¿Por qué otra vez la UAZ endeudada?

¿Por qué otra vez la UAZ endeudada?

A lo largo de esta última semana se han publicado en diarios de circulación local distintas noticias sobre la nueva crisis financiera de la UAZ: impagable, dicen unos, condonable, sugieren otros. Los que trabajamos en la institución vemos con alarma esta nueva situación de endeudamiento que puede tener varias explicaciones:

1.- En la pasada administración dirigida por el doctor Francisco Javier Domínguez Garay, se abrieron nuevos programas sin haber establecido un cálculo administrativo y mucho menos financiero. Quizá se estableció solamente un cálculo político inmediatista.
2.- Uno de los argumentos sostenidos el último año de rectorado de Domínguez Garay, fue que la Universidad Pública tenía que seguir siendo una oferta educativa atrayente para la población, había que abrir nuevos programas educativos, como los últimos planteles de la preparatoria en diversos municipios porque, según se decía, era compromiso ineludible de las autoridades universitarias seguir abriendo la oferta educativa para alcanzar al mayor número de población beneficiada.
3.- El colofón de este argumento era que el Estado mexicano debía de hacerse cargo (financieramente hablando) de toda la política de apertura de nuevos programas educativos de la Universidad Autónoma de Zacatecas.
4.- Sin mayor planeación, efectivamente, se abrieron nuevos programas y se contrataron más profesores (véase el notable caso de la Licenciatura en Turismo con más de 40 profesores donde por lo menos la mitad son nuevas contrataciones sin contar con el perfil adecuado).
5.- ¿Quién pagaría los costos de lo anterior? Según Domínguez Garay en su calidad de Rector, pagaría el Estado mexicano por ser su obligación.
6.- ¿Cuándo se planeó todo esto? No se sabe. Tal parece que fueron intereses políticos coyunturales que fueron marcando el ritmo de crecimiento de la UAZ, y no una planificación que tomara en consideración, en primer lugar, el techo financiero que pudiera amparar el crecimiento.

Ahora se dice que la Universidad Autónoma de Zacatecas está en crisis. Nuevamente en crisis, cuando esta historia de incertidumbre para todos los que trabajamos y vivimos de la UAZ fue resuelta en dos periodos rectorales (el del ingeniero Rogelio Cárdenas Hernández y el del Maestro Alfredo Femat Bañuelos). Ahora el ingeniero. Armando Silva Cháirez tiene una herencia muy complicada de subsanar, justo por una total falta de responsabilidad y de planeación con respecto al crecimiento de la institución.
¿Quién va a pagar los nuevos costos, me refiero a los más de 600 millones de pesos que se deben por distintos conceptos a diferentes instituciones? ¿Qué respuesta daría Domínguez Garay? Seguramente diría que el Estado mexicano estaría obligado a saldar esta deuda. Yo me pregunto, ¿cuándo se le dijo al “estado mexicano” que se haría cargo de asumir deudas que son resultado de la falta de planeación?

Ahora se habla de condonación. Es posible. Pero no se ha hablado en ningún momento de poner el dedo sobre el renglón en materia de verdadera planeación para un crecimiento sostenido y viable de nuestra Máxima Casa de Estudios. Menos se habla de los responsables que ahora nos tienen nuevamente en la incertidumbre.

El colmo es que aquél que no planeó, en particular me refiero al Rector que ocupó el máximo cargo de la UAZ en el cuatrienio 2008-2012, sigue siendo el responsable de planeación de la UAZ. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ