9.7 C
Zacatecas
lunes, 30 enero, 2023
spot_img

Yasmín

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LEONEL CONTRERAS BETANCOURT •

Detonó como una bomba. Toda una bomba mediática que ganó la atención de las redes sociales y rápido se convirtió en tendencia. Tal es el affaire todavía no resuelto de la aún ministro de la SCJN, Yasmín Esquivel Mosa. Cercana, y que se manejó como la candidata frustrada del presidente López Obrador a presidir el Poder Judicial. No resultó y terminó siendo un plan frustrado. Todo empezó cuando el escritor, investigador de la UNAM y crítico, pero sobre todo, periodista, Guillermo Sheridan, hizo del conocimiento, el 21 de diciembre pasado, que la tesis de la abogada ministro era un plagio del documento escrito con antelación para la obtención del grado de licenciatura del abogado Edgar Báez Gutiérrez. Fue una acusación, más que declaración, la que hizo el tal Sheridan. Una calca fiel en un alto porcentaje de su contenido, según dijo. El argumento de Sheridan parece impecable. Báez Gutiérrez, el supuesto plagiado, se tituló en 1986, y la ministro ventaneada como presunta plagiaria, lo hizo un año después. El asunto, hasta el momento, de teclear estas líneas (martes 3 de enero de 2023) sigue sin aclararse del todo. Aún no se dice la última palabra sobre si la ministra es la plagiaria o la plagiada. Sigue habiendo gato encerrado. Sin embargo, la ministro está perdiendo la batalla.  “Me amargó la navidad”, llegó a declarar Yasmín, una vez que la noticia agarró vuelo. Convirtiéndose en un tema, cuyas repercusiones finales aún se desconocen. De haber cometido plagio, en automático, la todavía ministro, comenzaría por quitarle el grado de abogado, licenciado en Derecho por La Facultad de Estudios Superiores de la UNAM, Campus Aragón. Seguidamente, al no cubrir con ese requisito, sería defenestrada del cargo que ocupa en la SCJN.

- Publicidad -

De momento, la acusada jura y perjura que ella es la autora del trabajo del que dice es “auténtico y original”. Su asesora, quien ha dirigido más de 500 tesis, en un principio apoyó la versión de la ministro. Ésta, a su vez, para mantenerse en la contienda por la presidencia del Poder Judicial, recurrió a la Fiscalía de la Ciudad de México, quien tampoco la encontró culpable.Pero, más que exonerarla buscó blindarla para que se mantuviera en el cargo por lo menos hasta el día de las elecciones, mismas que una vez realizadas, terminó perdiendo, al no pasar de la primera ronda, obteniendo sólo un voto, muy probablemente el de ella, este lunes 2 de enero.

Qué le espera a la buena Yasmín, quien el mismo día de las elecciones pidió la palabra para denunciar que la acusación de plagiaria era un ataque orquestado por los poderes fácticos para desestabilizar a la SCJN. Su destino parecería depender del dictamen que dé a conocer la UNAM, la que por lo pronto, en voz del Rector Enrique Graue, ya adelantó un comunicado de la FES-Aragón en el que se sostiene que, tras analizar la documentación, se encontró con que: “1. … por el alto nivel de coincidencias entre las tesis objeto de revisión [la de Báez y la de Yasmín], superior al 90 por ciento, resulta evidente la existencia de un plagio”.

2. Que …los contenidos…fechas…los archivos físicos y digitales de la Universidad, hacen presumir que la tesis original fue la sustentada en 1986…” (diciembre 31 de 2022).

Extendido el escándalo, y tras el comunicado de la UNAM, Yasmín no dio su brazo a torcer. Jamás desistió y oronda compitió siendo numérica y moralmente derrotada en las votaciones.

Al haber sido la favorita del titular del poder ejecutivo para presidir la SCJN, éste, como los personajes de la novela homónima de Dostoievski, terminó humillado y ofendido. Humillado porque no le quedó más que aceptar la derrota de su favorita. Esposa del contratista favorito de sus tiempos cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México y actual asesor en materia de inversiones públicas, evidencia que en sí mismo ya representaba un conflicto de interés de haber resultado triunfadora. Ofendido, sobre todo en su orgullo, y por la frustración de no haber colocado en el Poder Judicial, olvidándose de la autonomía y separación de los poderes de la Unión, a la que consideraba podía llevar a cabo la reforma judicial empezando por la del régimen carcelario que con urgencia requiere México en estos tiempos.  

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img