9.8 C
Zacatecas
jueves, 1 diciembre, 2022
spot_img

Intocable

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LEONEL CONTRERAS BETANCOURT •

La marcha de este domingo 13 de noviembre tuvo como consigna más repetida: “El INE no se toca”, secundada por “Yo defiendo a mi INE”. Fue una gesta en favor de la intocabilidad del Instituto Electoral. La marcha, sobre la que hay una danza de cifras sobre los asistentes, tuvo como epicentro a la ciudad de México con réplicas en 45 ciudades de 20 estados, según datos de La Jornada del día siguiente. Por cierto, la conservadora y tradicional Aguascalientes, gobernada de un acá hasta hoy por políticos de sacristía, se llevó las palmas, siendo en donde más marcharon del interior del país.

- Publicidad -

Esta manifestación pública, a la que aludimos, fue una clara reacción a la propuesta de reforma del INE, planteada por el presidente López Obrador. Dicha propuesta tiene como propósito central rebajar drásticamente el oneroso presupuesto que se le otorga al Instituto encargado de organizar las elecciones, por considerarlo dispendioso, comenzando por los ofensivos y abusivos sueldazos de sus consejeros, que cobran hasta casi tres veces más que el titular del ejecutivo. No busca desaparecer al árbitro electoral como acusan los opositores al gobierno, pero sí cambiarle el nombre, transformándolo de INE a INEC (Instituto Nacional de Elecciones y Consultas). Con el cambio de la nomenclatura, y a fin de reducir los costos y ahorrarse una cantidad sustantiva de dinero, que mucho requiere para sus programas y “proyectos insignes”, el gobierno propone reducir de 11 a siete consejeros y que estos sean electos por los ciudadanos, de igual forma ocurriría con los magistrados del TRIFE. La lista de los candidatos surgiría de las propuestas de ciudadanos presentadas por los tres poderes de la Unión. Para combatir el nepotismo y amiguismo y también reducir costos, la propuesta de reforma tendría que ser constitucional y votada por el 70 por ciento de los diputados y senadores. Lo que se conoce como mayoría calificada. Busca también quitar a los diputados plurinominales, esos que no hacen campaña ni mueven un dedo y llegan a ocupar un curul. En este mismo sentido, se reduciría el número de regidores en los cabildos municipales. Además, para evitar lo que se considera un dispendio de dinero y duplicidad de funciones, la reforma suprimiría los órganos electorales de los estados, dejando sólo al órgano nacional y consecuentemente no se otorgaría presupuesto a los partidos en años en que no hay elecciones. También para ahorrar una considerable cantidad de dinero, propone el voto electrónico por aquello de que nuestra democracia y elecciones están entre las más caras del mundo. Estos cambios no son desdeñables. 

Esta propuesta de reforma puso en alerta a los partidos opositores y las élites, que son las fuerzas vivas y el poder verdadero en este país empresarios, Iglesia, medios de comunicación con sus opinócratas y demás agentes del poder económico y político. Todos ellos bajo la idea de que la ciudadanía debería manifestarse y salir a la calle, comenzaron a difundir la convocatoria a la marcha, que algunos consideran como un parteaguas por aquello de que los opositores a López Obrador mostraron músculo y lograron cambiar la narrativa del presidente y hasta la agenda de ese mago que es el de Macuspana para manejar los medios informativos. 

Originalmente los voceros de la marcha mencionados propagaron que sería convocada, organizada y con asistencia de los ciudadanos. Una marcha de protesta ciudadana. Pero los verdaderos convocantes, organizadores, y quienes se llevaron los reflectores, fueron las personalidades y dirigentes de los partidos políticos. Pues es a estos justamente a quienes afecta la reforma, de llegar a aprobarse. Les quitarían a los diputados plurinominales (familiares y cuates), pero sobre todo jugosos presupuestos en años en que no hay elecciones. Es justamente lo que estos vivales dirigentes, y líderes de los partidos políticos, lo que no quieren que se toque. Para estos los dineros públicos que siempre han tenido y los privilegios de nombrar y decidir quiénes ocupan los cargos y lo que ganan ellos mismos, son intocables.

Por aquello de no te entumas, previendo no reunir el número de diputados que aprueben su reforma, tras la marcha, para seguir marcando la agenda y continuar distrayendo a la opinión pública de los grandes y urgentes problemas como el de la seguridad, López Obrador se sacó de la manga un plan B, éste consiste en que, si la reforma no se aprueba con el carácter de constitucional, que ocurra por lo menos como reforma de leyes secundarias. En lo inmediato, además, ya anunció con hacer su propia contramarcha para reducir el efecto de la de sus opositores y demostrar con ella que él si es capaz de llenar el Zócalo. 

PD. Jerez, fundado con el nombre de Jerez de la frontera para repeler las invasiones de los “indios bárbaros” que azolaban la región desde la Sierra del Nayar, como bien saben los legos, es la matría del bardo López Velarde. Ramón que fue un demócrata y maderista convencido, al ver el horror de la violencia de la Revolución Mexicana, definió esa coyuntura como el tiempo de “la patria espeluznante”. Lo decía con el temor nostálgico de haber perdido el edén perdido pensando en su terruño.

Jerez, Zacatecas, es un caso de los innumerables ejemplos en los que nuestro México se ha convertido en una patria espeluznante. Jerez, ahora frontera de grupos criminales que combaten por la disputa y posesión de la plaza, ante una expectante e impotente policía y guardia nacional que solo llegan para acordonar los lugares en los que ocurren balaceras y muertes. Que dios nos agarre confesados. 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img