15.8 C
Zacatecas
sábado, 28 mayo, 2022
spot_img

■ El filme está en la competencia por el Oso de Oro de La Berlinale 2022

Everything Will Be Ok y la fábula de los puercos, de Rithy Panh

BERLINALE 2022/ EDICIÓN 72

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS BELMONTE GREY/ ENVIADO ESPECIAL •

Everything Will Be Ok (Todo va a estar bien) es el título del nuevo documental -por supuesto una ironía-, o más bien ensayo político, del realizador de origen camboyano, Rithy Panh, que está en la competencia por el Oso de Oro de La Berlinale 2022.

- Publicidad -

Esta vez ha hecho más un ensayo y manifiesto político a través de dos estrategias: la construcción de una maqueta habitada por bestias hechas de barro y de una enorme investigación de foundfootage de películas y noticieros. 

Todo esto para lanzar una serie de cuestiones y críticas al mundo político desde el siglo XX y el mundo consumista de nuestros días, sin obviar, por su puesto, los cubrebocas en tiempo Covid y la informatología de los celulares. 

Tres citaciones parecen ser la fuente de esta impresionante película muestra de control y previsión sobre la escena:

El viejo mundo está muriendo.
Y el nuevo mundo lucha para nacer:
Ahora es el tiempo de los monstruos

Antonio Gramsci
A veces, he soñado
con un borrado integral con el cual
podría purgar los horrores de la humanidad

Louis Aragon
Aquellos que no pueden hacerte creer en las absurdidades
pueden hacerte
cometer atrocidades
Voltaire

Su propuesta, una fábula donde pone a prueba a una serie de animales, colocándolos en la posición de los líderes políticos, tecnológicos y militares

Panh propone una fábula donde pone a prueba a una serie de animales (cochinos, jabalís, simios, elefantes) colocándolos en la posición de los líderes políticos, tecnológicos y militares desde el siglo XX, como para ver si ellos serían capaces de hacer las mismas atrocidades que los seres humanos. En su libreto explicativo ha resumido: 

“El film es una metáfora. En una gran ciudad invadida por vida vegetal, una familia de puercos camina por las calles y caza a los últimos humanos. El nuevo mañana comienza con una purga.  El mundo es una fábula.

Si se supone que el cine no deja nada al improvisto, o que al menos las escenas que aparecen en la pantalla con los actores están previstas, en esta ocasión Pahn alargó el control a su maqueta, a sus figurillas de barro y a su selección de película de archivo, todo ello envuelto por una narración en off.

Sus bestias adoptan las posiciones icónicas de lideres mundiales, en discursos, frente a las maquinas esclavizantes, frente a las plazas en pleno discurso y violencia, comandando militares, destruyendo la naturaleza. Los sonidos animales insertados dan movilidad y dinamismo a las escenas fijas, las bestias de barro no se mueven.

La segunda estrategia es -como acabamos de comentar- la utilización de material de archivo tomado de otras películas o noticiarios:

Así la animalidad de sus figurillas llega a las texturas de enorme violencia con dos tipos de imágenes: la represión y asesinatos de la guerra de Camboya y segundo el sacrificio de reses y pollos para el consumo humano. Las máquinas en serie de la muerte. 

Las cuestiones son:

Democracia y demagogia
Totalitarismo
Cegueras y obediencias
Ideologías sin críticas

Panh ha comentado que en realidad no hace filmes, sino que los confecciona. Nunca ha sido más acertado. Ahora ha pintado, esculpido, filmado, investigado, montado, editado, sonorizado. 

Esta es una de esas películas que se tienen que ver con la cabeza bien dispuesta y de preferencia en una sala de cine.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias