15.8 C
Zacatecas
domingo, 3 julio, 2022
spot_img

Arte y educación

Arte y Educación, en-causar

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Humberto Mayorga •

La Gualdra 530 / Arte y Educación / Aniversario 11

- Publicidad -

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende. 

Todo artista o adulto creativo desearía tener la imaginación de un niño. En su mirada encontramos el origen del mundo, la creación y la verdad, su verdad. En la infancia reconocemos una cosmogonía propia de alguien que descubre ese mundo. Como cuando cae la hoja de un árbol, la mirada silenciosa al contemplar el viaje de una hormiga hasta su hogar, el movimiento de las ramas al encontrarse con el aire o el contacto que hacen, curiosos, colocando la mano derecha sobre su corazón. Decía Pitágoras, Educa a los niños y no será necesario castigar a los hombres, cuánta razón. La educación es el fin, el medio, la herramienta y la solución. Los adultos cometemos muchos errores en nombre de otros, de la democracia, de la justicia, de un Dios; todo para ejercer el poder. En definitiva, la educación nos concede distintas herramientas para trabajar sobre uno mismo. Los niños son un punto de partida hacia dónde dirigir los proyectos de una nación, sin adoctrinamientos. La tarea de la educación es y será forjar libres pensadores, encausados a la construcción de mejores caminos. La educación es una constante lucha contra el fanatismo, que mucho daña a la humanidad. 

Los espacios educativos otorgan posibilidades de crecimiento, mejora y puesta en práctica de la libertad. Con educación hay conciencia. La educación es un soporte en la búsqueda constante de la felicidad, el amor: pilares fundamentales para vivir y convivir en sociedad, además de pensar en comunidad. Necesitamos enfocarnos en los niños y las niñas, porque luego serán quienes ejerzan los mandos, el poder, las decisiones más importantes para las generaciones en formación. Claro está que nosotros, los adultos, no lo hemos hecho del todo bien. Educar es también formar para la paz, esa que mucho se ha alejado de todos; forjar para la vida en lo intelectual, lo moral y lo afectivo. Cuando un ser humano ha pasado por la educación y sigue educándose será un ser humano integral e íntegro. 

Educar permite inducir a distintas disciplinas como el arte. En el arte, no solo vemos admiración sino libre pensamiento, ejercemos la libertad de crítica y la necesidad de expresarse, de plantearnos la existencia, de sanar, de traducir el mundo. ¿Qué sería de una sociedad sin arte y educación? Los espacios educativos demandan formadores, proyectos y prácticas artísticas continuas como una forma de vida, de comunicación, expresión y manifestación de las ideas. Históricamente hemos representado, con símbolos, nuestra realidad a través de los sonidos, de las palabras, las imágenes, los objetos y otros elementos que son parte de la vida cotidiana. Es así como un artista comienza el viaje de su creación, pues, naturalmente es creador sin que la escolarización lo limite. 

El arte es la salida de la violencia, la puerta a proyectos genuinos de distintas disciplinas, el eslabón hacia la trayectoria para un proyecto de nación que no limite en ningún sentido la actividad artística como espacio recreativo. El arte no es tan solo una actividad recreativa sino de pensamiento. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_530_

- Publicidad -
Artículo anterior¡Música!
Artículo siguienteRafael Tiburcio
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias