25.4 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

■ Con esta presentación ya son seis las ocasiones que el maestro del acordeón visita el país

“Hay cumbia para rato”: Carmelo Torres; músico hizo de Plaza de Armas una sabana

■ Con el acompañamiento de su banda interpretó temas de su último trabajo “Me recordarán”

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

“México para mí es como mi segunda patria”, dijo bajo y timorato al micrófono, Carmelo Torres, la leyenda viviente de la cumbia sabanera de Colombia antes de su concierto en el magno escenario del Festival Cultural Zacatecas (FCZ) 2022, pues “La biblia del acordeón”, como también le conocen, sabe de sobra que en este país que lo recibió en esta única fecha, la cumbia se baila también con pasión.

- Publicidad -

Con esta presentación en el FCZ se completaron ya seis ocasiones que el maestro del acordeón colombiano visita el país, donde ha pisado los escenarios más prestigiosos de la cultura, como el del Festival Cervantino y ahora el Cultural de Zacatecas. Por eso, subrayó, se siente como en su segunda patria porque la gente de México lo ha recibido con cariño.

A Carmelo Torres se le debe en parte la evolución y la permanencia de la cumbia sabanera, misma que resiste en un ecosistema de nuevos géneros musicales y fusiones latinoamericanos en el que cada vez reinan más estilos urbanos como el reggaetón.

El mismo acordeonista reconoce que cuando sus maestros Andrés Landeros y Antonio Fernández murieron, en San Jacinto, su lugar de origen, la cumbia “tuvo un bajón” y no se escuchaba casi, pero entonces tomó las riendas y ahora es un género escuchado e interpretado por muchos jóvenes. “Eso me llena de alegría a mí: que la cumbia siga para adelante”.

La cumbia sabanera
resiste en un ecosistema
de nuevos géneros
musicales y fusiones

Y para la permanencia, Carmelo Torres señala que cuando él la retomó comenzó a enseñarla a las nuevas generaciones, acumulando a la fecha ya muchos alumnos que están grabando su propio material, como es el caso de la mexicana Mariana Dávila que se hace llamar, dijo entre risas, “La terrorista del sabor”.  Pero la resistencia también consiste en la permanencia de los instrumentos tradicionales, “que no lleve tanta cosa electrónica”, sino sólo el bajo, además del tambor alegre, la guacharaca y el acordeón.

FOTOS: ALEJANDRO ORTEGA Y ANDRÉS SÁNCHEZ

Las letras también son una parte fundamental de la cumbia sabanera, pues ha sido el paisaje mismo el que dicta la inspiración. “Las letras que compongo son unas letras costumbristas, que se refieren al pueblo, a las aves, a las mujeres, a los amigos”.

¿Y qué opina de las letras del reggaetón? Pregunto. “Al reggaetón no le hago, pero tampoco estoy en contra de ello. De todas maneras en el ámbito musical estamos en el mismo rango, entonces no hay que discriminarlos tampoco”, respondió el músico.

Carmelo Torres y su cumbia sabanera interpretaron temas de su último trabajo discográfico lanzado en 2018, “Me recordarán”. Horas antes, en la conferencia de prensa, confesó que le gustaría que lo recordaran “con cariño, con mucho amor y con mucha paz”.

Pero además de la cumbia, con la que puso a bailar a quienes se dieron cita en el máximo recinto del FCZ, se escucharon algunos merengues y sones, pero la prioridad de él y sus músicos, José Movilla, Romy Molina, Rodrigo Salgado y Gabriel Romero, dijeron a temprana hora, es la cumbia sabanera, con la que han roto las fronteras, como quedó demostrado la noche de este miércoles 13 de abril, en la que Plaza de Armas se convirtió en la sabana colombiana al arrullo del acordeón.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias