14.8 C
Zacatecas
martes, 29 noviembre, 2022
spot_img

■ Libreta de Reportero

Entre el Plan Zacatecas II y el Marco Bicentenario: I Love ZAC

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Antonio Salas •

El performance fúnebre montado en el Congreso de Zacatecas durante la comparecencia del secretario de Seguridad Pública diluyó quizá una de las frases más crudas dichas en la Máxima tribuna del estado: “En las comunidades los perros están gordos porque se comen la carne de los cuerpos que nadie recoge”.

- Publicidad -

Esto fue dicho por el diputado, de perfil migrante, José Juan Estrada al referir que aparentemente la atención a los desplazados por la inseguridad en Valparaíso no había sido la misma que con los de Jerez. Su cuestionamiento fue aclarado. Sin embargo, desahogo el sentir de los de la sierra.

Para nadie es desconocido, con mucha pena y dolor, que efectivamente cuando un cuerpo es abandonado, es la fauna carroñera la que hace de las suyas. De allí lo crudo de la escena.

No era necesario simular cuerpos colgados, ni mucho menos un funeral falso, aunque quizá sólo así los veamos acudir a uno: simulando. Lo mismo el pésimo gusto, bien sabían el mensaje que mandarían, de utilizar un ataúd en color blanco en medida como los que se utilizan para menores.

En fin, como dice un amigo: Hay situaciones y personas que no merecen ni 5 segundos de nuestra atención. 

Hablar de la inseguridad en Zacatecas tiene muchos ángulos desde donde abordar el tema, pero hay una vertiente en común: las nulas acciones de prevención del delito, desde todos los frentes.

Y cuando hablo de todos los frentes, aunque duela, hay que reconocer que quizá el primer lugar donde no hay una “estrategia” clara de prevención del delito es en el seno de los hogares.

En más de una vez he platicado, en esta misma columna sobre la complicidad que el amor filial provoca, llegando en muchas de las ocasiones a situaciones por demás lamentables. Las peores, cuando al perder el control, los delitos ocurren entre miembros de una familia.

Y si agarramos orilla, obviando que el Estado, sin importar que color sea el que gobierne, la gran mayoría de las ocasiones no logra satisfacer las necesidades de la población en materia de seguridad, ya se por cuestiones económicas, materiales o legales. Podríamos mencionar también a las escuelas, las iglesias y una lista sin fin.

La pandemia del Covid-19 dejo ver no sólo el lado humano y solidario del grueso de la población, también el más peligroso, causado según los especialistas, por las condiciones de inmovilidad que se registraron por largos meses.

Esa paralización de las actividades, también pegó fuerte en la parte preventiva, en la de cultivar los valores en el ser humano. Ya con no contagiarse y estar vivo, era ganancia. Lo demás era lo de menos. 

Pero, no en todos lados fue así, incluso de una región a otra, el aislamiento que había entre comunidades motivó desfaces en los tiempos, tanto de la enfermedad, como de sus secuelas, en las personas, y el impacto social y económico en la población en general. 

Sume una cosa con la otra y entenderá que la aparente calma, en materia de inseguridad, que se vivió al inicio de la pandemia, sólo fue circunstancial y momentánea, porque las cifras, los datos y lo que vive la ciudadanía a diario, confirma que el poco interés de los anteriores sexenios (en lo estatal) y trienios (en lo local) para prevenir, ahora tiene sus consecuencias.

Cambiemos de ángulo, ahora veamos desde el punto institucional, y nos daremos cuenta que las Corporaciones policiacas y las Mesas de Trabajo entraron en acción, ya en la contención, la disuasión y la detención de objetivos de seguridad.

A lo complicado del panorama causado por una situación de salud pública, le añadimos lo tentador que resulta para los jóvenes participar de acciones delictivas, entendemos que de pronto el caldo de cultivo fue cada vez más y más fértil.

De la comparecencia del secretario de Seguridad, al margen de lo pésimo de la escena ya antes descrita y que faltó aprovechar más su presencia en el Pleno, quedan sólo las cifras.

Esa Numeralia que para la ciudadanía que quiere paz, poco le interesan. Pero que para el estudio y las políticas públicas son útiles. Dijo que recibió el 63 por ciento del parque vehicular descompuesto o en mal estado, así como el 95 por ciento del equipamiento táctico obsoleto.

Pese a eso, en el primer año organizó 9 mil 636 operativos desarticulando 36 bandas delincuenciales y deteniendo a mil 167 personas por la probable comisión de un delito, de esos 11 son considerados objetivos prioritarios y 143 generadores de violencia

También hubo capacitaciones y exámenes de confianza, y según Adolfo Marín Marín, en lo que va del año se registró una disminución de 28.5 por ciento en homicidios, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

Todo ello, parte del Programa Zacatecas II impulsado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. 

Este jueves, llegó a Zacatecas el Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar. Su regreso a la tierra zacatecana forma parte del Marco Bicentenario EE. UU.- México para la Seguridad, la Salud Pública y Comunidades Seguras que establece un enfoque integral y de largo plazo para acciones binacionales para alcanzar la seguridad.

A través de las Redes Sociales, el embajador de origen latino, que en su visita anterior hizo oración ante el Niño de Atocha, en la tierra del Gobernador David Monreal Ávila, acompañado de él y de sus hermanos, ha celebrado la disposición de éste para pedir el trabajo en conjunto.

“El gobernador David Monreal abrió la puerta, como ningún otro en México, para la colaboración con EU”, festejó Salazar

Para Zacatecas, este trabajo en conjunto permitirá el fortalecimiento de instituciones de seguridad mediante la acreditación internacional de 3 prisiones, 6 laboratorios forenses y una Academia de Policía.

Además, en cuestión de justicia se tendrá la colaboración para mejorar los procedimientos en la persecución de delitos e instalación de una política de perspectiva de género.

Con el apoyo que han otorgado a la Fiscalía General de Justicia del Estado para mejorar su capacidad investigativa contra delitos como el secuestro, que tanto afecta a las familias, y el lavado de dinero, el trabajo está en marcha.

Quizá valdría la pena que los diputados no esperen a la siguiente Glosa del Informe, en un año, mientras el Plan Zacatecas II y el Marco Bicentenario con EU estén vigentes.

Es importante que también se mantenga informada a la sociedad de los resultados y que estos puedan ser tamizados en el Congreso, a fin de que sean un precedente en la construcción de un Marco Legal que garantice el Estado de Derecho. ¡Ese con el que los zacatecanos soñamos diario!

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img