Realidad mexicana, resultado de un país que no invierte en la cultura: Telefunka

Realidad mexicana, resultado de un país  que no invierte en la cultura: Telefunka

■ La banda originaria de Guadalajara, Jalisco, es un referente de la escena musical nacional

■ Integrantes consideran al grupo como un modus vivendi, después de más de 12 años de carrera

Aunque según consideraron los integrantes del grupo Telefunka (los hermanos Aldo y Giancarlo Fragoso y John Zohlo), la violencia que actualmente padece México se debe a una cuestión de cultura que involucra a toda la sociedad, pues es un “problema de fondo”, la realidad mexicana puede explicarse también como “el resultado de un país que no invierte en la cultura, en la educación”.

“Yo creo que vivimos en un momento de crisis que no nos había tocado en otras generaciones, poco a poco nos damos cuenta que pega en todos los niveles, por ejemplo nosotros hemos tenido que dejar de tocar en ciertos lugares por la inseguridad”, apunta Aldo.

Sin embargo el tema es amplio, añade Giancarlo, saxofonista de la banda, porque al final “casi todos caemos en la corrupción. No digo que esa sea la solución pero hay que empezar uno a uno”.

Los integrantes del grupo Telefunka son originarios de Guadalajara, Jalisco. Dos de ellos (John Zohlo y Giancarlo) músicos de profesión, mientras que Aldo es un arquitecto que no pudo desprenderse de su afición por la creación musical a partir del bajo y las programaciones electrónicas.

La banda inició hace ya casi 14 años, no obstante los inicios se remontar a un primer proyecto fundado por los dos hermanos Fragoso, de nombre los Hermanos Brothers. Esa banda era más rockera, dice Giancarlo, y al mismo tiempo recuerda que compraron un secuenciador y comenzaron a tocar canciones lounge y bossa nova, “un poco como un juego”, dice, más instrumental.

“Esto es era un poco más lúdico, pero la gente nos pedía lo que empezamos a hacer Aldo y yo, entonces decidimos hacer otro proyecto más instrumental, al cual en un inicio llamamos Telefunken, y después cambiamos a Telefunka por derechos de autor”. En ese lapso John se une al viaje.

La memoria alcanza al día en el que fueron invitados para tocar en un cumpleaños, a partir de ahí la gente los comenzó a buscar como esa banda experimental que extraía sus sonidos a partir de cajas de ritmos y hasta de juguetes.

Pero el proyecto no sólo quería mantener una base electrónica, de ahí que las secuencias y sonidos de juguetes se mezclen en intervalos con las notas de un saxofón, un teclado y un bajo, “queríamos algo orgánico”, remata Aldo.

El reconocimiento llegó solo. Las tocadas se hicieron cada vez más frecuentes, incluso “hubo un momento en el que tocábamos siete u ocho veces por semana. Había ocasiones en las que dobleteabamos de lunes a lunes, y empezamos a crecer y comenzamos a grabar discos y de ahí a 14 años que casi llevamos con esto”, explica Giancarlo.

“¿Cómo describirían el sonido Telefunka?”, se les pregunta, y Giancarlo contesta “yo tengo una frase: los géneros no deben hacer bandas sino las bandas hacer géneros, porque cuando te haces bajo un género estás plagiando, copiando muchas cosas, y aquí fue la revoltura de ingredientes, yo con el sax, Aldo programando y esa combinación casi casi sola se da”.

El primer disco de la banda: Electrodoméstico (2003) fue grabado con ayuda del tecladista de Belanova, e inmediatamente buscaron realizar un video clip de la canción Brillantina, lo que los ayudó a catapultarlos fuera de las fronteras nacionales.

El trío recuerda que el despunte de la banda llegó con el reconocimiento que hiciera el canal de música MTV, cuando los calificó como la mejor banda independiente de ese año. “Eso nos colocó en toda América Latina”, dice Giancarlo.

A partir de ese momento Telefunka se convirtió en una banda referente en la escena musical mexicana, tanto así que llegó a compartir escenario con agrupaciones como Massive Attack y Daft Punk. Tocar con bandas así nos marcó, coinciden los tres.

“¿Qué es Telefunka para ustedes?”, Giancarlo toma la palabra y expresa: “se ha conformado en mi modus vivendi porque hay una libertad creativa para los tres, y tener más de 12 años viviendo con esto, la verdad como en cualquier trabajo 12 años de carrera, en lo personal me da mucha satisfacción”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ