13.8 C
Zacatecas
lunes, 15 agosto, 2022
spot_img

12 de julio, Día del Abogado

■ Comentarios Libres

■ Para los abogados Aquiles González Navarro, y Jorge Luis, Chavira Sánchez.

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

El martes próximo 12 de julio, se celebrará en México el Día del Abogado. Esta fecha se decretó hace 62 años:
Un Comité dirigido por Federico Bracamontes Gálvez, quien fue licenciado en Derecho por la UNAM; catedrático universitario; colaborador de la revista Siempre! y del diario Excélsior; fundador y presidente de Diario de México, Diario de Morelos, Diario de México USA, y las estaciones radiofónicas 99 1 FM hoy La 99, autorizó a su dirigente, para acudir a Palacio Nacional, y se entrevistó en 1959 con el entonces Presidente Adolfo López Mateos, solicitándole que se declarara el 12 de julio como el Día del Abogado en México. Propuesta que fue aceptada y puesta en vigor.
Por consecuencia en el año de 1960, en el Auditorio de Ciencias de la UNAM, el mandatario declaró el 12 de julio como el Día del Abogado. En ese primer evento, estuvo presente quien fuera procurador General de Justicia del Distrito Federal y Territorios Federales, Fernando Román Lugo. Al año siguiente, en el festejo de 1961, el Presidente López Mateos recibió de manos del licenciado Bracamontes, “La Cruz de Honor a la Dignidad Profesional”, otorgada por el Comité Fundador del Día del Abogado, en reconocimiento a su carrera en las leyes y la instauración de este festejo. La celebración de este evento se dio en varias ocasiones en el Palacio de Bellas Artes, con la presencia regular de Presidentes de la República como Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, y José López Portillo. También acudieron como invitados de honor durante su gestión, los mandatarios Miguel de La Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.
La fecha elegida para la conmemoración del Día del Abogado tiene como referencia, que el 12 de julio de 1553, Bartolomé de Frías y Albornoz leyó La Prima de Leyes, que se considera la primera cátedra de Derecho del país. Esta impartición tuvo lugar en la Real y Pontificia Universidad de México (Nueva España), lo que constituyó una de las “columnas”, como se les decía a las materias que deberían impartirse, siendo ésta la primera cátedra que se impartió en lo que ahora es la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Actualmente, los egresados de Escuelas, Facultades y Unidades Académicas de Derecho, tanto de universidades públicas como privadas, son licenciados en Derecho, que después de realizar sus estudios por cinco años, han terminado una licenciatura, y se les presenta un abanico de variadas actividades en las que pueden ejercer su profesión: carrera judicial, administración pública, política, la docencia, entre otras.
Los abogados tienen una función más específica.
Primero diremos que la palabra abogado se originó del latín “advocatus”, que a su vez derivó de la expresión latina, “ad auxilium vocatus”, que significa, “el llamado para auxiliar”, lo que hace referencia a los profesionistas que se dedican a defender en juicio –en favor de la justicia-, los intereses de terceras personas que recurren a solicitar su asesoría y/o representación.
¿Por qué son importantes los abogados?
Tres aspectos explican la interrogante: 1.- Hacen justicia. Gracias a los abogados, diferentes crímenes y hechos delictivos no quedan impunes. Estos profesionales se desempeñan en tribunales, juzgados y otras instancias orientadas a hacer que la justicia prevalezca. Además, pueden representar a víctimas de delitos y acusar con argumentación jurídica y pruebas, a los presuntos culpables. 2.- Permiten la defensa ante la ley. Así como acusan a presuntos culpables de delitos, también representan a éstos para que se cumpla el principio del derecho a la defensa. Y es que toda persona tiene derecho a defenderse de acusaciones, para que al final un juzgado imparcial, sea el que determine la realidad de los acontecimientos y tome decisiones con base a esto. 3.- Promueven los derechos humanos. Los profesionales de las leyes juegan un papel clave en la promoción de los derechos humanos a nivel mundial. De hecho, gracias a esto es posible que tales derechos tengan sustentos jurídicos al ser incluidos en las constituciones y cuerpos legales. También los abogados pueden asumir la representación de personas o grupos que hayan experimentado vulneración de derechos humanos por parte de cuerpos policiales, Estados y otros actores.
Con base en estos argumentos, la celebración del Día del Abogado en México se inspira fundamentalmente en el propósito de enaltecer la dignidad de la justicia, y de quienes le sirven con lealtad y aptitud. El contenido, el alma del derecho, es, debe ser, la necesidad imperativa de justicia. En la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde grandes juristas la han presidido, se celebra año con año esta trascendente fecha.
La función del abogado dentro de la estructura social es dedicarse al estudio de las leyes y de todo ordenamiento jurídico con el fin de que, en el momento requerido, utilice sus conocimientos, sea para la defensa ante los tribunales, de los derechos de las personas que recurren a él, o bien, para anticiparse al debido cumplimiento de las diversas normas. El martes próximo 12 de julio, se celebrará en México el Día del Abogado. Esta fecha se decretó hace 62 años:
Un Comité dirigido por Federico Bracamontes Gálvez, quien fue licenciado en Derecho por la UNAM; catedrático universitario; colaborador de la revista Siempre! y del diario Excélsior; fundador y presidente de Diario de México, Diario de Morelos, Diario de México USA, y las estaciones radiofónicas 99 1 FM hoy La 99, autorizó a su dirigente, para acudir a Palacio Nacional, y se entrevistó en 1959 con el entonces Presidente Adolfo López Mateos, solicitándole que se declarara el 12 de julio como el Día del Abogado en México. Propuesta que fue aceptada y puesta en vigor.
Por consecuencia en el año de 1960, en el Auditorio de Ciencias de la UNAM, el mandatario declaró el 12 de julio como el Día del Abogado. En ese primer evento, estuvo presente quien fuera procurador General de Justicia del Distrito Federal y Territorios Federales, Fernando Román Lugo. Al año siguiente, en el festejo de 1961, el Presidente López Mateos recibió de manos del licenciado Bracamontes, “La Cruz de Honor a la Dignidad Profesional”, otorgada por el Comité Fundador del Día del Abogado, en reconocimiento a su carrera en las leyes y la instauración de este festejo. La celebración de este evento se dio en varias ocasiones en el Palacio de Bellas Artes, con la presencia regular de Presidentes de la República como Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, y José López Portillo. También acudieron como invitados de honor durante su gestión, los mandatarios Miguel de La Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.
La fecha elegida para la conmemoración del Día del Abogado tiene como referencia, que el 12 de julio de 1553, Bartolomé de Frías y Albornoz leyó La Prima de Leyes, que se considera la primera cátedra de Derecho del país. Esta impartición tuvo lugar en la Real y Pontificia Universidad de México (Nueva España), lo que constituyó una de las “columnas”, como se les decía a las materias que deberían impartirse, siendo ésta la primera cátedra que se impartió en lo que ahora es la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Actualmente, los egresados de Escuelas, Facultades y Unidades Académicas de Derecho, tanto de universidades públicas como privadas, son licenciados en Derecho, que después de realizar sus estudios por cinco años, han terminado una licenciatura, y se les presenta un abanico de variadas actividades en las que pueden ejercer su profesión: carrera judicial, administración pública, política, la docencia, entre otras.
Los abogados tienen una función más específica.
Primero diremos que la palabra abogado se originó del latín “advocatus”, que a su vez derivó de la expresión latina, “ad auxilium vocatus”, que significa, “el llamado para auxiliar”, lo que hace referencia a los profesionistas que se dedican a defender en juicio –en favor de la justicia-, los intereses de terceras personas que recurren a solicitar su asesoría y/o representación.
¿Por qué son importantes los abogados?
Tres aspectos explican la interrogante: 1.- Hacen justicia. Gracias a los abogados, diferentes crímenes y hechos delictivos no quedan impunes. Estos profesionales se desempeñan en tribunales, juzgados y otras instancias orientadas a hacer que la justicia prevalezca. Además, pueden representar a víctimas de delitos y acusar con argumentación jurídica y pruebas, a los presuntos culpables. 2.- Permiten la defensa ante la ley. Así como acusan a presuntos culpables de delitos, también representan a éstos para que se cumpla el principio del derecho a la defensa. Y es que toda persona tiene derecho a defenderse de acusaciones, para que al final un juzgado imparcial, sea el que determine la realidad de los acontecimientos y tome decisiones con base a esto. 3.- Promueven los derechos humanos. Los profesionales de las leyes juegan un papel clave en la promoción de los derechos humanos a nivel mundial. De hecho, gracias a esto es posible que tales derechos tengan sustentos jurídicos al ser incluidos en las constituciones y cuerpos legales. También los abogados pueden asumir la representación de personas o grupos que hayan experimentado vulneración de derechos humanos por parte de cuerpos policiales, Estados y otros actores.
Con base en estos argumentos, la celebración del Día del Abogado en México se inspira fundamentalmente en el propósito de enaltecer la dignidad de la justicia, y de quienes le sirven con lealtad y aptitud. El contenido, el alma del derecho, es, debe ser, la necesidad imperativa de justicia. En la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde grandes juristas la han presidido, se celebra año con año esta trascendente fecha.
La función del abogado dentro de la estructura social es dedicarse al estudio de las leyes y de todo ordenamiento jurídico con el fin de que, en el momento requerido, utilice sus conocimientos, sea para la defensa ante los tribunales, de los derechos de las personas que recurren a él, o bien, para anticiparse al debido cumplimiento de las diversas normas.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias