23.1 C
Zacatecas
martes, 6 diciembre, 2022
spot_img

Libertad y Responsabilidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RENÉ LARA RAMOS •

Las fechas llegan y se van. Su huella queda en la naturaleza y en la sociedad. A cada uno modifican, aunque en la cotidianidad, no lo parezca, sobre todo, si se cumplen años. Si se trata de personas, habrá modificaciones evidentes y otras no tanto, pues el ser humano porta junto a su ser biológico, su operar abstracto, cuya infinitud muestra en la cultura y la sociedad como un continuo movimiento, condensable y de variada consistencia como lo muestran sus huellas, desde las casi indiscernibles de la naturaleza, hasta las impresas al ingente desarrollo de hoy, cuya cultura promete generar lo mejor y lo peor. Eso facilita ordenar acontecimientos considerados relevantes, por ejemplo, de sus instituciones: fecha su “nacimiento” y celebra (o deplorar) su vigencia (o falta de ella) cada período: semestre, año, cuatrienio. Límites marcados por insurgencias o irrupciones, deseadas o no, con las que manipula su operar, hasta contar con instrumentos como las constituciones, leyes o estatutos, de donde derivan reglamentos específicos, en el caso de la UAZ, para las unidades académicas que con base en ellos organizan su actuar y operan la cotidianidad de su universalidad y particularidad, institucional y social.

- Publicidad -

En septiembre, varias fechas “memorables” alborotan Zacatecas. Unas hacen acudir al gobernador a los festejos de la feria llamada, nacional, para estar o intervenir en ellos, cuando lo considere, sin rubor, ni restricción legal: Da lo mismo, si corona a la Reina,  si asiste a una corrida de toros o a todas. Igual, si se presenta en el domo o el estadio. Los medios hacen su agosto en septiembre y todos los días. El “gober” y su gobierno son fuente permanente de recursos, quiera o no, para promoverse él y un estado del que día a día se habla tanto y tanta cosa, como si fuera del ruido ocasionado, Zacatecas caminara en la vía del desarrollo y de ese modo se cree hacer un bien a los zacatecanos, quienes el año entrante elegirán con su voto a su sucesor. Puesto y período, marcan de distinta forma a algunos de sus beneficiarios, empeñados en ser o imponer al sucesor de gobernador y con él, a sus familiares en alguna posición de poder: diputados estatales o presidentes municipales, etc. Desde hace más de un año se hace “política” para sucederlo o proyectar candidatos a gobernador, diputado o presidente municipal, etc. Los momentos para reclutar simpatías son los mismos para todos y las vías: reparto de dinero o cosas, delimitación de áreas de influencia o riesgo, conformación de alianzas, provocación de fragmentaciones, agitación de emblemas, presencia en cafés y planas de periódicos, contratación “a título gratuito” de tiempo y exposición en medios, difusión en papeles, mantitas o mantotas King Size, ensayo de sonrisas y “logos” dictos: palabras en busca de difundir o crear sentido, etc. Como sea, Zacatecas, inicia temprano la sucesión de Miguel Alonso, ¿quién será su tapado a apoyar, cuál su  destapado a quemar? ¿Cuáles de los que hoy se mueven, quedarán en situación y posición de gobernar o legislar? ¿Cómo afectaría su derrota a los derrotados? Sin mención, ¿habrá olvido y resta, o suma y prospectiva, compromisos a futuro?

Barullo y agitación también hay en la UAZ, la coincidencia política electoral el año entrante sumará complejidad académica y política, sin restar por ello ni calidad, ni cantidad a candidatos y debates, al fin de esclarecer y definir opciones viables para otro trayecto institucional a transitar por la UAZ. En el preámbulo, aún no se muestran los elementos constitutivos de una comunicación política y académica compleja, necesaria y capaz de dilucidar, sin incurrir en excesos, los cuestionamientos hechos a la UAPUAZ, a la que se debe involucrar con pertinencia y objetividad en el debate académico y político, por su tremendo potencial para impulsar su propio desarrollo y el del Estado de Zacatecas, requeridos ambos de embarcarse en él para obtener incrementos crecientes en complejidad, sin esgrimir ni caer en simplificaciones sin sentido, como tratar de excluirla o quererle “enmendar la plana” de su ser y desarrollo, arrojando prescripciones desde su entorno; discutibles, pero no acatables, sin primero debatir sus problemas ni ensayar interactuar con éxito, sus propuestas de soluciones.

*La semana anterior, el SNTE celebró en Monterrey el Congreso internacional de educación que puso en el centro, reflexionar y debatir sobre algo tan inasible y necesario para los maestros como lo es, conocer y dominar el Curriculum, una excelente forma de prepararse para generar y desplegar la complejidad educativa, sin perder de vista la centralidad del estudiante en su desarrollo y la necesidad de impulsarlo a ello, si se quiere transitar hacia la investigación como forma de consolidar e instalar la cada vez menos eventual innovación curricular como práctica ante grupo. Felicidades, Maestros por dar, con trabajo y reflexión académica, la bienvenida al nuevo secretario de Educación Pública de México. Buen augurio. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img