13.8 C
Zacatecas
lunes, 26 septiembre, 2022
spot_img

Estados Unidos negocia vender crudo ligero a México

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

México, DF. La aprobación por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos para que México importe 100 mil barriles de petróleo ligero por día, “va por buen camino”, confirmó el embajador mexicano Eduardo Medina Mora, tras destacar que los trámites para esta operación se iniciaron desde el 2014.

- Publicidad -

“La solicitud de este acuerdo obedece a que las refinerías en México trabajan mejor con petróleo ligero”, dijo el embajador en conferencia de prensa, luego de subrayar que “esto beneficia nuestra producción pues optimiza la operación de nuestras refinerías”.  “Canadá, que es un importante productor de petróleo, también importa petróleo ligero de Estados Unidos”, dijo.

Acompañado por el subsecretario para América del Norte, Sergio Alcocer, el embajador de México en Washington refirió que esta importación de crudo estadunidense hará “más competitivas” a las refinerías mexicanas.

Este martes, la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, informó de negociaciones entre funcionarios de ambos países para la exportación de crudo ligero estadunidense a México, reportó la agencia Reuters.

La potencial exportación de crudo ligero de Estados Unidos a México “representaría un cambio dramático en el comercio petrolero entre ambos países”, comentó Reuters. Las conversaciones concluirían “en el corto plazo”, según la funcionaria, citada por la agencia.

Actualmente, México exporta 859 mil 166 barriles diarios de crudo, en promedio. Esta cantidad es 44 por ciento de la registrada en 2005, cuando las ventas a aquel país de crudo mexicano fueron de un millón 920 mil 366 barriles diarios, en promedio, según datos de la Administración de Información de Energía de Estado Unidos.

El interés del gobierno de México a través de Petróleos Mexicanos (Pemex) por el petróleo ligero estadunidense se planteó formalmente a mediados del año pasado, tras el debate para reformar el sector energético nacional. Una de las propuestas es intercambiarlo por petróleo pesado, que las refinerías estadunidenses pueden procesar.

La decisión aún no se concreta, pero en caso de darse, Pemex lo informaría entre hoy y mañana, de acuerdo con funcionarios de la ahora empresa productiva del Estado.

El tema no es nuevo porque Pemex comenzó a considerarlo desde el sexenio pasado y las últimas declaraciones al respecto fueron hechas por el mismo director de la empresa, Emilio Lozoya, el pasado 19 de diciembre de 2014, a la agencia de noticias Reuters.

«Pemex busca importar hasta cien mil barriles por día (bpd) de crudo ligero de Estados Unidos para elevar su producción de gasolina y diesel. La petrolera estatal ha manejado la idea de importar crudo de su vecino del norte desde hace tiempo, pero está a la espera de la autorización de permisos de exportación por parte del gobierno estadunidense», según informó Reuters el mes pasado.

Las potenciales exportaciones del hidrocarburo desde Estados Unidos, donde la producción está aumentando gracias a los yacimientos de esquisto, representarían un cambio dramático en el comercio petrolero entre ambos países.

México es el tercer proveedor de petróleo a Estados Unidos, sólo detrás de Canadá y Arabia Saudita, pero durante décadas ha mantenido una política de autosuficiencia petrolera.

Estados Unidos prohibió las exportaciones de crudo como respuesta al embargo de la organización de países árabes en 1973, con algunas excepciones, como la que favorece a Canadá. Medida que se ha visto presionada por los productores estadunidenses ante la posibilidad de que la producción interna supere su capacidad de refinación.

La aprobación del Departamento de Comercio de Estados Unidos, que sería una nueva exención a las medidas implementadas en 1973, no requiere la intervención del Congreso estadunidense, por lo que las autoridades mexicanas esperan una respuesta favorable del Departamento de Comercio de aquel país en los próximos meses.

De otra parte, el embajador de México en Estados Unidos y el subsecretario para América del Norte, convinieron en que la integración comercial entre ambas naciones se ha consolidado, como lo muestran las oportunidades de inversión a ambos lados de la frontera. Refirieron que la reforma energética en México genera «un enorme interés» entre los inversionistas de Estados Unidos, «que no se verá afectada por una situación coyuntural, ya que se trata de inversiones de larga maduración».

Con información de Reuters

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias