3.8 C
Zacatecas
sábado, 1 octubre, 2022
spot_img

Vigente, la obra de José Revueltas para mostrar las contradicciones del país

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RÍOS • Araceli Rodarte •

■ Con sus cuentos puede pensarse a México como tierra cruel pero esperanzadora: Garibaldi

- Publicidad -

José Revueltas es, en un país donde los intelectuales exhiben una tradicional fascinación por el poder, una excepción. Crítico del fenómeno, no dejó de cuestionarlo aún dentro del Partido Comunista al que perteneció y del que fuera expulsado en dos ocasiones.

Preso en el Palacio Negro de Lecumberri y también en las Islas Marías, el autor de El Luto humano, encontró en el realismo una forma de hacer una literatura congruente con su pensamiento político al centrarse en una visión materialista-dialéctica, misma que hace vigente su obra para mostrar las contradicciones que hoy persisten en el país.

A través de sus cuentos y novelas puede pensarse a México como una tierra cruel pero al mismo tiempo esperanzadora. Frente a la indolencia que muestra el Estado coexiste la manifestación de una generación “que está surgiendo y nos está enseñando que las cosas pueden cambiar”, dijo Emiliano Garibaldi.

Esta podría ser la lectura que hoy ofrezca de manera pertinente el pensamiento y la literatura de Revueltas a “un país convulso, tan hasta la madre” de la corrupción y los abusos del poder, respondió el docente de la Unidad Académica de Letras de la Universidad Autónoma de Zacatecas a la observación de Carlos Navarrete, para abordar en Acentos, el programa de La Jornada Zacatecas TV dedicado en esta ocasión al análisis de quien se dijo es uno de los intelectuales del siglo pasado en México, más importantes y complejos,  y a quien se marginó antes que ubicársele como un ejemplo de congruencia.

Este 2014, se celebra aparejado a los centenarios de los natalicios de los poetas Octavio Paz y Efraín Huerta, el correspondiente de José Revueltas.

Nacido en Durango un 20 de noviembre, la figura denota que “las casualidades no son coincidencias”, comentó el conductor de la serie, para este caso.

Para hablar del literato de la dinastía Revueltas, quiso Emiliano Garibaldi citar al crítico Ángel Rama, quien luego de estudiar a los intelectuales mexicanos desde la época de la Colonia y hasta mediado el siglo 20, encontró que en su fascinación con el poder no existe otro país que se le pueda comparar a México.

En este sentido, el también autor de El Apando, “es la contraparte de esa idea”, pues siempre fue crítico de la sociedad, el Estado y el poder. Por tanto, lo propuso como un modelo a seguir por parte de los intelectuales del país, al que sin embargo, “no se ha tomado mucho en cuenta”.

José Revueltas también es, se dijo en alusión a la anécdota rescatada recientemente del dicho de una de sus sobrinas por Elena Poniatowska en El Semanal de La Jornada, “el escritor mexicano más ruso”.

Admirador de Dostoievski, la cercanía entre ambos tiene que ver con el sentido trágico de la existencia. Ambos experimentaron la cárcel,  expuso Navarrete.

En una entrevista realizada al autor de Crimen y castigo, y cuestionado de qué le daba derecho a hablar por los rusos, el literato habría respondido mostrando las marcas en los tobillos que dejaron los grilletes durante su estancia de castigo en Siberia, dijo el también jefe de Información de La Jornada Zacatecas.

De la misma forma, agregó Emiliano Garibaldi, puede argumentarse no sólo el derecho para hablar por los mexicanos y por México de José Revueltas, sino la obligación de hacerlo como intelectual, pues añadió, si algo puede enseñar este autor “a los que pretendemos escribir o hacer algo creativo”, es rescatar que no se es un ente aislado de la sociedad sin parte de ella y por tanto es una obligación “decir las cosas”, nunca quedarse callado.

La conciencia crítica de Revueltas, no cedió ni ante “sus camaradas”. Cuando veía que su partido estaba cayendo en errores lo señalaba dijo Garibaldi, para situar que el literato encontró al poder mismo y su concentración como un problema.

En este sentido, la literatura de José Revueltas sigue siendo actual, pues al situar a la realidad en su devenir dialéctico, pueden encontrarse a la par de las cosas terribles que el poder hace, las manifestaciones de una sociedad que empieza a levantarse y dice: “esto no es lo que quiero”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias