14.8 C
Zacatecas
lunes, 17 enero, 2022
spot_img

■ Tiene su origen en el primer santuario donde se le veneró, el ahora Convento de Guadalupe

Celebración de la Virgen de Guadalupe, una de las tradiciones vigentes más importantes

■ Este festejo representa un símbolo de fe y cohesión que ha persistido en la cultura popular Desde 1985 a la medianoche del día 11 se cantan las “Mañanitas” a la Virgen: investigador

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

Para el investigador y promotor cultural, Víctor Manuel Ramos Collière, la celebración a la Virgen de Guadalupe en el municipio que lleva su nombre, es una de las tradiciones vigentes más importantes del estado de Zacatecas, esto luego de que tiene su origen en el primer santuario donde se le veneró formalmente en la entidad, ubicado donde es ahora el Convento de Guadalupe, en último tercio del siglo XVII (17).

- Publicidad -

El nuevo templo donde se le venera ha dado cuenta de ello, indicó el investigador en su ensayo “Las fiestas guadalupenses a la guadalupana: génesis, historia y evolución de una tradición 1681-2017”. Éste fue concluido en octubre de 1681, siendo estrenado el 12 de diciembre de ese mismo año con una función religiosa, hecho, que a decir del autor, pudiera considerarse como la primera celebración guadalupana en la historia guadalupenses, y la cual, este 2021, estaría cumpliendo por tanto 340 años de su existencia.

Desde entonces, de acuerdo con Ramos Collière, la celebración a la Virgen de Guadalupe en la ahora ciudad homónima, representa un símbolo de fe y cohesión que ha persistido dentro de la cultura popular zacatecana, en la que se conjugan aspectos como el religioso-devocional; el festivo -profano; la música; la danza; la gastronomía; así como un cúmulo de tradiciones que se han creado en el trascurrir del tiempo, para luego convertirse en feria regional y luego estatal, manteniendo los ancestrales elementos que le dan identidad.

La celebración, este
2021, estaría cumpliendo
340 años de existencia

Posteriormente, con la fundación en el Santuario de Guadalupe del Colegio Apostólico de Propaganda Fide el 12 enero de 1707, fray Antonio Margil de Jesús proclama como “Prelada” de la comunidad religiosa a Nuestra Señora de Guadalupe, acto, que de acuerdo con el investigador, devino en celebraciones suntuosas, según dan constancia los cronistas del monasterio con oficios eclesiásticos, procesiones, maitines y romerías en las que los peregrinos ofrendaban flores silvestres y sahumerio.

De igual forma, da a conocer el promotor cultural, para finales del siglo XVIII (18), a la solemnidad religiosa se le añadió la celebración profana, con elevaciones de globos aerostáticos, fuegos artificiales, juegos de sortija, danzas, volantines y vendimias de fuereños.

No obstante, de 1859 a 1863, con motivo de la exclaustración del Colegio de Propaganda Fide por las Leyes de Reforma, por primera ocasión, se vieron interrumpidas las celebraciones y en 1892, una epidemia de tifo asechó a Zacatecas, por lo que se suspendieron también todos los actos de las festividades decembrinas de la otrora Villa de Guadalupe.

En 1941 a las
actividades se les dio
la denominación de
“Fiestas Guadalupanas”

1926 es también, según Ramos Collière, otra fecha importante, pues entre la supresión de cultos y el movimiento cristero, fue un año peculiar, debido a que se llevaron a cabo fiestas guadalupanas sin virgen de Guadalupe, y para evitar interrumpir las celebraciones, el vecindario solicitó al gobernador Fernando Rodarte poder realizar juegos permitidos por la ley, como volantines, peleas de gallos, carreras de caballos y funciones teatrales.

Fue en 1941 cuando a las actividades se les dio la denominación de “Fiestas Guadalupanas”, y en 1953 cuando se instauró la coronación anual de reina y princesas de las festividades, para luego, hasta 1980, el ayuntamiento acordó nombrar en lo sucesivo a las fiestas anuales, como “Feria Regional de Guadalupe”, estatus con el que permaneció hasta 2012, año en el que se les dio el rango de “Feria estatal de Guadalupe”.

Desde la década de 1960, según informa el investigador, en el domingo previo al primer día de diciembre se realiza el Pregón Guadalupano, que consiste en un desfile por las principales calles con carros alegóricos y las bandas de guerra de la Corporación de San Juan Bautista. Y desde 1985, por iniciativa de un grupo de músicos guadalupenses, cada año a la medianoche del día 11 de diciembre se realizan las “Mañanitas” a la Virgen, en las que participan exponentes vernáculos acompañados por un ensamble de mariachis.

La feria tiende a variar la fecha de inicio y su duración: hasta hace una veintena de años se acostumbraba que comenzara el 30 de noviembre, a la par del novenario a la Inmaculada Concepción y concluyera el 13 de diciembre. En años recientes, regularmente inicia el primer viernes de diciembre para concluir el domingo siguiente al día 12; no obstante, 2020 y 2021, ésta ha sido nuevamente interrumpida ahora por la pandemia de Covid-19, sin embargo, reconoce el investigador, no fue una supresión absoluta, pues las actividades religiosas pudieron realizarse.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias