15.8 C
Zacatecas
jueves, 6 octubre, 2022
spot_img

■ En el Neoliberalismo se habían entregado al capital internacional: Evo Morales Ayma

Desarrollo económico y social en Bolivia obedece en gran medida a la recuperación de los recursos naturales

■ Bolivia, después de Haití, era el país con más rezago económico, hasta que se planteó un proyecto de gobierno basado en la refundación política, nacionalización de la economía y redistribución de la riqueza

■ Hasta 2019, esa nación tenía la tasa de desempleo más baja de la región y, bajo el gobierno de Evo Morales, fue declarada territorio libre de analfabetismo por la Unesco

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

Evo Morales Ayma, ex presidente de Bolivia, afirmó que el desarrollo económico y social que se ha logrado ese país, durante los últimos 15 años, obedece en gran medida a la recuperación de los recursos naturales que, en el Neoliberalismo, se habían entregado al capital internacional.

- Publicidad -

Luego de recibir el Doctorado Honoris Causa que le otorgó la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) por su contribución en el combate a la pobreza y la desigualdad en Bolivia, señaló que, en la experiencia de ese país, la nacionalización es fundamental para para recuperar todos los recursos naturales, especialmente los hidrocarburos.

Expuso que Bolivia, después de Haití, era el país con más rezago económico, hasta que se planteó un proyecto de gobierno basado en una refundación política, en la nacionalización de la economía y la redistribución de la riqueza.

“Lo difícil ha sido la refundación mediante una Asamblea Constituyente, porque queríamos pasar de ese Estado Colonial al Estado sin clases. Duró tres años el debate y en ese tiempo intentaron un golpe de Estado, pero gracias a la unidad del pueblo boliviano, garantizamos la refundación de Bolivia: dejar el Estado Colonial y contar con el primer Estado Plurinacional del mundo”, expresó.

Morales Ayma expuso que, a su llegada la presidencia de Bolivia, algunos ministros le tenían miedo a la nacionalización, pero “para ser autoridad no solamente es importante tener energía y fuerza, sino también valentía. El mandato del pueblo fue recuperar los recursos naturales y el primero de mayo del 2006 no me tembló la mano para nacionalizar los hidrocarburos”.

Previo a este proceso, dijo que participó en reuniones y negociaciones con gobiernos neoliberales y cuando les planteaba la nacionalización, decían: “cuando está bajo tierra es de los bolivianos, si sale de la tierra ya no es de los bolivianos”.

Del total de los ingresos que se generaban de los hidrocarburos, comentó, el 82 por ciento era para las transnacionales y el 18 por ciento para los bolivianos, ello sin algún control ni fiscalización.

Detalló que, antes del 2005, la inversión pública en Bolivia era de 600 millones de dólares, de los cuales el 60 por ciento correspondía a créditos, pero después de implementada la política de nacionalización, en los últimos años se han ejercido más de 8 mil millones de dólares.

Morales Ayma también mencionó que el Producto Interno Bruto en 2006 era de 9 mil millones de dólares, mientras que en el 2019 llegó a ser de 42 mil millones de dólares. Además, durante 20 años de privatización la renta petrolera era de 3 mil millones de dólares y, hasta antes del golpe de Estado, hace tres años, era de 40 mil millones de dólares.

Además de los hidrocarburos, relató que la nacionalización continuó con las telecomunicaciones que estaban en manos de una empresa italiana, misma que generaba una utilidad de 70 millones de dólares. Es decir, “esta política de recuperar los recursos naturales y de los servicios básicos ha sido muy importante”.

Precisó que “cuando hablo contra el capitalismo, no estoy hablando contra la propiedad privada. Por constitución la propiedad privada está respetada, las inversiones se respetan, pero en el mundo hay mucha riqueza, el problema es que está mal distribuida”.

En ese sentido, afirmó que el golpe de Estado del 2019 se llevó a cabo por el litio, a fin de que el capital internacional pudiera acceder a este recurso y aprovecharlo de la manera en que se hacía con el Neoliberalismo.

Morales Ayma recordó haber visitado Corea del Sur para impulsar acuerdos de cooperación e inversión y lo invitaron a conocer una planta de baterías de litio: “fui a ver a planta, linda, y pregunté cuánto costaba. Dijeron que 300 millones de dólares. En ese momento lo pienso: ‘como mis reservas internacionales están creciendo yo garantizo 300 millones de dólares’. Le digo: ‘hagamos su gemela en Bolivia’, contestaron que no”.

“También hablé con el presidente de Japón dos veces. La Toyota requería y le dije que hiciéramos un ensamblaje de Toyota en Bolivia, con litio boliviano, y tampoco quiso. Ahí me di cuenta que los países industrializados sólo nos quieren a los latinos por la materia prima y no permiten que le demos valor agregado a nuestros recursos naturales”, agregó.

En ese contexto, se decidió empezar con un proceso de industrialización de baterías de litio, carbonato de litio e hidróxido de litio y para ello se inició con un laboratorio, después con una planta piloto y posteriormente se creó la primera industria de carbonato de litio que produjo mil toneladas al año.

Se refirió al golpe de Estado e indicó que, durante los primeros meses del 2020, se documentó que Estados Unidos y el Reino Unido intervinieron para apropiarse del litio, lo que evidencia de que “no aceptan que nosotros le demos valor agregado a nuestros recursos naturales”.

Durante el acto protocolario de entrega del Doctorado Honoris Causa a Morales Ayma, Marco Antonio Torres Inguanzo, director de la Unidad Académica de Gestión Pública de la BUAZ, expuso los motivos por los cuales se le otorgó dicha distinción.

Mencionó el crecimiento económico logrado en Bolivia durante los últimos 15 años, porque se incrementó a una tasa promedio de 5 por ciento anual, mientras las de los demás países de América Latina era de tan sólo 2 por ciento promedio anual. Además, “en 2006, el PIB de Bolivia fue de 9 mil millones de dólares, en tanto que en 2019 fue de 40 mil millones de dólares. En este mismo periodo su PIB per cápita pasó de mil a 3 mil 500 dólares”.

Expuso que hasta 2019, Bolivia tenía la tasa de desempleo más baja de la región y, bajo el gobierno de Evo Morales, Bolivia fue declarada territorio libre de analfabetismo por la Unesco.

Por otra parte, señaló que en la década de los 90 Bolivia era el país más pobre de América del Sur y el más desigual, pero con el gobierno de Evo Morales Ayma, “se creó un sistema de salud pública, estableciendo el acceso universal a la salud” y un subsidio universal prenatal, mediante el cual se atendió a más de 2 millones de madres, niñas y niños.

También se creó el bono llamado Juancito Pinto, diseñado para erradicar el trabajo infantil y contrarrestar la deserción escolar, de forma que más de 900 mil alumnos de casi 14 mil escuelas fueron beneficiados. Gracias a programas como este, el trabajo infantil en Bolivia se redujo en un 80 por ciento hacia 2020. 

En materia política, Torres Inguanzo destacó que, en Bolivia, se construyó un sistema político en que las mujeres tienen una representación igualitaria y paritaria, de tal forma que a la fecha más del 50 por ciento de los órganos legislativos está integrado por mujeres.

La entrega del Doctorado Honoris Causa estuvo encabezada por el Rector Rubén Ibarra Reyes quien refirió que la distinción obedece a “su trayectoria ejemplar y progresista en pro del pueblo boliviano, a través de un gobierno legítimo que inspira al resto de América a seguir. Si podemos hablar de un estado de bienestar, ese es el que logró Evo Morales”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias