: un propósito integrador del bienestar familiar y social

La salud: un propósito integrador del bienestar familiar y social

He expresado que mi propósito es servir y unir a las familias zacatecanas; objetivo que está en el centro de mi quehacer político y gracias a esta condición haré lo necesario para que nuestros hijos estén bien y puedan desarrollarse en el mejor ambiente de estabilidad y felicidad.

Es así que en este marco de bienestar muchas veces hemos oído hablar de la salud y de lo importante que es para nuestras vidas; pasar siempre por chequeos médicos periódicos que nos puedan brindar la suficiente tranquilidad de saber que nuestro organismo cuenta con lo más preciado que el ser humano podría tener, además de su vida: su salud.

El tenerla no sólo nos brinda bienestar orgánico y corporal, sino que también nos otorga un equilibrio emocional y psicológico, necesarios para poder disfrutar de todas aquellas cosas que la vida nos proporciona; de gozar y alcanzar todos los sueños y objetivos que nos fijemos.

Al hablar de la salud, no podemos restringirla sólo al proceso de curar e intervenir cuando algo no anda bien en nosotros.

Debemos pensar, sobre todo, en darnos la posibilidad de tener calidad de vida; es decir, cultivar creencias y emociones sanas, que nos permitan adoptar un patrón de comportamiento que nos brinde las garantías suficientes para corresponder a las expectativas que tenemos cada uno en cuanto a la forma en que queremos vivir.

Estoy convencido de que tener salud nos da la posibilidad de disfrutar de lo que queremos para nosotros, nos permite disfrutar de aquello que más nos gusta y nos es importante, como nuestra familia, nuestro trabajo, nuestras amistades, nuestros logros, nuestros viajes y hasta nuestros tropiezos, que luego se convierten en el mejor de los aprendizajes.

Y cuando hablamos de salud en general, estoy convencido de que la mejor forma de enfrentar los grandes retos de este servicio, es pensar en el sujeto como el centro neurálgico y fundamental de cambio; ya que en lugar de pensar en curar enfermedades, debemos enfocar todos los esfuerzos hacia el individuo, para que goce de un buen estado de salud en general, sea orgánica, física, mental y emocional.

Es importante reconocer que en el proceso natural del ser humano en algún momento de su vida su cuerpo y su organismo sufrirán de algún síntoma y dolencia que afectarán su buen desempeño y desenvolvimiento, pero depende de nosotros poder encauzar y evitar mayores complicaciones que afecten en mayores dimensiones no sólo en una etapa, sino todo un periodo de nuestra vida.

Hoy más que nunca hablar de la Salud, en cualquiera de sus dimensiones, es algo que despierta gran interés en todos los seres humanos, sin excepción alguna. La razón fundamental está en que todas las sociedades consideran la Salud como elemento esencial e imprescindible para la vida.

En este sentido, conocer, comprender y comprometerse para mantener y mejorar la salud, implica para mí, desde éste momento, un análisis de todos los factores y acontecimientos que condicionan el proceso de Salud y Enfermedad en todos los habitantes de Zacatecas; y así poder diseñar las estrategias necesarias para subsanar cada una de sus implicaciones y con ello el mantenimiento de la Salud.

El cuidado de la Salud tiene en su base la acción intersectorial, pues no es posible mantener y mejorar la Salud sin el compromiso conjunto de los distintos sectores que conforman la sociedad.

Específicamente, desde el ámbito educativo y sanitario, se hace necesario establecer un marco de acción encaminado a fomentar en las personas el compromiso individual y social para mantener, preservar y aumentar la Salud.

En este sentido, la defensa del medio ambiente; la eliminación de las desigualdades en Salud con todo lo que conlleva; la eliminación de las desigualdades sociales, económicas y educativas; la mejora de las condiciones de vida de los grupos y personas más desfavorecidas, son objetivos prioritarios y permanentes que guiarán la política del gobierno que pretendo encabezar.

Todo lo anterior, con el apoyo de los profesionales sanitarios y educativos, para lograr, en el corto plazo, la mejor condición en los estándares de satisfacción y bienestar en la salud.

En definitiva, la Salud, como política de gobierno, debe ser el recurso imprescindible para la vida, que se proyecte como una responsabilidad social, política y educativa, y por tanto, como un derecho que, individual y comunitariamente, tenemos que defender en todas y cada una de sus dimensiones.

Hoy, desde la óptica mundial, la salud contribuye al crecimiento económico de largo plazo a través de una serie de mecanismos.

Por ejemplo, tiene un impacto positivo en el desarrollo cognitivo del niño y la productividad laboral del adulto; reduce las pérdidas de producción de los trabajadores y de asistencia escolar de los niños, ocasionadas por enfermedad; permite utilizar recursos naturales que eran inaccesibles debido a la presencia de epidemias o enfermedades endémicas; y libera para otros fines recursos financieros que de otro modo sería necesario destinar al tratamiento de las enfermedades…

Por eso, estoy convencido que vamos por la salud de los zacatecanos. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ