17 C
Zacatecas
viernes, 20 mayo, 2022
spot_img

Al garete

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LEONEL CONTRERAS BETANCOURT •

Kafkiana, no encuentro otra palabra para definir la situación por la que estamos atravesando en nuestro territorio. Si antes no había garantía de que nos cuidaran, ahora menos. La corporación que debería de velar por nuestra seguridad esta en paro laboral quejándose de prepotencia y maltratos de sus jefes superiores, comenzando por el Secretario de Seguridad Pública. A los que denuncian protestando y plantándose lo mismo frente al Palacio de gobierno que a las puertas del Congreso local.

- Publicidad -

Podría sonar amarillista y si me apuran catastrofista, pero la seguridad pública en Zacatecas pasa por uno de los peores, sino es que el peor momento de su historia.

Datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ubican a Zacatecas en el nada honroso primer lugar con el mayor índice de homicidios por cada 100 mil habitantes al acumular 3 mil 968 homicidios dolosos. (véase, El financiero, 4 de abril de 2022).

Dentro de esta horrenda lista están los 6 cuerpos dejados en frente a las puertas del Palacio de gobierno como regalo de reyes de parte de uno de los grupos delincuenciales que disputan la plaza. Luego siguió la media docena de cadáveres arrojados en las calles de Fresnillo; hechos a los que se suma la muerte del periodista Juan Carlos Muñiz de ese mismo mineral. A lo anterior habría que agregar las balaceras por enfrentamientos y muertes que se suscitan casi a diario.

Además de los muertos esta el caso de los vecinos desplazados de sus comunidades sobre todo de Jerez y Valparaíso que han tenido que abandonar sus casas y tierras y emigrar con sus familias amenazados por los sicarios a riesgo de ser victima del fuego cruzado entre los grupos de la delincuencia organizada que buscan apoderarse de esa región. Una situación muy triste a la vez que dolorosa, más para los desplazados que debe movernos a ser sensibles y concientizarnos del problema que viven. Dejar casa, animales y el principal medio de trabajo como es la tierra y huertas de frutales es una situación difícil para quien la vive. Mas doloroso y difícil es ver que el gobierno que debería auxiliarlos eta totalmente rebasado y es impotente e incapaz de meter orden y reestablecer la paz. Tristemente, Zacatecas es también el estado con el mayor número de desterrados. Se habla ya de 10 mil desplazados por la potencial y real inseguridad de sus lugares de residencia.

Al momento de comenzar escribir esta nota, se han cumplido ya seis días desde que elementos de la policía estatal han dejado de hacer su trabajo en espera de que el gobernador los escuche y atienda sus demandas. Los 800 policías movilizados y en protesta demandan la reinstalación de siete compañeros despedidos por exigir mejores condiciones laborales, la destitución del Secretario de Seguridad, Adolfo Marín Marín y las bajas de los mandos superiores que los hostigan. Esas son las causales por las que iniciaron el paro indefinido.

La situación de inseguridad que vive el estado no evidencia otra cosa que la falta de una estrategia de seguridad. Eso de dejar a la voluntad divina para que el creador nos cuide con su manto protector, culpar a la prensa (sin dar nombres ni hacer cargos), de estimular la inseguridad y esperar que la federación se encargue de la seguridad confirma el extravío de nuestro gobernador.

David Monreal no cobra como gobernador por su capacidad y sabiduría.  Lo puso en el cargo de jefe del ejecutivo, por intermedio del voto de la mayoría de quienes votaron en la elección última, su hermano que pensó en tener en Zacatecas un bastión seguro pensando en su proyecto de ser candidato presidencial en el 24. Habiendo navegado siempre a su sombra, a quien busca imitar en sus discursos y hasta en los ademanes cuando mueve brazos y manos, como una mala replica, el también ex alcade de Fresnillo cumplió con su anhelado sueño de ser gobernador después de tres intentos, por obra y gracia del espíritu santo de Andrés Manuel López Obrador.

Señor gobernador, por el bien de esta matria de “cielo cruel y tierra colorada”, acérquese y pague asesores capaces, contrate sujetos preparados que sepan del problema y haga algo más que lamentarse para superar este enorme déficit de inseguridad por el que atravesamos. Para revertir el problema, comience por tener policías bien pagados y mejor entrenados y capacitados. El crecimiento de la inseguridad tiene como una de sus causas la falta de policías en muchos municipios.  Los que cuentan con algunos son insuficientes y sin la preparación requerida.

A este paso el gobierno de David Monreal, si no rectifica el camino y si no es capaz de diseñar e instrumentar una estrategia de seguridad, seguiremos como estamos o peor. Esperar a que la voluntad divina o el Presidente venga a solucionar nuestros problemas más graves como es el de la inseguridad, estamos fritos. Seguiremos al garete en materia de seguridad pública.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias