10.5 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Cartas a una joven feminista, la verdad sobre aquello que vivimos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: FANNY GAONA •

La Gualdra 517 / Libros /  #8M

- Publicidad -

Son dieciséis las misivas que escribe la multipremiada poeta Alma Karla Sandoval. En esas páginas va registrando la correspondencia entre dos mujeres que tiene lugar en Cuernavaca durante nueve días de diciembre de 2017 y tres días de enero del 2018. La segunda parte en Jojutla, Morelos, durante tres días de febrero de 2019 y en Barcelona un día de abril del mismo año. Las cartas están escritas en primera persona del singular, una escritora (la remitente), a una joven estudiante (la destinataria). De esa forma se cumple con el modelo de la teoría de la comunicación de Roman Jakobson.

Loable es la técnica de este libro, verosímil desde el comienzo, pues acierta en cuanto al género que apuntala el discurso en cada uno de los temas abordados como el acoso sexual, el cuerpo, la autodefensa, la sororidad, la violencia simbólica. No en balde escribe: “Tienes razón, no se escriben buenas cartas sin un tono intimista”. Recordemos el concepto de carta de Cicerón: conloquia amicorum absentium, es decir, conversación entre ausentes.

Desde la primera hasta la última línea, la representación de la mujer es encomiable porque quien escribe se asume feminista, alguien que no se calla confrontando la opresión del patriarcado y así lo evidencia, lo cuestiona. Se trata de una voz intensa, inteligente, valiente, con una lectura muy original sobre su entorno. Respecto al feminismo, asume: “No se trata de un gran poder, de una magia sobrenatural. Pero sí de una actitud, de una postura más sensible ante la vida, que nos permite leer el mundo con mayor profundidad”.

Otra definición la encontramos en la segunda carta: “Persiste porque se trata de un sistema de pensamiento incluyente y quehacer denunciatorio”. No conforme, enfatiza: “El feminismo es cualquier basta a una sola pluma que quieren arrancarte, a cualquier sueño que insisten en truncar, a cualquier maltrato, por diminuto que sea. Es una aventura colectiva para las mujeres, pero también para los hombres y todos los demás. Es revolución, cambio impostergable”. Asimismo, la poeta nos invita a nuestra deconstrucción sin excluir porque la otredad no le es indiferente. 

Otro rasgo de Cartas a una joven feminista es la forma en cómo se presentan referentes literarios, psicológicos, antropológicos, históricos explícitos e implícitos, lo cual evidencia la calidad artística del marco epistolar: “También adoro las preguntas, porque son grandes instrumentos para la reflexión, pueden ser las llaves ensangrentadas del cuento de Barba Azul”. ¿Cuánta verdad encontramos en estas palabras?

Vale la pena leer detenidamente esta obra cuyas páginas van trazando la cartografía existencial de la escritora y, por lo tanto, resulta un reflejo de lo que revela Virginia Woolf: “Feminista es cualquier mujer que cuenta la verdad sobre su vida”. Una autora como Alma Karla Sandoval teje un hechizo invencible con su correspondencia y también empodera, renueva, salva. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-517

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias